En la búsqueda del leopardo esrilanqués y el Elefante asiático. Safari en Yala

Langur Gris Moñudo, tipico de India y Sri Lanka
Langur Gris Moñudo, tipico de India y Sri Lanka

Ese día nos levantamos cuando era todavía de noche. Entre dormida y despierta me preparé para salir al segundo safari en mi vida y el primero en Asia. Entre las nebulosas del sueño recuerdo dirigirme hacia el carro y recibir el susto de mi vida, cuando vi un animal gigante con ojos que brillaban en la hora más oscura de la noche, con cuernos y mojado en barro que apareció de los arbustos a mi izquierda. Era un Búfalo de agua.  Cuando la luz del día empezó a brillar me di cuenta que son animales muy tranquilos, nada que temer, pero a esa hora todo se veía un tanto diferente y como me ha pasado mucho en Sri Lanka lo que imagino en mi cabeza y la realidad, son cosas distintas.

Te puede interesar “Escalando una montanha sagrada: Adam’s Peak”

La luz empezó a llegar lentamente y la hora dorada me regaló vistas de sabanas, con una sombra en el horizonte en forma de Elefante. El día no podía empezar de mejor forma, estaba muy emocionada. El camino empieza con un pasillo de árboles y profundas irregularidades en el suelo,  que nos hace temblar mucho y movernos por todos lados, hay que agarrarse muy bien. Este meneo intenso nos acompañaría todo el viaje, el terreno es árido, arenoso e irregular. 

Nuestros primeros encuentros con la fauna del lugar fueron manadas de Ciervos, de todos los tamaños incluyendo crías como Bambi. Luego empezamos a ver Pavos Reales, con su esplendor. Los Pavos Reales son tan comunes en Sri Lanka, que son la imagen de la aerolínea nacional, Sri Lankan Airlines. Además que los puedes ver como decoración, souvenir y en templos. También en la religión Hindú guardan un sentido especial. En el Parque Nacional Yala los pueden encontrar en varias oportunidades, incluso podrás ver a las no tan hermosas hembras y si tienen suerte verán más de un macho moviéndose lentamente alrededor de una hembra, como si le importara poco lo que ésta piensa de él, para después en el momento en que tiene su atención despliega las hermosas plumas de cola mientras las hace vibrar. Los Pavos Reales me parecen tan vanidosos y seguros de su belleza, que a veces me daba la impresión que esperaban hasta que tuviera lista mi cámara para hacer su hermosa demostración. Los Búfalos de agua también aparecieron en sus grandes manadas, metidos completamente en el agua, lo que daba hasta un poco de envidia porque el calor y la humedad hicieron su aparición a media mañana, cuando creía que me quedaban más hora con clima fresco. También puedes encontrar fácilmente muchos pájaros y hasta grupos de monos

Pavo Real esrilanques
Pavo Real esrilanques

El guía recibió unas llamadas telefónicas y nos avisó muy emocionado que se ha visto un Leopardo y que íbamos a su encuentro. El Leopardo es el rey de este Safari, el depredador número uno de la isla y el más grande de los cuatro Gatos Salvajes de la isla. En el momento que llegamos al lugar donde estaba el Leopardo, la magia de estar en medio de la naturaleza, en un santuario de animales se rompió en 3 segundos. De repente nos encontramos en medio de decenas de jeeps con un centenar de personas, con muchos motores encendidos. El calor, el gentío, el ruído me hizo sentir como en un atasco en medio de una ciudad, del Sudeste Asiático por supuesto porque era todo un caos. Nos decían que viéramos el árbol o el arbusto, que íbamos a ver el felino. Pero claro el Leopardo no está ahí para entretenernos, posiblemente llegamos a la mitad de su siesta, porque estuvimos rato esperando que saliera del arbusto o del árbol. El tedio y el calor me desesperaron un poco, cuando de repente todo el mundo empezó a excitarse y apuntar hacia un sitio donde estaban viendo el Leopardo. Yo no veía nada, nos prestaron unos binoculares, no veía nada, intenté con mi lente larga distancia de la cámara 200mm, nada… Hasta que de repente ví algo marrón/anaranjado moverse entre la maleza verde, mi estómago dio un salto. Y como no me iba a emocionar, si ví por primera vez un felino salvaje en su hábitat y comprobé el poder de su camuflaje. Luego nos movimos de sitio y un guía me prestó sus binoculares y ví otro leopardo montado en un árbol, con sus puntos negros contrastando en su piel casi naranja, viendo al infinito horizonte mientras respiraba con su boca abierta. Fue hermoso ver el animal ahí en libertad plena, con seguridad y confianza en su existencia que nada lo atacaba ni lo amenazaba, sin obligaciones, ni maltratos. Toda esa parte de buscar al Leopardo con la mirada me hizo sentir como que formaba parte de un documental de  National Geographic.

Ven al Leopardo?
Ven al Leopardo?

