El Real Alcázar de Sevilla

Patio de las Doncellas  El Alcazar, Seville Seville España Spain
Patio de las Doncellas

Tengo que empezar diciendo que el Alcázar es el castillo más bello que he visto en mi vida. Para algunos será Versalles, para mí fue  Sanssouci en Potsdam (Alemania) por mucho tiempo, pero el Alcázar es ahora sin duda mi favorito. Su combinación de estilos es asombroso, arte mudéjar, gótico y muchos más.  Es la unión de la Europa cristiana y del África musulmana, azulejos con escrituras en árabe, arcos de yesos hechos por artistas musulmanes y detalles en las paredes sobre el Emperador Carlos I (también conocido como Carlos V). El palacio ha sufrido modificaciones y ampliaciones durante siglos, por eso se notan diferentes estilos y es el palacio más antiguo y todavía en uso en Europa.

Al Alcázar hay que dedicarle mínimo un día, tiene muchos detalles que admirar. Sus arcos no son sencillamente arcos, son una obra de arte y de yesería. Se puede observar las delgadas líneas de yeso que se unen con las otras y van creando otras  formas. Los azulejos cuentan historias sobre el Emperador Carlos V o te deslumbran con sus colores, hay textiles gigantes mostrando grandes batallas en Salón de los Tapices, hay baños subterráneos, en el piso o en el techo puedes admirar detalles hermosísimos que nunca antes has visto.

Artículo relacionado: “Días de ensueño en Sevilla”

 

Mis lugares favoritos fueron el Patio de las Muñecas, el Patio de las Doncellas, el Salón de los Embajadores, los jardines y los Baños de María Padilla, les cuento por qué.

Sigue leyendo

Dias de ensueño en Sevilla

IMG_2673

Después de nuestros días en Madrid nos fuimos a Sevilla en tren. Desde el inicio del paseo en tren todo fue espectacular, el paisaje era muy lindo y único la verdad, pequeñas colinas con pequeños arboles en el tope, la vegetación del suelo de un color amarillo casi dorado contrastando del marrón oscuro del tronco de los árboles y el verde intenso de las perfectamente podadas copas de los árboles. Solo naturaleza hasta donde te llegaran los ojos, faltaba Don Quijote y algunos molinos para completar la vista.

Ya en Sevilla sencillamente nos dejamos llevar por su encanto. Que bella es Sevilla, cada esquina te traslada en el tiempo, con sus callejuelas estrechas y suelos empedrados, las pequeñas lámparas en cada esquina,  los nombres de las calles en azulejos, los arboles con flores y las altas palmeras. Me sentía como si realmente viajé en el tiempo y estaba por los años 1500. El casco histórico de Sevilla es uno de los más grandes de Europa y como dije es de ensueño. Además de perderse en sus calles, en Sevilla hay mucho que ver. De verdad entre casas, museos, iglesias y el magnífico Alcázar, no te aburrirías más bien hay que escoger que hacer y cuando. Yo fui en verano y la temperaturas estaban bien altas, es un calor seco, no húmedo como el de Asia, pero igual había que resguardarse en las horas más fuertes, así que por primera vez entendí el concepto de la “siesta” española, de verdad con ese calor hay que irse de regreso al hotel a descansar y esperar que baje el sol para volver a salir.

Artículo relacionado: “Las 05 cosas que mas disfruté de Madrid”

Sigue leyendo

Las 05 cosas que más disfruté de Madrid

IMG_2067

España es uno de los primeros países que los sudamericanos visitan, porque está Europa y relativamente cerca geográfica y culturalmente. Y a pesar de que siempre había querido ir, España se convirtió en el país n° 20 que conocí (sin contar una escala de 7 horas en Madrid donde terminé recorriendo Madrid a media noche por tres horas). Por una cosa y otra no planificaba mi viaje para allá, hasta que a finales del verano pasado logré ir y vaya que valió la pena. Conocí Madrid, Alcalá de Henares, Barcelona y Sevilla en unas dos semanas con un festín de comida y experiencias. Les empezaré a contar sobre Madrid y como sé que muchos ya la conocen y es una ciudad muy fácil de recorrer, además ya la gente tiene muy buena idea de que ver y visitar, me voy a enfocar en enumerar las cosas que más disfruté.

