Descubriendo las cuevas de Dambulla y el arte budista

IMG_6969

Las cuevas de Dambulla tienen una historia fascinante que se remonta al siglo I A.C. También tienen un legado artístico importante y es que el arte esrilanqués se desarrolló gracias a la religión. Como mucho del arte en Europa, la religión budista y los reyes fueron los que impulsaron las artes en este país, ya que a fin de dar a conocer la filosofía y enseñanzas budistas, usaron el arte y edificaciones religiosas como el mejor medio de comunicación. Las cuevas están ubicadas en el centro del país, en lo que es conocido como el Triángulo Cultural, una de las atracciones más emblemáticas de la isla. El triángulo tiene sus tres puntas en tres antiguas capitales de los Reyes Singaleses, Anuradhapura, Polonnaruwa y Kandy. Dentro del triángulo se pueden visitar otras atracciones como Sigiriya, las mismas cuevas de Dambulla, parques naturales, bosques y más.

Cuando llegas al lugar del complejo de cuevas puedes ver una inmensa roca casi aplanada y elevada a unos cuantos metros de la superficie, a la espalda de un gigante Buda dorado (no muy común en Sri Lanka) y una cara de dragón con la boca abierta que asemeja más al arte chino que al esrilanqués. No sospecharías que detrás de esas estructuras más contemporáneas,  dentro de esa roca hay unas cuevas con arte antiguo, con más de 150 estatuas de buda, murales y pinturas que cubren la superficie de más de 2000 m2 y muchos colores. Menos imaginarías que ha sido un lugar sagrado y de peregrinaje por más de 2200 años.

La historia cuenta que estas cuevas habían sido habitadas por ermitaños budistas y en el siglo I A.C. El Rey de Anuradhapura Vattagamini Abhaya tuvo que huir de su capital, porque fue tomada por invasores del sur de la India. Desesperado por sobrevivir y con la idea de recuperar su reinado, se escondió en estas cuevas con los ermitaños durante catorce años. De ese tiempo hay constancia de la estadía del rey. Dicen que luego de su exilio y agradecido por los budistas que le dieron refugio, ordenó la creación de obras de artes que se encuentran en las cuevas. Pero no todas fueron construidas por el Rey Abhaya, algunas cuevas tuvieron otros benefactores y fueron construidas en diferentes etapas, con diferentes técnicas, como les explicaré más adelante.

El complejo de las cuevas de Dambulla son en total cinco cuevas, las guías de viajes recomiendan recorrerlas al revés desde la numero cinco a la numero uno, para así apreciar mejor como la belleza de las cuevas va en aumento. Yo como no sabía cuál número correspondía a cual (creo que no está señalizado), empecé por la más cercana a la puerta, ahora entiendo que esa es la numero 1, por lo que es mejor empezar por la que está más alejada a la puerta, la numero 5. Las cuevas son oscuras y frías, en contraste con el sol y el calor que hace afuera. Pero la belleza no disminuye con la frialdad y oscuridad. El trabajo y dedicación puesto en cada una es impresionante. Me gustaron lo coloridas que son, nada de colores aburridos o tristes, los colores son brillantes y cálidos. El uso de estos colores en la estética budista es muy diferente al arte cristiano, el cual me parece que en general usan colores más sombríos. La diferencia en esto puede residir en la misma conceptualización de la religión. Por ejemplo en el cristianismo la culpa, la modestia y pobreza son valores apreciados. Mientras que el budismo estimula salir de esos sentimientos que nos entristecen y buscar el camino propio de la realización y la felicidad, dejar ir la culpa y todo lo que nos produce apego. Lo que veo reflejado en su arte, con colores que evocan felicidad.

Artículo relacionado: “Kandy y el diente en el templo”

En una sola cueva encontrarás numerosas estatuas de Buda, reclinado, sentado o acostado. Fue hecho de esta forma para que los peregrinos tuvieran varias opciones en donde hacer su puja, que es un acto de veneración donde se da una ofrenda, en la mayoría flores, y se agradece por lo que se tiene en la vida. Así, cada cueva pudiera recibir varios creyentes. Lo que me gusta de estos monumentos religiosos en Sri Lanka, es que son aun sitios de veneración y peregrinaje, a pesar de ser famosos, turísticos y patrimonio de la humanidad. La gente aun va a mostrar su devoción, los turistas somos minoría. Por eso les pediría que cuando vayan respeten que estos son sitios sagrados para los locales, no hablen alto, no saquen solo fotos y selfies, tomen un momento para apreciar el arte y para apreciar los rituales, escuchen los murmullos de los rezos o pujas, huelan el aceite que se quema, la esencia de las flores de loto y jazmín, el olor a piedra fría y sientan la energía del lugar donde por siglos las personas han rezado, venerado, meditado y entregado sus pensamientos mas íntimos y humanos. Esto no se siente en los templos de Bangkok y tampoco en muchas de las majestuosas iglesias que hay en Europa (acoto que no he ido al Vaticano ni a Italia, tal vez eso me cambie la perspectiva).