Después de haber visto el animal protagonista del parque y el que el guía quiere mostrarnos más, nos pudimos relajar y fuímos a buscar a los Elefantes, los que más quería ver. Habíamos visto uno al principio del día pero en el horizonte, quería ver uno más de cerca. El momento llegó y vimos un Elefante macho comiendo a la orilla de un camino, lo único que teníamos entre el animal y nosotros eran unos arbustos. Ví como comía, no solo las plantas sino también parte de los troncos, como seleccionaba una vegetación sobre otra,  podía escuchar como masticaba. Éramos solo él y nosotros, fue muy íntimo. Tan íntimo y tranquilo que nos provocó comer también y aprovechamos hacer un break para comer y acompañar a nuestro nuevo amigo. Al final del día nos encontramos con un par de elefantes más rápidamente, mientras salíamos del parque.

IMG_3028

IMG_2906

Al día siguiente repetimos el recorrido, a pesar de la insistencia del guía de que fuéramos a buscar otra vez al Leopardo no quisimos hacerlo, vimos dos el día anterior y fue una experiencia muy bonita, pero estar esperando en un sitio y tanta gente concentrada en un solo lugar mientras el resto del parque está solo, nos parecía una pérdida de tiempo y sinceramente un poco de acoso con los felinos. Ese día nos llevaron a la playa que está en el parque, el oleaje es un poco rudo y no recomiendan bañarse pero con las altas temperaturas provocaba hacerlo, y si volviera a ir creo que lo intentaría. Aquí con más calma el guía nos contó de como el parque sufrió durante el Tsunami del 2004, alrededor de 250 personas fallecieron en el parque entre guías y turistas. Los animales, sin embargo, presintieron algo antes del Tsunami y huyeron. No hubo pérdidas de animales según las cifras del parque, aunque hay unas aves que nunca más volvieron al parque después de la tragedia. Vimos el monumento para el Tsunami donde puedes ver la altura de las olas que entraron al parque, mientras nos pegaba una brisa marina.

En la tarde tuvimos la suerte de encontrar una Elefanta con sus dos crías. Éramos los únicos con esta familia, que se estaba alimentando. El Elefante más pequeño tenía unos pocos meses, era precioso y gracioso. Hacía todo lo que su mamá hacía, imitando cada paso, cada zarandeo de las ramas. Incluso se concentraba tanto, que su hermano (a) se movía con su mamá y no se daba cuenta, y salía corriendo para alcanzarlos luego. Hubo un momento que fue hasta donde mami para ser amamantado y ví, que  como un niño, se dormía de a raticos mientras amamantaba. Me sorprendió lo cerca que estábamos de ellos y pensé que a lo mejor la mamá iba  a ser más protectora con él bebé porque estábamos ahí,  pero no fue así. Nuestra presencia parecía no molestarle ni preocuparle. Ver esta familia de Elefantes ha sido uno de los momentos más conmovedores que he tenido en Sri Lanka y como me ha pasado en otros lugares con espectacular belleza, me conmoví tanto que me dieron ganas de llorar, entre felicidad y agradecimiento de estar ahí. El escenario también me hizo pensar en el compromiso maternal que se siente tan “humano” pero que no lo es, que es muy animal y que compartimos con nuestros pares mamíferos. Me hizo pensar en cómo las hembras del reino animal tienen a veces su papel tan claro, pero a nosotros nos tocó ser el animal dominante y eso no viene sin complicaciones y complejidades, en fin me puse un poco filosófica.

Después de este safari, he hecho otro en Sri Lanka en otro parque del que les contaré próximamente.

Datos Útiles                                                                       

El Parque Nacional Yala es uno de los 22 Parques Nacionales en Sri Lanka. Es sin duda el más popular. Puedes organizar un chófer hasta el parque o manejar. Queda en el suroeste de la isla.

Se paga un ticket de entrada (entre 25-30 USD por persona) que puedes adquirir en la entrada del parque, luego puedes contratar los servicios de un 4×4 en la entrada  o hablar con tu hotel o agencia para que lo coordine para ti. En la entrada de los parques hay guías gratis que pueden acompañarte y explicarte detalles sobre los animales y la biodiversidad que se encuentra allí. Por lo general se acostumbra a darle una propina al guía pero no es obligatorio. Trata siempre de hacer turismo responsable y pídele a tu guía y a tu chófer serlo también, no se acerquen demasiado a los animales, no le lancen objetos, ni los alimentes.

Recuerda traer agua, protector solar y ropa adecuada, es decir ropa cómoda y en el caso de Yala no traigas ropa clara o blanca, hay mucha arena y polvo que puede manchar permanentemente tu ropa. Lleva tus propias meriendas  y tu propia basura cuando termines.

Y disfruta de la naturaleza y Sri Lanka salvaje!

Te puede interesar: “El Vesak y luces en Sri Lanka, unos dias de iluminacion” 

Mas articulos sobre Sri Lanka aqui

Mas articulos sobre Asia aqui

Te gustó el artículo? Conéctate con nosotras en wordpress y en nuestras redes (Facebook , Instagram y Pinterest) para que conozcas más de nosotras y de nuestro blog

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

3 thoughts on “En la búsqueda del leopardo esrilanqués y el Elefante asiático. Safari en Yala

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s