Al fin en Kuala Lumpur

img_0766

En mi primer año de la universidad tuve que hacer un trabajo súper largo y detallado sobe Malasia. Fueron meses de investigación con unas queridas amigas y me encantó conocer tantos detalles de este país que quedaba al otro lado de Venezuela y sorprendentemente tenía muchas cosas en común con mi país. Mientras lo hacía, siempre estuve soñando con ir a conocer con mis propios ojos algún día este país y ese día finalmente llegó, más pronto que tarde.

Kuala Lumpur es una de esas megas ciudades asiáticas que impresionan con su tecnología, construcciones y autenticidad. Tiene un estilo parecido a Bangkok y Singapur, pero por supuesto es única. Bangkok es la tierra de los tailandeses y algunos occidentales, Singapur es la tierra de los singapurenses descendientes de chinos, malayos e indios; y Kuala Lumpur (KL) es la tierra de todos ellos y más. Lo que más me sorprendió de la ciudad fue sin duda su diversidad, que nunca había visto antes en Asia. Y en gran parte se debe a la religión del país: el islam. El islam ha atraído a muchos árabes y estos le dan un toque más a la ya diversa población que me pareció como un crisol cultural. A pesar de todo lo que había estudiado sobre el país igual me sorprendió, definitivamente hay cosas que nadie te puede explicar y que no puedes aprender a través de los libros. Lo único malo, es que me pareció que el país no celebra tanto esta diversidad. Las culturas están muy separadas en parte gracias a una ley de 1971 llamada “Política de Cultura Nacional”, donde se establece que la cultura malaya proviene de las costumbres indígenas del país y que el islam es parte importante de esta cultura. Esto deja a un lado al resto de la población malaya de ascendencia  extranjera como los descendientes chinos e indios. Incluso hay dos sistemas educativos, un sistema nacional que enseña en malayo y un sistema paralelo que se enseña en chino y tamil.

La religión forma parte importante del país pero no es tan limitante como pensé, siendo este el primer país musulmán que visito fue una grata sorpresa. Hay muchos bares y  la vida nocturna es vibrante. Hay bares latinos, lugares para fumar narguile, discotecas y demás. A la hora de vestimenta femenina, no me pareció tan conservadora como para ser un país musulmán pero si un poco más que Tailandia o Singapur, claro yo como turista no me vi tan limitada pero por supuesto que ves a las locales vestidas con el hiyab. Los malayos son unos foodies, les encanta comer en la calle hay restaurantes y puesticos de comida callejera en cada esquina. Una vez más, la comida fue gran parte de mi experiencia y es que la comida asiática es deliciosa y en Kuala Lumpur tienen buena comida callejera, sobre todo china.

Artículo relacionado: “Ficha Malasia”

Podría decir que KL es una versión mejorada de Bangkok en algunos aspectos, las calles están más limpias, menos olores a drenaje, menos prostitución visible  y menos trampas para turistas. Y tiene las buenas cosas de Bangkok, buena comida, buen sistema de transporte público y centros comerciales para todos los gustos y todos los bolsillos. Aunque turísticamente para algunos, Bangkok tiene más que ofrecer y la comida tailandesa no tiene igual, me sentí un poco triste de no haber ido a Kuala Lumpur antes y más de una vez, me quedaba más cerca que Bangkok aunque en costos Kuala Lumpur es más cara. Y una comparación un poco más rara, fue que algunas partes KL me recordaron a Caracas, específicamente la zona de oficinas y empresas me recordó a la misma zona en Caracas (Altamira y la Castellana), grandes edificios, abundantes árboles y restaurantes escondidos en lo que eran casas residenciales antiguamente.  En fin, basta de comparaciones: Kuala Lumpur es una ciudad que tienes que conocer y disfrutar, tiene mucho que ofrecer, de verdad la diversidad de culturas que conviven ahí la hace muy especial. Entre los sitios que visité durante mi corta estadía están por supuesto las Torres Petronas, la calle Changkat que es donde hay muchos bares,  el mercado de comida callejera Jalan Alor, las cuevas de Batu y el Museo de arte islámico.

