Koh Phangan, la isla de la Luna Llena en Tailandia

Embarcacion pesquera en Haad Chao Phao

Koh Phangan es una isla en el Golfo de Tailandia conocida por las súper fiestas que hacen durante la luna llena, pero la isla tiene mucho más que ofrecer que solo esta fiesta, que es tan popular que  todos los meses asisten entre 10 000 y 30 000 personas a la playa de Hat Rin y que ahora hacen hasta una fiesta por la media luna.

Para mi Koh Phangan atrae gustos tan diferentes que representa la dualidad de algunos seres humanos. En un lado de la isla esta esta mega fiesta loca que empieza a media noche con la luna llena, en plena playa con dj’s música electrónica, gente con pintura fosforescente en el cuerpo y comprando cubos/tobos llenos de bebidas alcohólicas y bailando bajo la luz de la luna hasta que el cuerpo aguante, que es posiblemente con el amanecer. ¿Suena genial verdad? Bueno yo nunca lo he hecho y eso que pase un mes en la isla. La razón es porque precisamente estaba disfrutando el otro lado de la isla, la Villa Hippie como me gusta llamarla, la zona de Baan Shrithanu Village al oeste de la isla,  donde hay muchísimas escuelas de yoga, meditación, retiros espirituales y restaurantes veganos, vegetarianos y otros con todo. Ya les conté como pase mi mes en un increíble viaje para convertirme en profesora de yoga. Ahora les quiero hablar de todo lo demás que tiene esta isla que ofrecer, más allá de la fiesta de la luna llena.

Artículo relacionado: “Lo mejor del 2016 entranamiento para ser profesora de yoga, lo esperado y lo que no”

img_0166

img_3562

atardecer islas tailandesas sunset in thai island beaches

Llegar a Koh Phangan es toda una aventura. Yo tomé un vuelo hasta Bangkok y de ahí a Koh Samui, el aeropuerto más cercano. Al llegar fui directo a comprar el ticket para el ferry que me llevaría a Koh Phangan y mi Sim Card para el celular. Al pagar por el ferry las chicas que me atendieron me dieron un brazalete color naranja que decía Koh Phangan y me pegaron una calcomanía en mi camisa. Salí a la calle del bonito y tropical aeropuerto de Koh Samui donde me dijeron que esperara. Mientras trataba de sacar mi maleta y mi yoga mat del papel envoltorio que le puse a la maleta, escuché que llamaban para un destino, pero no sonaba como el mío o como yo pensaba que sonaba el mío “Ko Pangan” (si lo pronuncias en español). Pues yo seguí en mi tarea de liberar mis pertenencias dándole con los dientes y las manos al bendito plástico, cuando una chica de la compañía a la que le compre los tickets del ferry me toma por un brazo revisa mi brazalete y la calcomanía pegada en la camisa y me lleva hasta un Van que iba a ser mi transporte hasta el puerto de salida de mi ferry. Ella estaba insistentemente llamando y buscando el pasajero que le faltaba según sus records mientras pronunciaba en tailandés perfecto la palabra Koh Phangan, que por supuesto tiene sonidos nasales y hace que cambie la pronunciación en español/inglés que yo tenía en mi cabeza. Y así sin hablar una palabra de inglés, ni ella ni el conductor, puede llegar al transporte y al ferry. En el Ferry hicieron exactamente lo mismo, pronunciaron el nombre de la isla por el altavoz y la tripulación veía el color de tu brazalete y te indicaba donde bajar. Esta era la primera vez que visitaba Tailandia sin mi traductor predilecto: mi esposo y gracias a que los tailandeses te hacen la vida fácil y saben cómo manejar su turismo, no me perdí.

La magia de la isla empieza por lo obvio: las maravillosas playas de Tailandia, que nos han hecho soñar a los occidentales desde que Leo Di Caprio salió en la película de La Playa, que en realidad nunca he visto. Las playas son espectaculares, se los digo yo con mis credenciales caribeñas. Mi primer día en la isla vi uno de los atardeceres más bellos que he visto en mi vida. Estaba en la moto camino a la escuela de yoga y vi un fenómeno que al principio me impactó y después fue que entendí. En esta isla la marea baja hace que el mar se retire muchos metros, más de lo que había visto antes, dejando la arena fina del fondo un poco humedecida, lo que hacia la función de espejo cuando viene el atardecer reflejando los colores del cielo en la tierra, espectacular.

