Las inesperadas características del metro en D.C.

las inesperadas caracteristicas del metro de dc

Como venezolana cuando empecé a viajar a otras ciudades del mundo, que contaban con transporte subterráneo, me sorprendía que algunos metros eran sucios y viejos (como el de París y el de Nueva York), otros peligrosos (como el Budapest, al menos así lo sentí), otros sumamente complicados por tantas líneas que se entrecruzan, hasta hacer una araña del mapa (como el de París, Nueva York y Berlín). Lo que por supuesto, dificultaba su navegación. También hay algunos que tienen todas estas características combinadas.

Todo esto me sorprendía porque el metro de Caracas era lo contrario, era limpio, relativamente nuevo, pocas líneas y seguro. Ya que éste, es de principios de los años 80, no podría compararse con metros centenarios como el de Nueva York.

Ahora lo que me sorprendió del metro de D.C. es que me hacía sentir un poco como en casa, como en el metro de Caracas hace unos pocos años. Los trenes se parecían mucho a los viejos trenes de Caracas, que algunos siguen en circulación, tanto por el diseño interior como el exterior. Con la diferencia que los asientos en el de D.C., tienen cojines de colores y los vagones tienen alfombras. Además las estaciones están construidas con concreto armado como algunas en Caracas y que me recuerdan a la arquitectura de la Ciudad Universitaria de Caracas, la cual es una Arquitectura Moderna, la misma de algunas estaciones del metro de D.C. Estas similitudes deben ser porque ambos abrieron sus puertas en años relativamente cercanos, en menos de una década de separación (Metro de Caracas en 1983 y el D.C. en 1976). Claro el sistema de líneas y conexiones en D.C. es más grande, las estaciones de conexión son más complejas, el tiempo de espera es mucho menor, es mucho más seguro y hay cobertura telefónica en gran parte del recorrido.

Sin embargo la diferencia que más me sorprendió, es que el metro en D.C. esta construido mucho más profundo que el de Caracas, porque las escaleras para entrar o salir de las estaciones, son realmente empinadas. A tal punto que te hacían sentir como en una película de ciencia ficción y que las escaleras del metro más bien eran unos hangares, por donde salen naves al espacio en propulsión. Incluso algunos diseños internos de las estaciones, te hacían sentir como en una nave espacial, por los techos semicirculares en forma de bóveda. Además la luz que ilumina la estación es tenue, porque la luz más intensa y blanca, proviene solo los rieles. Así como el color gris de la construcción, que bien podría ser acero en vez de cemento y el sonido hueco que escuchas cuando está por llegar el tren; toda esta atmósfera te puede realmente transportar, sobre todo cuando ya pasó la rush hour y estas en una estación solitaria.

Vista interna de una estación del Metro de Washigton D.C. Foto de reddit.com

También podrías imaginarte en algunos casos, como si  las escaleras hacia la calle fueran más bien escaleras al cielo, porque eran muy largas y la luz del exterior (en verano), iba iluminando a las personas que estaban en el tope de la escalera, hasta que la luz del día  las cubría completamente y las dejabas de ver. Así como al salir de la estación, la luz del sol puede cegarlos por unos momentos, para terminar de despistarlos si estabas camino al cielo o a la calle. De verdad que en las escaleras de algunas estaciones, si mirabas hacia abajo daba  vértigo y un poco de miedo de caerte. Para muestra les dejo las pruebas fotográficas.

One thought on “Las inesperadas características del metro en D.C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s