Te puede interesar: “06 cosas sobre Bangkok lo inesperado y lo que no”

Empecemos con las imponentes torres Petronas que fueron las más altas del mundo hasta 2004, pero no te preocupes igual tienes que torcer el cuello para verlas completas y maniobrar con la cámara para que te salgan las dos en una sola foto. Gigantes, brillantes e imponentes, no decepcionan. Se dice que aún tienen oficinas vacías pero desde abajo no lo ves. Me dio la impresión que en cualquier momento los edificios en los alrededores van a sobrepasar las majestuosas Petronas y sacarlas de la bella Skyline o línea del horizonte de la ciudad, porque la zona sigue creciendo. Las puedes ver desde distintos puntos de la ciudad, mi vista preferida fue cuando andábamos una noche buscando bares y de repente aparecieron entre los edificios,  iluminadas contra el fondo oscuro de la noche. Lo único desafortunado sobre las torres es que las llaman “The Twin Towers” y por supuesto al decirlo en voz alta al taxi no pude dejar de pensar en las desaparecidas Torres Gemelas de Nueva York que nunca pude conocer (suspiro).  También puedes subir a las torres y ver el resto de la ciudad o cruzar el puente que las comunica, yo vi el precio para subir y pensé en todo lo que podía hacer con ese dinero y decidí no hacerlo, total lo que quería admirar era las torres.

En la calle Changkat Bukit Bintang puedes encontrar cualquier tipo de bar que te puedas imaginar, latino, para bailar, bares irlandeses, bares que sirven cervezas artesanales y pare de contar. Encontrarás meseros y trabajadores que tratan de atraer clientes pero no son tan fastidiosos y es solo al principio de la noche, ya después los bares se llenan y no tienen que buscar a nadie para entrar. Cerca de ahí puedes encontrar el  Jalan Alor, que es una calle llena de restaurantes y puesticos de comida callejera. Las dos noches que fuimos estaba bastante lleno, pero es tan grande que seguro encuentras un lugarcito. La atención es rápida y de verdad no tengo un lugar específico que recomendarles porque nuestra técnica era seguir los olores, ver la comida que ofrecen y pues escoger lo que nos llamaba más la atención. Lo mejor eran los platos de comida china y un helado de coco que siempre recordaré. El helado tenía leche de coco y arroz inflado por encima. Uno de los mejores helados de coco que me he comido, dulce pero no tanto, con la textura suave de la leche de coco y el toque crujiente del arroz inflado. Me pareció espectacular en una noche calurosa por Kuala Lumpur, porque eso si tiene la ciudad, como en casi todos los países del sudeste asiático el calor es húmedo y pegajoso, así que preparen la maleta con ropa de algodón. Nuestra noche perfecta fue ir a comer en Jalan Alor, después ir a fumar narguile  en un establecimiento árabe y luego ir por unos tragos en Chanktat, porque por supuesto en los establecimientos árabes no venden alcohol. También prueben la comida árabe, es la más auténtica que he visto en Asia. Y siguiendo con la comida les tengo que recomendar el restaurante japonés Hokkaido Ramen Santouka en el centro comercial Pavilion KL, donde comimos el mejor Ramen (sopa japonesa) y el mejor sashimi de salmón en la vida, lo más impactante es que un restaurante en un Centro Comercial y nos tomó por sorpresa su calidad.

Te puede interesar: “Singapur, más que un país desarrollado”

Ah y les tengo que hacer una advertencia, en el aeropuerto de Kuala Lumpur hay puestos de sanidad donde piden llevar la tarjeta de la vacuna de la fiebre amarilla. Pues en Tailandia son súper estrictos con eso y pensamos que mejor lo hacía antes de hacer la cola en emigración y que me devolvieran. Pues resulta que fui a la unidad sanitaria y tuve que esperar un montón, parecía que era la única que había pasado por ahí por años. Y mientras buscaban a la persona encargada del darme el papel de que certificaba que mi vacuna estaba al día,  estuvimos esperando en un saloncito por largo tiempo y al final ni me vieron lo de la vacuna de fiebre amarilla sino que me hicieron preguntas sobre el Zika porque mi pasaporte es de Venezuela, sin que importara el hecho que tenía más de un año sin pisar Latinoamérica. La segunda vez que estuve en el aeropuerto cuando regresaba de Camboya y tenían una parada de doce horas, al pasar por aduana no mencioné lo de la fiebre amarilla ni el Zika y me dejaron pasar, así que no pierdan su tiempo con eso a menos que vean que realmente lo están revisando. En los próximos artículos les traeré sobre mi visita en las cuevas Batu y al Museo de Arte Islámico.