  1. La familiaridad cultural. Disfruté mucho experimentar la cercanía cultural que tenemos con los españoles, empezando por supuesto con el idioma. Se me había olvidado que mis oídos están siempre abiertos porque en Asia aunque escuchaba todo, muy poco era lo que entendía. Durante mis primeros días en Madrid sentía que mis oídos era como parabólicas que captaban cada dialogo que pasaba a mi alrededor, a veces me daba vergüenza el estado de híper receptividad en la que andaba porque hasta escuché conversaciones privadas sin quererlo. La pasión por la fiesta en España solo se puede comparar con la que existe por lo mismo en Latinoamérica, rumbear y festejar como no hubiera mañana, sin importar la edad. Mientras estuve allá estaba el Festival de la Virgen de la Paloma y a pesar del alcohol y de la música alta, era un evento para toda la familia, se veían niños dormidos en sillas y en sus coches, algo impensable en Asia o en Estados Unidos, pero muy normal en España y de donde yo vengo, me recordó todas esas dormidas que pasé de niña entre dos sillas. También reconocí mucha comida con la que crecí y que siempre me pareció normal o mejor dicho venezolana, para descubrir que también se consumen normalmente en España.
  2. El arte y los museos. Los museos de arte es sin duda una de los deleites en Madrid. En el Museo Reina Sofía por supuesto “el Guernica” de Picasso se lleva el premio, por su tamaño, por lo poderoso del mensaje y su contexto. Disfruté también de los cuadros de Dalí con sus loqueras surrealistas. En el Museo del Prado, tengo que confesar, que los cuadros de Velázquez no me impresionaron tanto, me gustaron mucho más los del Greco con la explosión de luz que les ponía. También los cuadros de Goya me impactaban, me encanta lo multifacético que pueden ser sus obras, cuando pintaba el estilo clásico ya empezaba a desfigurar sus personajes casi hasta de forma burlona. Su época negra es terrorífica y excitante a la vez, como el cuadro de “Saturno devorando a un hijo”

Sigue leyendo

El islam y su arte. Museo de Arte Islámico en Kuala Lumpur

IMG_0935

Vivir en Asia me enseñó muchas cosas, me ayudó a comprender el mundo de diferentes perspectivas. Me enamoré definitivamente y de por vida del té y del yoga, antes había un romance pero ahora hay amor profundo. Entre otras cosas que aprendí a amar Asia y a su gente. Una de las cosas que aprendí allá fue a entender más las religiones que no se encuentran muy comúnmente en Latino América, como el hinduismo, el budismo y el islam. Las dos primeras llegan a nuestro continente a través de su filosofía pero el islam cuando llega, llega desvirtuado con malas noticias y fanatismo. Como por principio creo que no todo puede ser malo y que lo malo es el fanatismo vengan de donde vengan, me encantó conocer más del incomprendido islam.

Ya mientras estaba en Sri Lanka realice una meditación con unos Derviches Giradores, los cuales forman parte de los Sufíes la rama mística del islam. Ellos practican el “whirling” o vueltas, una meditación activa para acercarse a Dios. Durante la meditación giras con la tierra y los planetas de nuestro sistema solar para pedir amor para la humanidad y los seres vivos. Una experiencia hermosa y única, que llenó mi corazón de amor, compasión y felicidad. Pero fue Malasia el primer país musulmán que he visitado. Un país desarrollado con una vibrante capital e islámico. Ya por ahí se van cayendo algunas de las concepciones que tenemos con esa religión. Para conocer más nos fuimos al Museo de Arte Islámico en Kuala Lumpur ¿Qué mejor manera para entender mejor un sistema de creencias que a través de su arte?

Artículo relacionado: “Al fin Kuala Lumpur”

Sigue leyendo

Historias e hinduismo en las ruinas Mahabalipuram en India

img_7561
Historias mitológicas del hinduismo en relieve de piedra tallada

Cuando fui a Chennai en el Estado de Tamil Nadu había algunos lugares que conocer cerca de la ciudad pero casi sin pensarlo mucho me decidí ir a las ruinas de Mahabalipuram que están ricas de historia y simbolismo. Mahabalipuram  también conocida como Mamallapuram, fue una ciudad puerto que vio su esplendor en el Siglo VII y VIII bajo la dinastía de los Pallavas. Durante la visita disfruté mucho del lugar, pero después que aprendí más sobre hinduismo y pude recordar y entender muchos de los simbolismos y leyendas escondidas en estos milenarios tallados de piedra.

Estas ruinas quedan a un poco más de 50 Km de Chennai y a una hora y media de camino desde la ciudad. Nosotros fuimos con un chófer privado que contratamos desde el hotel. En India los monarcas regionales peleaban entre sí por poder, dominio regional y el favor de los Dioses, y una de las formas de ganar todo esto era construyendo mejores y majestuosas estructuras religiosas y templos. No sé si la majestuosidad de las estructuras les ayudaba a encontrar más adeptos, o si les ayudaba a recibir las bendiciones de los Dioses, lo que si estoy segura es que ayudaba a innovar en las artes y arquitectura, lo que hoy en día agradecemos porque aún podemos apreciar estas estructuras a pesar de los años.