Atardecer en la Playa Haad Chao Phao
Atardecer en la Playa Haad Chao Phao
Playa Haad Chao Phao Koh Phangan Thailand
La playa Playa Haad Chao Phao donde pasé mas tiempo

Donde vi esto ocurrir regularmente fue la Playa Haad Chao Phao, donde pase la mayoría de mi tiempo porque mi cabaña estaba justo al frente al oeste de la isla, por lo que siempre puedes ver los hermosos atardeceres. La quietud  y el azul turquesa de las aguas cristalinas se contrastan con los colores de las largas embarcaciones pesqueras, dándole un toque mágico sacado de una obra de arte. A la orilla de la playa hay muchos hoteles con restaurantes, donde te puedes quedar o sencillamente disfrutar de la comida y de su parte de la playa. Estos restaurantes por lo general se convierten en bares por la noche, lo alumbran con velas y puedes disfrutar y relajarte. Mis preferidos eran Benjamin’s Hut con su café frío de coco, Bollywood de comida india por si quieres variar de la tailandesa (si eso te llega a pasar con una de las mejores comidas del mundo) o el restaurante del Seaflower mucho más grande y espacioso para grupos más grandes.

Artículo relacionado: “Tailandia y los Budas dorados”

Otra playa que conocí se llama Playa Secreta (Secret Beach), que cuando llegué me di cuenta que el secreto se había descubierto porque había mucha gente jaja. Esta playa queda en Ao Haad Son muy cerca de Haad Chao Phao y es larga, por lo que la puedes caminar e ir a un columpio frente al mar que está a un extremo de la playa o buscar el lugar donde hacen masajes ahí mismo frente el mar.

Low Tile Haad Chao Phao beach Thailand
Vean como el mar se retira en Koh Phangan con la marea baja

Playa Haad Chao Phao

img_3582

img_3583

Vista de Playa Secreta Koh Phangan Thailand Secret Beach
Vista de Playa Secreta
Playa Haad Chao Phao
Playa Haad Chao Phao al oeste de la isla

La playa Haad Mae Haad fue sin lugar a dudas mi favorita. Tuvimos que manejar un poco más de 30 min desde Haad Chao Phao en moto pero valió la pena. Esta es la típica playa tailandesa con la que sueñas, con sus montañas-islas en el medio del mar. Esta me gustó mucho más también porque sus aguas eran más profundas, en las otras dos tenías que caminar para llegar a una profundidad ideal, mientras que en esta con solo dar dos pasos estas en a una buena profundidad. La profundidad hace que el agua este más fría, lo que es más refrescante con el calor de Tailandia. Esta playa tenía una isla-montaña al frente a la que podías atravesar caminando en un banco de arena que se forma en el medio, por la unión de las dos corrientes de la playa. La isla-montaña se llama Koh Ma. La gente se colocaba sus pertenencias en la cabeza y se metía al agua a caminar, yo me sentía casi como parte de la bíblica historia de Moisés cuando separó las aguas del mar mientras caminaba a Koh Ma. La otra isla era como otro mundo, la montaña daba espacio solo para un poquito de arena pero recompensaba con su verdor que se reflejaba en el agua haciéndola verde esmeralda. Esto me recordó a las playas del estado Sucre en Venezuela, específicamente Playa Medina rodeada de verdor. Yo nadé y me sumergí disfrutando de lo refrescante y hermoso del paisaje, que a pesar de los turistas se mantiene muy virgen. A este pedacito de playa me fui sin mi cámara o teléfono por temor al cruce del mar, lo malo es que les debo las fotos, lo bueno fue que me permitió desconectarme del mundo exterior y conectarme con esa espectacular playa.

