Californdiversion: verano en Santa Cruz

califordiversion un verano en Santa Cru

En mi artículo anterior sobre  California y específicamente Santa Cruz,  les contaba como en esta ciudad había muchas cosas para entretenerse, ya que era una ciudad de estudiantes y dormitorio de los cerebros que trabajan en el Silicon Valley y en las ciudades adyacentes a la bahía de San Francisco, por lo que hoy les quiero contar sobre las atracciones que ofrece la ciudad en verano. Una de las cosas por las que Santa Cruz es famosa, aparte del Surf, es por el “Santa Cruz Beach Boardwalk Amusement Park”. El cual es un parque de diversiones que está justo a la orilla del mar y que está considerado como uno de los mejores parques de atracciones en el mundo, en  esta categoría. El parque abrió en 1907 y es parte de la historia de la ciudad, además cuenta con la “Giant Dipper”, una montaña rusa de madera que se inauguró en 1924. Es una de las montañas rusas más viejas aún en funcionamiento. Y no crean que por vieja no sea divertida, igual grité de terror en algunas curvas, anda rápido y no tiene nada que envidiarle a las nuevas creaciones,  por algo aún sigue en funcionamiento.

El Boardwalk es un parque clásico, con carruseles, casas del terror, venta de dulces y comida rápida. Con atracciones más contemporáneas y más rápidas, para los adultos. Visitarla es entretenimiento garantizado, porque incluso cuando estás en el tope del “Doble Shot” (es una atracción que te sube rápidamente y luego te deja caer en caída libre), si te atreves a abrir los ojos (yo soy muy cobarde y sólo abrí mis ojos una vez), disfrutarás de la vista del mar. O puedes subir al colorido teleférico, en el cual puedes recorrer el parque mientras disfrutas de la vista y del viento, con tus pies balanceándose en el aire.  Y si tu estomago necesitas un break de las atracciones, puedes caminar a unos cuantos pasos a la playa o ir a sus atracciones bajo techo que incluyen mini golf, casino, bowling y video games. El parque está abierto desde finales de mayo hasta principios de septiembre todos los días de la semana y luego solo los fines de semana con excepción del mes diciembre que cierra por mantenimiento.

Sigue leyendo

California dreaming: Santa Cruz

California dreaming- Santa Cruz

California es conocido como el “Estado Dorado” o “Golden State” en inglés. No se sabe exactamente de dónde viene este nombre, algunos creen que por la explotación de oro que se llevaba a cabo en el estado hace décadas, otros creen que se debe a que en ese territorio brilla el sol casi todo el año. Lo cierto es que éste estado es famoso por muchas cosas, su clima, sus ciudades, sus playas, etc. Todo esto ha inspirado canciones (como la de Mamas & the Papas, que la da el título a este artículo o California Gurls de Katy Perry) y hasta se dice que la mayoría de los estadounidenses creen que en California pueden vivir más felices (aquí les dejo el estudio). Ahora, este estado es muy grande en realidad y hay diferencias entre el norte y el sur de California bien marcadas.

Si hubiera tenido que hacer un brainstorming de mis ideas preconcebidas de California antes de  haberla visitado, hubiera sido así: Hollywood, Artistas por las calles, carros descapotables, The Doors, playas, mansiones, gente bronceada, Malibú, Los Ángeles, surf, Red Hot Chilli Peppers y San Francisco. Pues resulta, que entre esas ideas obvié características del norte de California y sólo incluí una de sus ciudades, San Francisco.

Mapa de California

Y es el norte es diferente del sur de California.  De hecho el Norte de California, es conocida por su tendencia “hippie” porque fue en San Francisco, donde nació todo este movimiento en contra la guerra de Vietnam por los años 60. ¿En que se traduce eso en el norte de California actualmente? Centros de yoga en cada cuadra, conservacionismo, reciclaje, restaurantes y tiendas amables con las mascotas,  y la cuna de los carros eléctricos Tesla. Este verano pasé un mes por esta zona y les contaré sobre sus alrededores, hoy les hablaré de Santa Cruz. Sigue leyendo

Escapadas de Nueva York (Parte 2)