Artículo relacionado: “Mi primera entrada a India: Chennai”

Sigue leyendo

5 Cosas que debes saber sobre Polonia

IMG_6150
Palacio de la Cultura y la Ciencia Varsovia

Polonia era un país que quería visitar desde hace tiempo, y no necesariamente para ver las cicatrices que dejó la Segunda Guerra Mundial o la época Comunista. Al contrario, quería conocer Polonia por lo que es hoy, por su arte, por su gastronomía, por su cultura y claro un poco también por la historia pero no necesariamente la historia fea y triste. Tuve la oportunidad de trabajar con la Embajada de Polonia en Caracas por casi dos años y tuve una inmersión en su cultura, que me llenó de curiosidad y admiración, además de muchas amigas.

Les quiero contar 06 cosas que deben saber sobre Polonia antes de visitarla para que entiendan mucho mejor la cultura, o para que conozcan estos datos (si no lo sabían) como cultura general o para sembrarles la curiosidad y quieran conocer más de este país.

 Este artículo es una antesala a mis artículos sobre la visita a este país, y aunque siempre les cuento con una ficha del país, esta vez les quiero contar un poco más porque este país me parece fascinante y tenía más conocimiento previo antes de ir a visitarlo por primera vez, por lo que comprendí muchas cosas que pasaban alrededor durante mi visita. Empecemos entonces:

Artículo relacionado: “Ficha Polonia”

  1.      Sufrieron lo peor de todo lo que pasó en el Siglo XX. Está lo que más se conoce de Polonia, la Alemania Nazi los invadió en 1939 y con eso se desató la Segunda Guerra Mundial. Polonia sufrió con fuerza la época de los nazis, incluyendo lo más horroroso como lo fue los campos de exterminio. El infame campo de Auschwitz está en Polonia. Como si fuera poco luego cayeron detrás de la cortina de hierro en la Guerra Fría convirtiéndose en un estado satélite de la Unión Soviética. Lo que trajo restricciones políticas, problemas económicos y represión.
  2.      Son un pueblo comprometido con su libertad. A pesar de su poca suerte en el Siglo XX, pocas personas saben que se levantaron contra la ocupación nazi en 1944, manteniendo el control de la ciudad por 63 días, es un episodio conocido como: El Alzamiento de Varsovia (ahora en Varsovia hay un museo dedicado al evento). Todo esto en un esfuerzo de conseguir su libertad antes que la Unión Soviética los rescatara  y fueran sometidos completamente por esta. Lamentablemente no tuvieron éxito a pesar de sus esfuerzos, y se convirtieron en un Estado Satélite de la Unión Soviética. En 1989 después de años de resistencia, huelgas y protestas, el gobierno comunista se sentó con la oposición, representada por el movimiento Solidaridad (que tenían como líder al ganador del Premio Nobel de la Paz Lech Walesa), para negociar. El resultado de las negociaciones trajeron una transición pacífica hacia la democracia, convirtiéndose en el primer país del comunista en lograrlo.
    IMG_6097
    Afiche en el Museo del Levantamiento de Varsovia

     