Datos Útiles

Transporte: Desde el aeropuerto tomamos el metro hasta la ciudad que tomó como 30 minutos. Pendiente que hay uno que va directo hasta la ciudad y otro que hace paradas antes de llegar. Dentro de la ciudad usamos taxis, los de color azul son más nuevos y un poco más caros, y los de color rojo son más baratos. Si quieres aire acondicionado tal vez debas pagar un poco más y tomar los taxis azules.

Requisitos para visa: Malasia no pide visa a muchos de los ciudadanos de las nacionalidades de Latinoamérica si te quedas menos de un mes, pero tienes que llevar la prueba que estas vacunado de la fiebre amarilla, pero como les dije no la piden mucho, igual llévenla.

Estadía: Nos hospedamos en Kuala Lumpur Journal. Es un hotel nuevo y bonito, en pleno centro de la ciudad, así que se puede caminar hasta la calle Changkat y  el mercado de comida callejera Jalan Alor.

Pin it! Pinéalo en Pinterest!

kuala-lumpur

Te gustó el artículo? Conéctate con nosotras en wordpress, en nuestras redes (Facebook , Instagram y Pinterest) para que conozcas más de nosotras y de nuestro blog, y comparte este artículo con tus amigos! Gracias por ser parte de Desarrollo Peregrino

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Más artículos sobre países en Asia aquí

Guardar

Ficha: Malasia

malasiaNombre oficial: Malasia

Otros nombres antiguos: Federación Malaya

Ubicación: la península de Malasia queda en el sudeste asiático al sur de Tailandia y al norte de Singapur. Tiene territorios en la isla de Borneo que comparte con Brunei e Indonesia. El Mar de la China Meridional separa Malasia Peninsular de Malasia Oriental (territorios en la isla de Borneo).

Religión: Islam 61.3%, Budismo 19,8%, Cristianismo 9.2%, hinduismo 6.3%, confucionismo, taoísmo y otras religiones chinas tradicionales 1.3%, otros 0.4%, ninguna0.8%, sin especificar 1%. (Estadísticas del 2010)

Idiomas: El bahasa malasio es el idioma oficial, también se habla inglés, idiomas chinos como mandarín, hokkienés, cantonés y hakkanés, hainan y foochow. También se habla tamil, telugu, malayalam, panjabi, tailandés y otras lenguas indígenas.

Te puede interesar: “Singapur, más que un país desarrollado”

Población: 30 949 962 (Estimaciones de julio 2016)

Un sabor: Helado de coco, con leche de coco y arroz inflado por encima. Uno de los mejores helados de coco que me he comido, dulce pero no tanto, con la textura suave de la leche de coco y el toque crujiente del arroz inflado. Me pareció espectacular en una noche calurosa por Kuala Lumpur.

Especialidad Económica: La industria tiene gran peso en la economía, con la producción de aceite de palma, caucho, explotación de petróleo y derivados, y la producción de electrónicos.

Tiempo de estadía: 3 días

Transporte que más use: taxis y metro

Te puede interesar: Ficha Singapur

Sensación: Entusiasmo y éxtasis de felicidad al finalmente conocer este país, al que estudié de cerca hace más de diez años y que sabía que visitaría pero no sabía cuándo ni cómo. Y allí estaba, viendo las Torres Petronas con mis propios ojos.

Dato Curioso: Malasia es un país multicultural y multiétnico, lo que me parece que es una de sus riquezas. Sin embargo las culturas están muy separadas gracias a la una ley de 1971 llamada Política de Cultura Nacional, donde se establece que la cultura malaya proviene de las costumbres indígenas del país y que el islam es parte importante de la cultura. Esto deja a un lado al resto de la población malaya de ascendencia distinta como los descendientes chinos e indios. Incluso hay un sistema educativo separado, en malayo que es el sistema nacional, y un sistema paralelo que se enseña en chino y tamil. Malasia es el único país que tiene territorios continental en el sudeste asiático y en las islas que van desde Asia continental y Oceanía.