Pocos meses después de haber llegado a Nueva York, cuando empezó la época del otoño, escuché hablar de estas huertas que quedan a las afueras de la ciudad, donde la gente va a agarrar manzanas en los árboles para después comprarlas. Al principio me pareció un poco raro hacer todo este viaje para eso, ya que donde crecí yo bastaba con salir de mi casa para agarrar manzanas en el jardín. Además Nueva York tiene muchos mercados locales que te las llevan a la ciudad. Pero no puedo negar que estos cuentos despertaron mi curiosidad. Ademas que la manzana es mi fruta favorita y que es el simbolo de Nueva York (“la gran manzana”), así que para el siguiente otoño, me lancé en esa escapada con unas amigas.

Mapa Hudson Valley
Mapa Hudson Valley

Sigue leyendo

Escapadas de Nueva York (Parte 1)

Nueva York no es de esas grandes ciudades donde sientes la necesidad de salir para respirar mejor. Siempre sale algún plan para el fin de semana,  porque a la gente le encanta salir y la ciudad tiene mucho que ofrecer. También cuenta con áreas verdes y paseos marítimos. Dicho eso, las afueras de Nueva York rebosan de lugares lindos y actividades para cada temporada. En pocos minutos, pueden salir de la ciudad en coche o en tren,  hasta llegar a otros Estados como New Jersey o Connecticut.

Por ahora, les quiero practicar de los lugares a los cuales fui en el Estado de Nueva York, durante estos dos años y medio que he estado viviendo aquí. La mayoría de estos viajes se pueden hacer en 2 o 3 días, así que también pueden ser opciones por los que estan en una visita corta.

De hecho cuando llegan al aeropuerto JFK en Nueva York, ya se pueden dar cuenta que el Estado invierte mucho dinero para promocionar el turismo afuera de la ciudad. Aqui les dejo el sitio web de la campaña “I love New York” que les dará más ideas de viajes.

Sigue leyendo

Las inesperadas características del metro en D.C.

las inesperadas caracteristicas del metro de dc

Como venezolana cuando empecé a viajar a otras ciudades del mundo, que contaban con transporte subterráneo, me sorprendía que algunos metros eran sucios y viejos (como el de París y el de Nueva York), otros peligrosos (como el Budapest, al menos así lo sentí), otros sumamente complicados por tantas líneas que se entrecruzan, hasta hacer una araña del mapa (como el de París, Nueva York y Berlín). Lo que por supuesto, dificultaba su navegación. También hay algunos que tienen todas estas características combinadas.

Todo esto me sorprendía porque el metro de Caracas era lo contrario, era limpio, relativamente nuevo, pocas líneas y seguro. Ya que éste, es de principios de los años 80, no podría compararse con metros centenarios como el de Nueva York.

Ahora lo que me sorprendió del metro de D.C. es que me hacía sentir un poco como en casa, como en el metro de Caracas hace unos pocos años. Los trenes se parecían mucho a los viejos trenes de Caracas, que algunos siguen en circulación, tanto por el diseño interior como el exterior. Con la diferencia que los asientos en el de D.C., tienen cojines de colores y los vagones tienen alfombras. Además las estaciones están construidas con concreto armado como algunas en Caracas y que me recuerdan a la arquitectura de la Ciudad Universitaria de Caracas, la cual es una Arquitectura Moderna, la misma de algunas estaciones del metro de D.C. Estas similitudes deben ser porque ambos abrieron sus puertas en años relativamente cercanos, en menos de una década de separación (Metro de Caracas en 1983 y el D.C. en 1976). Claro el sistema de líneas y conexiones en D.C. es más grande, las estaciones de conexión son más complejas, el tiempo de espera es mucho menor, es mucho más seguro y hay cobertura telefónica en gran parte del recorrido. Sigue leyendo

Lo inesperado de Washington D.C. Parte 2

Lo inesperado de D.C. parte 2-2Como les había contado en el artículo anterior, me parece fantástico que siempre podamos encontrar cosas inesperadas en los viajes que hacemos, hay cosas que te dejan con la boca abierta (como el Templo de la Fraternidad de los Masones en D.C.) y otras cosas que se te cruzan en el camino en el momento que menos lo esperabas y más lo necesitabas. Hoy les quiero contar  sobre tres pequeñas experiencias de este estilo, que viví en mi estancia en Washington D.C.:

