Aprendiendo a volar con Acroyoga

Aprendiendo a Volar con Acroyoga. Posición Pájaro de frente
Posición Pájaro de frente

Después de unos cuantos meses sin escribir en esta columna, quiero retomarla con un deporte muy divertido el Acroyoga. Mi exploración con los diferentes tipos de yoga no se ha parado desde que les conté la última vez sobre mi experiencia retomando el yoga y como es la práctica en Sri Lanka. He probado últimamente el Sattvic Vinyasa Yoga, Kripalu Vinyansa y el Ying Yang Yoga, pero hoy les voy a contar de Accroyoga, que a pesar de que no era desconocido para mí, nunca antes lo había practicado.

El Acroyoga combina técnicas de yoga, acrobacia y masaje tailandés. Es una creación reciente. A pesar de una pequeña controversia entre dos escuelas acerca quién es la creadora, el término se utilizó por primera vez en 1999. La mejor manera de practicar Acroyoga, es por supuesto con un profesor y al menos tres personas, uno que será la Base que estará abajo en el piso, el segundo participante será el Volador y el tercero será el observador/atajador, que estará ahí para proteger al que está “Volando” y corregir las posiciones si es necesario. Aunque en las fotos promocionales nunca se ve al observador/atajador, es necesario que esté y créanme que cuando estén volando van a querer tener a alguien al lado “por si acaso”.

Vemos dos observadores en esta posicion porque era un poco más dificil
Vemos dos observadores en esta posicion porque era un poco más dificil

Un día ví que estaban ofreciendo un workshop de Acroyoga en Colombo y me dije: “bueno vamos a probarlo a ver qué tal”, parte de una nueva actitud que creció en mí desde que decidí mudarme al otro lado del mundo: probar cosas nuevas, que me reten de distintas formas y sobre todo salir de la zona de confort. La clase se empieza con la meditación previa de rutina, nos pusimos en parejas de personas que tuvieran peso y estatura similares,  luego empezamos una serie de ejercicios de fuerza y sobre todo de confianza. Los ejercicios de fuerza eran para las piernas y brazos, para empezar a trabajar con tu compañero. Luego vinieron los ejercicios para construir confianza con tu compañero y el tercer participante que se agrega en esta etapa hasta el final. Esta etapa me pareció muy interesante y aterradora la verdad!!

Artículo relacionado ”El Regreso del Yogui”

Uno de los ejercicios por ejemplo, es cerrar tus ojos y dejarte caer hacia adelante y hacia atrás como un péndulo, mientras tus compañeros te atajan antes de que caigas de boca al piso. Aquí tienes que controlar: uno, el miedo natural de que vas a dejar los dientes en el piso y que vas a tener que visitar al odontólogo; y dos, el reflejo también natural de poner tus manos al frente cuando sientes que vas cayendo o tu pie cuando estas cayendo de espalda. Tienes que apretar tus músculos y dejarte balancear: con los ojos cerrados!! Si da bastante miedo, lo interesante es que tienes que confiar en personas que acabas de conocer posiblemente, como fue mi caso, confiar en que te van a atrapar antes que te golpees y dejarte llevar, soltar los miedos y no prestarle atención a ese vértigo que se siente en el estómago cuando vas cayendo. A pesar del pánico, soltar todo eso poco a poco, te va a hacer sentir más relajado al final.

Luego viene un poco de práctica de yoga para calentar, hicimos unos asanas o salutaciones al sol. Cuando ya estas sudando, es que ya estás listo para hacer acroyoga o más bien aquí es que empieza la parte acrobática. La profesora nos enseñó las posiciones básicas y la importancia de cada miembro del equipo de tres. La Base tiene que tener mucha fuerza en las piernas para levantar al compañero, mientras que el Volador tiene que ser preferiblemente más liviano que la Base. Ambos tienen que tener disciplina para seguir cada paso de la posición, la posición más básica “Pájaro de frente” (Front Bird en inglés) tiene básicamente 2 pasos, pero hay unas posiciones mucho más complejas que podrían tener hasta 7 pasos.

Te puede interesar “No uses máquinas, convierteté en una: mis inicios en Crossfit”

El trabajo del Volador parece sencillo pero no lo es, tiene primero que todo confiar muchísimo en la Base, hacer los pasos que le toquen y mantener todo el cuerpo firme, apretando los músculos para mantener la posición, como saben eso puede cansar también. El Observador, como ya les había mencionado, tiene que estar pendiente de la posición que están haciendo, hacer recomendaciones y atajar al volador si están perdiendo el control de la posición. Yo por mi estatura y peso, fui la predilecta de las profesoras en dos cursos distintos para volar, es impresionante como pueden moverte y moldearte solo con los pies. Tengo que confesar que el volador también tiene que mantener el control de su cuerpo de alguna forma y el sentido de orientación en todo momento. El control de tu cuerpo para hacer los movimientos que te están pidiendo hacer, así sea que tienes dos pies de alguien en tu vientre y casi en la cadera, no importa tienes que moverte. Y el sentido de orientación para una vez más mover tu cuerpo en la dirección que te pide la base o el profesor, que a veces estando de cabeza, no es muy sencillo mantener los conceptos de derecha- izquierda o atrás-adelante, que se los digo yo.

Si quieren darse un idea de como es Acroyoga nivel experto revisen este video

Finalmente después de practicar posiciones y tomar parte en todas las posiciones como Base, Volador u Observador, se termina la práctica en un círculo y dando un poco de masaje tailandés. El masaje tailandés, es un masaje que utiliza puntos de presión para relajar los músculos, también se le conoce como masaje de yoga, porque el que recibe el masaje es colocado en algunas posiciones de yoga mientras que el masajista hace presión en los músculos. No es un masaje suave y relajante, puede ser un poco intenso porque toca puntos de presión, pero al final siempre quedas un poco relajado y sano, porque el principio del masaje no es solo de relajarte sino de curarte y mantenerte sano.

Como ven Acroyoga emplea técnicas de yoga, pero para mí no es yoga yoga, es como la prima juvenil y divertida del yoga. Aunque los ejercicios para construir confianza con los compañeros pueden tener su lado espiritual de “dejar ir” (let it go en inglés) o construir confianza con tu compañero viéndolo a los ojos, es definitivamente una experiencia más light para aquellos que no quieren involucrarse tanto en la parte más holística del yoga.

La experiencia de volar es muy divertida y de finalmente hacer volar una persona también es divertido, a mí me dio esa sensación de satisfacción de hacer algo que no creía que podía hacer, así que atrévanse y vayan a volar!

Te puede interesar “Sin dolor no hay ganancias, el Crossfit y yo”

Te gustó el artículo? Conéctate con nosotras en wordpress y en nuestras redes (Facebook , Instagram y Pinterest) para que conozcas más de nosotras y de nuestro blog

One thought on “Aprendiendo a volar con Acroyoga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s