Foto: Las famosas torres Petronas, que fueron los edificios más altos del mundo desde 1998 a 2004 y ahora son las torres gemelas más altas del mundo.

Más artículos sobre destinos en Asia aquí

Te gustó el artículo? Conéctate con nosotras en wordpress, en nuestras redes (Facebook , Instagram y Pinterest) para que conozcas más de nosotras y de nuestro blog, y comparte este artículo con tus amigos! Gracias por ser parte de Desarrollo Peregrino

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Seis cosas inesperadas sobre Uganda

Ankole Watusi raza bovina de Uganda- African Ankole Cattle

En el artículo anterior les conté sobre algunas cosas que me sorprendieron del país apenas llegué, pájaros gigantes volando por la ciudad, predicadores cristianos predicando a los carros en uno de los numerosos atascos de la ciudad, venta de insectos como meriendas en esos mismos atascos y los alegres y extrovertidos que son los ugandeses. Pues después de unas cuantas semanas en el país y de haber salido de Kampala les puedo contar más sorprendentes e inesperadas cosas sobre sobre Uganda:

Artículo relacionado: Bienvenidos a África, Uganda.

  1. Uganda es una República pero reconoce por ley Reyes tribales, cuatro en total que aunque no tienen soberanía absoluta de sus reinos, tienen influencia política. Para algunos ugandeses, los reyes son más importantes en cuanto a prestigio y depositarios de respeto que el mismo presidente. Este respeto a los reyes, que por supuesto son vitalicios, tal vez explique porque el presidente actual tiene más de 30 años de mandato.
  2. Tiendas al aire libre. Cuando recorres la ciudad y el interior, ves como venden de todo en las aceras. Las aceras no son para los peatones solamente, a veces son una extensión de las tiendas una vitrina al aire libre. Muebles, plantas, electrodomésticos, ropa, lo que sea lo encuentras al lado de la calle. La que me ha llamado más la atención son los que venden muebles de madera, al parecer no hay una tienda especifica en la cercanía, es solo vendedores ambulantes que tienen su mercancía en la calle porque no pueden cargar una cama o gabinete en la cabeza, entonces lo dejan a un lado de la calle. Entiendo que cuando llueve lo cubren con plástico y hasta pasan la noche ahí, porque mover tantos muebles cada noche no valdría la pena. Entonces no solo es una tienda al aire libre, es un depósito y taller al mismo tiempo porque hasta puedes ver de vez en cuando como construyen los muebles o los barnizan a plena luz del día. ¿A Alguien le provoca conocer esta tienda?

img_3281

Seguir leyendo

Chiang Mai: Mística

templo-blanco-en-chiang-rai-wat-rong-khun-completo

Por Ana Gabriela Ruíz

Chiang Mai es una provincia del norte de Tailandia, que es considerada como la segunda ciudad del país después de Bangkok. De los lugares que pude conocer en este primer viaje a Tailandia, Chiang Mai fue mi favorito. Quizás por su gente, que me pareció que fueron muy cordiales, empezando con los dueños de la posada/hotel al que llegamos que nos trataron como invitados en vez de huéspedes, al llegar nos dieron el coco más sabroso que he probado en la vida como bienvenida y compartieron un rato con nuestro grupo, además de tomarse fotos con nosotras, no sé si era porque ellos, siendo nosotras occidentales, nos veían como algo excepcional o si son así con todo el mundo, de cualquier forma eso nos hizo llevarnos un recuerdo muy bonito de ellos.