  1. Los Cines WEC y AMC Loews Uptown. Cuando pensaba en salas de cine en Estados Unidos, me imaginaba los grandes Multiplex, esos complejos grandes, espaciosos y con un mínimo de 4 salas de cine, que solo aseguran proyectar las películas más taquilleras de la temporada. Éstos Multiplex han sido importados en el resto del mundo y fueron las causantes que las clásicas salas de cine, con las que muchos crecimos, cerraran. En algunos sitios de Europa llegué a ver estas salas clásicas pequeñas, luchando por subsistir en el mundo del Multiplex y solo lo hacían por el apoyo incondicional de los habitantes de los pueblos o ciudades en los que se encontraban. Por lo general, pasaban películas alternativas, no muy taquilleras, en las cuales no importa si la silla se mueve o no como parte de los efectos especiales; sino que importa más los diálogos, la fotografía y las actuaciones. Ya que en el viejo continente hay más apego a las costumbres, a lo tradicional, a eso que hacían tus abuelos. En mi ciudad natal en Venezuela, las salas de cine fueron cerrando una a una, con la llegada de los Multiplex al principio de la década de los 2000. Los espacios que antes ocupaban éstos cines clásicos, fueron cayendo en manos de una iglesia evangélica brasileña llamada “Pare de Sufrir”, quienes utilizan las salas para sus convenciones.

Pues para mi sorpresa, me encontré en el país creador de las avasallantes Multiplex, dos salas bien diferentes. Sigue leyendo

Lo inesperado: la herencia masónica de D.C.

lo inesperado la herencia masónica 2

Cuando uno viaja a un sitio, ya sea una ciudad o en la naturaleza, siempre tienes ciertas expectativas. Bien sea porque lees sobre el lugar al que vas o porque tus amigos/conocidos te cuentan. Hay ciudades y lugares que tienen una energía única, que es tan fuerte que a veces supera cualquier predefinición del sitio que tengas, como por ejemplo Nueva York, El Salto Ángel o el Perito Moreno. Los tres son lugares únicos y tienes que ir para entenderlo. Otros sitios como París, los hemos idealizado tanto y hemos visto tanto de ellos, que las expectativas se cumplen al pie de la letra cuando los visitas, e igual podrías volver a recorrerla.

Ahora siempre (o al menos casi siempre), hay cosas que no te esperas y que te toman por sorpresa, al final eso es lo maravilloso de viajar. ¿Se imaginan que con escuchar una historia o ver un vídeo sea suficiente para saber cómo es un sitio? Sería aburrido!! Precisamente los vídeos, guías y hasta  estos mismos artículos, son para transportarlos al sitio y que se les genera la curiosidad por ir, a comprobar o no la historia, a sentir el lugar, a descubrirlo con sus propios sentidos y a tener su dosis de imprevisto.

Como estas sorpresas son una de las bellezas del peregrinaje, compartiré con ustedes de forma regular sobre lo inesperado de los lugares que visite, esas cosas que me sorprendieron. Les he estado contado sobre Washington D.C. y los próximos artículos serán sobre esos detalles inesperados.  En este artículo les contaré mi experiencia en el Templo de la “Scottish Rite of Freemasonry”.

Sigue leyendo

24 horas y más en East village

Mi estancia en Nueva York me ha llevado poco a poco a vivir en el área que llaman East Village. Se ubica en Manhattan entre el East river (el río que separa Manhattan de Brooklyn), Broadway, Houston street y la calle 14. Para ser más precisa, cuando estoy en Nueva York, vivo ahora en Alphabet City que debe su nombre a la denominación de sus avenidas (Av A al oeste y D al este).

Por qué East Village? Si van de noche, se darán cuenta que esta área de Nueva York atrae a la juventud neoyorquina, sobretodo la que se quiere emborrachar hasta muy tarde. Se vuelve muy fiestero y los residuos de las fiestas nocturnas se acumulan como basura en la calle. Y la verdad es que hasta que viví aquí no entendía muy bien su encanto. Aquí descubrí una vida de barrio que no es tan común en Nueva York. Sigue leyendo