  3.      Canalizaron todo lo que sufrieron a través de sus artes. Desde la época del pianista y compositor Frederic Chopin el arte polaco empezó a ser una ventana de las luchas del pueblo polaco. Chopin compuso muchas canciones para acompañar el baile polaco La Polonesa, que también es un estilo de música folclórica. Esta música se dio a conocer en toda Europa gracias a él y además inspiró a muchos grupos independentistas que buscaban una Polonia independiente, ya que para ese tiempo Polonia estaba dominada por otros poderes imperiales de Europa. Se puede decir que los polacos han tenido siempre representaciones artísticas muy hermosas e intensas. Me gusta su teatro y su cine, por la intensidad de las actuaciones y de las emociones que demuestran. El arte polaco me hechizó desde el primer momento. Por ejemplo, el cine polaco es muy reconocido y galardonado, por ser un cine de autor intenso y complejo. Tienen cine que cuenta las historias no contadas de su pasado doloroso, una vertiente de “Realismo Socialista” en la época comunista y un cine de “Ansiedad Moral” para nombrar algunas vertientes. Entre los directores polacos más renombrados, son conocidos Andrzej Wajda (sus recientes películas incluyen “Walesa un hombre del pueblo”, “Katyn” y entre las más famosas están el “Hombre de Hierro” y el “Hombre de Mármol”), el controversial Roman Polański (director de “El Pianista”, “Macbeth”, “La Semilla Del Diablo” y “El Escritor”, entre muchas otras) y Krzysztof Kieslowski (director de la trilogía Tres Colores: “Azul”, “Blanco” y “Rojo”, el “Decálogo” y “La Doble Vida de Verónica”, por nombrar algunas). Si quieren empezar a conocer más sobre cine polaco, con algo más reciente les recomiendo la película “Ida” de Pawel Pawlikowski, la cual ganó el Oscar a mejor película de habla extranjera y a mejor fotografía en 2014. Si les gusta el arte tanto como a mí, de verdad no pierdan la oportunidad de disfrutar un concierto, una obra de teatro y/o una película polaca (Si quieres saber más del cine polaco puedes revisar este artículo en inglés).  Si les gusta la poesía, los polacos también tienen mucho que ofrecer en este campo. La manera como entregan el mensaje es espectacular, porque lo hacen rodeado de belleza, con pocas palabras, con emoción, así pues con arte puro.

Sigue leyendo

Caracas y su ciudad universitaria

DSCN5314

De mi visita a Venezuela hace casi un año, dejé un artículo pendiente porque no encontraba las fotos del viaje,  pero al fin las encontré y puedo contarles mi historia! Quería hablarles del único LUGAR que hizo mi corazón saltar de emoción, amor, nostalgia, orgullo y tristeza a la vez. Y no fue mi encuentro con el Mar Caribe que siempre me saca una sonrisa en el alma, no fue ver la montaña del Ávila que decora Caracas con diferentes tonalidades de verde, marrón y hasta azul dependiendo de la hora del día y tampoco fue el verdor de mi ciudad natal Maracay, conocida como la Ciudad Jardín de Venezuela. Y no me malinterpreten, todos estos sitios me hicieron suspirar, porque me recibían en casa. Pero la que más emociones creo en mi fue la visita a la Ciudad Universitaria de Caracas (CUC), la sede de la Universidad Central de Venezuela (UCV) donde estudié mi pregrado, posgrado y obtuve mi primer trabajo profesional.

Artículo relacionado: “El largo camino de regreso a casa”

Para mis lectores no venezolanos, les voy a explicar porque sentí todo esto y aunque casi cualquier persona puede sentir muchas emociones cuando visita su Campus Universitario, el caso de la Ciudad Universitaria de Caracas es especial. Empecemos por lo más obvio, este campus fue declarado Patrimonio de la Humanidad en  el año 2000 por la Unesco y su belleza la hace digna de visitar por lo que la incluyo en este blog, además de las emociones que me despertó cuando fui un día muy temprano en la mañana y una brisa fría y con esencia entre cemento y aroma de plantas  me recibieron nuevamente.

Sigue leyendo

Descubriendo las cuevas de Dambulla y el arte budista

IMG_6969

Las cuevas de Dambulla tienen una historia fascinante que se remonta al siglo I A.C. También tienen un legado artístico importante y es que el arte esrilanqués se desarrolló gracias a la religión. Como mucho del arte en Europa, la religión budista y los reyes fueron los que impulsaron las artes en este país, ya que a fin de dar a conocer la filosofía y enseñanzas budistas, usaron el arte y edificaciones religiosas como el mejor medio de comunicación. Las cuevas están ubicadas en el centro del país, en lo que es conocido como el Triángulo Cultural, una de las atracciones más emblemáticas de la isla. El triángulo tiene sus tres puntas en tres antiguas capitales de los Reyes Singaleses, Anuradhapura, Polonnaruwa y Kandy. Dentro del triángulo se pueden visitar otras atracciones como Sigiriya, las mismas cuevas de Dambulla, parques naturales, bosques y más.

Cuando llegas al lugar del complejo de cuevas puedes ver una inmensa roca casi aplanada y elevada a unos cuantos metros de la superficie, a la espalda de un gigante Buda dorado (no muy común en Sri Lanka) y una cara de dragón con la boca abierta que asemeja más al arte chino que al esrilanqués. No sospecharías que detrás de esas estructuras más contemporáneas,  dentro de esa roca hay unas cuevas con arte antiguo, con más de 150 estatuas de buda, murales y pinturas que cubren la superficie de más de 2000 m2 y muchos colores. Menos imaginarías que ha sido un lugar sagrado y de peregrinaje por más de 2200 años.

Sigue leyendo