Al igual que nuestro guía/taxista/fotografo, que contratamos por Facebook, fue la mejor persona que nos pudimos encontrar. Primero nos cobró un precio de verdad ridículo y sus atenciones, más los paseos que hicimos con él,  fueron realmente los mejores. Compartiendo con los lugareños pude constatar que para los Tailandeses compartir la comida es algo muy importante culturalmente, cada vez que comprábamos algo para probar o cuando nos sentábamos a comer, la comida la colocaban en un solo plato y de allí el resto se sirve, de esta manera todos los comensales comparten de la misma comida, me pareció algo muy chévere. Así como los amables gestos de nuestro guía, quien compraba cosas locales solo para que las probáramos  y así conociéramos lo verdaderamente suyo.

La comida tailandesa es del más allá! Todo el viaje fue una experiencia además de visual gastronómica, en cada sitio en cada rincón venden comida y los puestos callejeros tienen la mejor variedad de comida local y frutas tropicales, nos parábamos en cada puestico de comida a probar esas delicias.

Seguir leyendo

Koh Phangan, la isla de la Luna Llena en Tailandia

Embarcacion pesquera en Haad Chao Phao

Koh Phangan es una isla en el Golfo de Tailandia conocida por las súper fiestas que hacen durante la luna llena, pero la isla tiene mucho más que ofrecer que solo esta fiesta, que es tan popular que  todos los meses asisten entre 10 000 y 30 000 personas a la playa de Hat Rin y que ahora hacen hasta una fiesta por la media luna.

Para mi Koh Phangan atrae gustos tan diferentes que representa la dualidad de algunos seres humanos. En un lado de la isla esta esta mega fiesta loca que empieza a media noche con la luna llena, en plena playa con dj’s música electrónica, gente con pintura fosforescente en el cuerpo y comprando cubos/tobos llenos de bebidas alcohólicas y bailando bajo la luz de la luna hasta que el cuerpo aguante, que es posiblemente con el amanecer. ¿Suena genial verdad? Bueno yo nunca lo he hecho y eso que pase un mes en la isla. La razón es porque precisamente estaba disfrutando el otro lado de la isla, la Villa Hippie como me gusta llamarla, la zona de Baan Shrithanu Village al oeste de la isla,  donde hay muchísimas escuelas de yoga, meditación, retiros espirituales y restaurantes veganos, vegetarianos y otros con todo. Ya les conté como pase mi mes en un increíble viaje para convertirme en profesora de yoga. Ahora les quiero hablar de todo lo demás que tiene esta isla que ofrecer, más allá de la fiesta de la luna llena.

Artículo relacionado: “Lo mejor del 2016 entranamiento para ser profesora de yoga, lo esperado y lo que no”

img_0166

img_3562

atardecer islas tailandesas sunset in thai island beaches

Seguir leyendo

Bienvenidos a África: Uganda

Colinas de Kampala, vista desde la Mezquita Nacional - Uganda
Colinas de Kampala, vista desde la Mezquita Nacional – Uganda

Y lo hice otra vez, me vine a vivir a un país al que nunca había estado antes, a un continente al que no había visitado tampoco. Me rio de  mi suerte, de mi buena suerte, ya solo podría hacer esto una vez más si me mudo a Australia sin conocerla antes, pero esta oportunidad se siente maravillosamente única. Mi nuevo hogar: Kampala, la capital de Uganda. Los primeros días siempre son como un sueño, toda esta como en una nebulosa. No entiendo el valor del dinero no sabía si algo es caro o barato para la economía local, si se están aprovechando de mi por ser extranjera o Mzungu (se pronuncia Muzungu y significa extranjero o blanco). Hago la conversión en dólares pero nunca he vivido por más de tres meses en Estados Unidos, así que la referencia no es muy útil, me he visto haciendo la conversión de Shillings a Dólares Americanos y después Rupias Esrilanquesas, un desastre jaja. También sufro de estrés postraumático asiático y quiero regatear por todo, hasta que me di cuenta una vez que estaba regateando como por 30 centavos de dólar y lo dejé. Mi oído se adapta poco a poco al acento ugandés, que no es tan fuerte como algunos acentos en Asia.  El Jet Lag no hizo su aparición gracias a Dios, a pesar de que venía con 7 horas de diferencia, no me pego tanto. Creo que el Jet Lag hacia Asia que viví tres veces es tan intenso y horrible que todo lo demás es fácil. Estar sin Jet Lag me pareció una bendición porque con todo lo que uno tiene que entender cuando llegas a un país nuevo, no tener todo nublado por el sueño es mucho mejor, igual tu cerebro está funcionando a mil y los sentidos están sobre saturados con información. Pero esta vez he sido más paciente, ya sé que todo viene poco a poco, el oído, las direcciones, el lenguaje, los amigos, soy más paciente con todos y sobre todo conmigo misma, todo llega a su momento, no ha porque desesperarse: estoy en África.