En Koh Phangan hay muchas otras cosas que hacer, como les conté sobre yoga, pueden hacer senderismo y hasta disfrutar de más de seis cascadas naturales. Si lo tuyo es más el mar también puedes bucear y hacer esnórquel en Koh Phangan o en la vecina Koh Tao. Si más bien lo tuyo es lo cultural, puede visitar los templos budistas o el templo chino. Esta isla tiene de todo, incluyendo una gran comunidad de expatriados que viven por temporadas o permanentemente en la isla. Puedes hacer Muay Thai, que es el Boxeo Tailandés en las diferentes escuelas de las islas, una amiga hizo un intensivo en la escuela Diamond Muay Thai y lo recomendó mucho. Y los sábados hacen un gran mercado en el puerto de Thongsala, donde puedes comer lo más típico de la comida tailandesa, comida callejera y comprar recuerdos, ropas y lo que quieras. Durante la semana el mejor lugar para comer esta comida es en la feria de comida del pueblo de Thongsala.

Playa Haad Mae Haad Koh Phangan Tailand
playa Haad Mae Haad
Koh Ma Koh Phangan Thailand
Playa Haad Mae Haad la gente caminando hacia Koh Ma

De verdad me quedaron muchas cosas pendientes en esta isla pero sé que regresaré algún día, tiene un lugar especial en mi corazón por toda la magia que me mostró durante el mes que hice mi entrenamiento, por esa mezcla de playa selvática que tiene, donde escuchas el mar y los insectos que siempre cantan a una hora exacta y que me despertaban en la mañana como un reloj, o que me recordaban que ya mi primera relajación después de la primera clase de yoga del día estaba por terminar y era hora de comer, y cuando cantaban  ya cuando caía la tarde y el día había terminado. La magia de sus colores donde estas rodeado del verdor de las plantas, el azul del mar y el rosado de sus atardeceres. Por su gente de todos lados que te saluda a lo latino con abrazos largos llenos de energía, por la sonrisa que todos te ofrecen, por lo fácil que los tailandeses te hacen la vida, donde puedes comer cuando quieras, te ofrecen seguridad, lo barato que es todo, como te ayudan así no hablen el mismo idioma. Mágica, mágica como una noche de luna llena.

Artículo relacionado: “06 cosas sobre Bangkok, lo esperado e inesperado”

 

Datos útiles

Cómo llegar: Como les expliqué hay que llegar por Ferry, el aeropuerto más cercano es el de Koh Samui.  Hay varias ferrys y puerto de los que salir y llegar. Tienes que escoger el que más te conviene por hora y cercanía a tu hotel, yo usé la compañía Loprayah, son cómodos y confiables.

Como moverse: por la isla pasan unos camiones que son el transporte público para moverse dentro de la isla, no tienen horarios fijos, así que debes pararte en plena calle hacia la dirección que vas y esperas que pase uno.

Lo más aventureros alquilan motos y manejan. Alquilar una moto por día cuesta alrededor de 250 Bath (7USD aproximadamente) y por mes puedes negociar a 3000 Bath (85 USD aproximadamente). La gasolina puedes comprarla en una gasolinera obviamente, pero si te quedas sin ella en pleno camino pues en las aceras de las calles venden a 40-50Bath (1-1.5 USD aproximadamente)  por una botella  de un litro si mal no recuerdo.

Hospedaje: En Koh Phangan hay muchas opciones para hospedarse y seguro encuentras algo adaptable a tu presupuesto. En cabañas sencillas y cómodas puedes pagar entre 9 000-1000 baths (250-280 USD) por un mes de estadía, si buscas por noche entre 12 -15 USD puedes encontrar sin problema. Si tienes más presupuesto, pues el cielo es el límite.

Más artículos sobre Tailandia aquí

Te gustó el artículo? Conéctate con nosotras en wordpress y en nuestras redes (Facebook , Instagram y Pinterest) para que conozcas más de nosotras y de nuestro blog

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Pin it! Pineálo en Pinterest!

koh-phangan-la-isla-de-la-luna-llena-en-tailandia-desarrollo-peregrino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s