Te puede interesar “Escalando una montaña sagrada: Adam’s Peak”

Después de estudiar un poco sobre la estética del arte budista, me atrevería a decir que en las cuevas se puede apreciar estetica de la segunda etapa del arte budista, el periodo de Kushan. Éste se desarrolló en la región de Mathura en India. Las etapas del arte budistas son en total cinco. La primera de simbolismo cuando no se creaban imágenes humanas de Buda, sino que se le representaba con un par de huellas, una silla vacía o un espacio vacío bajo una sombrilla. En el siglo I D.C. se empezó a realizar su imagen humana en el norte de la India, en una zona que se llamaba Gandhara (incluye ahora territorios en Afganistán y Pakistan), este periodo tenía mucha influencia de la escultura helenística y la imagen de Buda se asemejaban a las estatuas romanas de Apolo, usaba una toga y tenía abundante cabello rizado amarrado en un moño, además de lucir joyas. Simultáneamente inició el periodo de Kushan, la imagen estaba un poco modificada a la creada en Gandhara y su toga dejaba su hombro derecho al descubierto.

El tercer periodo fue el Andra Paradesh que se hizo popular en el Sur de la India y en Sri Lanka, con imágenes más grandes, su cara sin sonrisas, con una túnica más cercana a las túnicas estilo Indio, las manos haciendo gestos simbólicos, la túnica revelaba su hombro izquierdo y el cabello recogido. El período Gupta que se desarrolló entre el siglo IV y VI D.C. Es la imagen ideal de Buda, con el cabello de pequeños rulos individuales, usando una túnica con dobleces. Mientras investigaba para este artículo se hizo difícil encontrar exactamente a qué periodo correspondían las imágenes en las cuevas, así como fechas exactas. Más adelante encontré datos que aseguran que las cuevas han sufrido de muchas modificaciones y restauraciones a lo largo de su historia, por lo que es difícil determinar que es original y que ha sido restaurado. Las cuevas guardan sus misterios, a pesar de los avances tecnológicos.

El arte budista se ha usado para relatar la vida de Buda y dar a conocer su historia, por lo que se puede ver en varios templos la historia de su nacimiento, como decidió renunciar a su vida privilegiada en búsqueda del sentido de la vida, sus meditaciones para alcanzar el nirvana y luego el parinirvana, cuando el cuerpo se desintegra porque no va a rencarnar más. Estas etapas se pueden observar en las Cuevas de Dambulla, así como la flama sobre su cabeza que es cuando está en pose de Nirvana. También en los frescos de las cuevas pueden encontrar distintos simbolismos del budismo como la flor de loto que representa el progreso del alma.

Si ustedes encuentran el número de las cuevas tal vez les gustaría saber que las cuevas 1, 2 y 4 fueron las que se construyeron primero, después del siglo I A.C. La cueva 3 fue creada por el Rey de Kandy: Kirti Srirajasimha en el Siglo XVIII y fue el que también ordenó la creación de la mayoría de los murales que se pueden encontrar allí. La quinta cueva no se ha determinado en que año fue construida, pero es la más reciente y fue repintada en 1915, los Budas que se encuentran allí son hechos de ladrillos y no de roca sólida como el resto de las que pueden encontrar en el complejo.

Toda esta hermosura fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1991.

Te puede interesar: “El High Tea y la ciudad amurallada de Galle”

Datos de interés

Cuando fui era fin de semana y tuve la suerte de ver una congregación de niños que estaban recibiendo educación religiosa, todos vestidos de blancos, demasiada dulzura junta. Las entradas las tienen que comprar abajo antes de empezar la subida de unas escaleras, que dura unos 10-15 min. Hay dos museos a los que tienen acceso con la compra del ticket (alrededor de 10-12USD) aparte de las cuevas, a los que no entre pero tal vez ustedes quieran ver el Museo del templo dorado y el Museo de Dambulla. En esta subida encontrarás monos amigables, que sin temor al humano estarán muy cerca de ti pendientes que les des comida. También podrás ver bellas vistas del verdor que rodea estas cuevas. Para mí los monos y las vistas son como el premio extra por visitarlas. Durante la subida reflexioné que a los esrilanqueses les gusta subir escaleras, muchos de los monumentos culturales quedan a cierta altura, tal vez lo hicieron así por la temporada de lluvia, para preservarlos mejor o para que los peregrinos disfruten de las vistas en la cima, de verdad no lo sé con certeza pero les puedo decir que deben preparar sus piernas!

Al llegar a la entrada tienen que dejar sus zapatos y pagar por que se los cuiden y si les parece raro que no pueden entrar con zapatos y tienen que pagar por seguridad, pues les cuento que los turistas son los únicos que pagan, los locales no tienen que pagar solo dejan sus zapatos a un lado y ya.

Después de pasar una hora admirando los detalles de las estatuas, apreciando a sus peregrinos empezamos a descender. Ya era mitad de mañana, ya que fuimos muy temprano y las escaleras estaban llenas de vendedores de suvenires. Antes de pasar por un pasillo formado por los vendedores ambulantes ya nos estaban haciendo señas y ofreciéndonos camisetas y adornos en inglés, cuando nos escucharon hablando en español fue como si les pasaron un interruptor y todos empezaron a hablar en español, fue muy gracioso y de verdad, los vendedores más astutos que he visto por estos lares.

Si quieren saber más acerca del arte budista y las cuevas de Dambulla pueden consultar mis fuentes

http://goo.gl/7BnL1U

https://goo.gl/rnC2xC

http://goo.gl/SZXvrr

http://goo.gl/0eUjFe

Más articulos sobre Sri Lanka aquí

Pin it! Pineálo!

Descubriendo las cuevas de Dambulla y el arte budista(1)

Te gustó el artículo? Conéctate con nosotras en wordpress y en nuestras redes (Facebook , Instagram y Pinterest) para que conozcas más de nosotras y de nuestro blog

6 thoughts on “Descubriendo las cuevas de Dambulla y el arte budista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s