Artículo relacionado: “Ficha Uganda”

En mis  primeros días en la calle voy observando todo con atención, nada es normal todo es único y curioso ante mis ojos. Kampala está conformada por varias colinas, las primeras que conformaron la ciudad fueron siete: Kasubi, Mengo, Kibuli, Namarimbe, Nsambya, Lubaga y Kampala, la ciudad sigue creciendo para incluir más colinas con su verdor. Hay mucha vegetación, en los topes de cada colina puedes ver la ciudad, que tiene muchos mercados de artesanías, restaurantes, centros comerciales, canchas de golf, lugares peligrosos, lugares bonitos y bares, muchos bares y discotecas, a los Ugandeses les gusta la fiesta.

Seguir leyendo

Ficha: Uganda

Niños ugadenses

Nombre oficial: República de Uganda

Otros nombres antiguos: Protectorado Británico de Uganda, Reino de Buganda (solo una parte de lo que constituye actualmente el país)

Ubicación: Este de África. Limita al norte con Sudán del Sur, al oeste con la República Democrática del Congo, al sur con Ruanda y Tanzania, y al este con Kenia.

Religión: Protestantes 45.1% (Anglicanos 32.0%, evangélicos  11.1%, adventista  1.7%, baptistas .3%), católicos romanos 39.3%, musulmanes 13.7%, otros 1.6%, ninguna 0.2%.

Idiomas: oficiales inglés y luganda o ganda el idioma del antiguo Reino de Buganda por donde se encuentra la capital Kampala,  además se hablan otros idiomas como iteso, suajili, idiomas de la región de Níger-Congo, idiomas Nilo-Saharianos y árabe.

Población: 38,319,241

Especialidad Económica: productos agrícolas como el té, café, yuca, algodón, flores y procesamiento de caña de azúcar, textiles, tabacos, entre otros.

Moneda: Chelín ugandeses (UGX), un dolár (USD) son aproximadamente 3500 chilines ugandeses.

Tiempo de estadía: 2 años

Transporte que más uso: Uber y carros particulares.

Un sabor: el café ugandés, intenso, oscuro perfecto para un café con leche oscuro.

Seguir leyendo

Felices Fiestas y Próspero Año 2017

Lista de Quehaceres en las festividades
Lista de Quehaceres en las festividades: Estar Presente, Envolver a alguien en un abrazo, enviar Paz, donar comida, hacer el amor y ser la Luz. Foto de 1 Million Woman.

Diciembre está lleno de festividades en  diferentes culturas así que no quiero desearles solo Feliz Navidad, sino también ¡Felices Fiestas! Sin importar de donde vienen, Diciembre es una época especial donde el deseo de compartir intensifica.  Así que espero la estén pasando rodeados de seres queridos. Yo estoy compartiendo con nuevos amigos y posiblemente la nueva familia que se hace cuando uno vive lejos de la propia. Recuerden que un abrazo, una llamada puede valer mucho más que cualquier regalo.

Ya el 2016 se está despidiendo y quería hacer una recapitulación de lo mejor de este año en Desarrollo Peregrino. Así que estos son los artículos del 2016 más visitados en el blog:

  1. Mejores Playas de Sri Lanka, parte II
  2. La Casa de los Espiritús y otras supersticiones en Tailandia
  3. Tailandia y los Budas Dorados
  4. Mejores Playas de Sri Lanka, parte I
  5. El Perahera y yo, entre expectativas y realidad
  6. Las Maldivas y yo
  7. Descubriendo las Cuevas de Dambulla y el Arte Budista
  8. Premio Bloguera con Buen Rollo
  9. La Danza de los Elefantes de Minneriya
  10. Compras Locales: Capitulo tres Bangkok

Seguir leyendo