Dias de ensueño en Sevilla

IMG_2673

Después de nuestros días en Madrid nos fuimos a Sevilla en tren. Desde el inicio del paseo en tren todo fue espectacular, el paisaje era muy lindo y único la verdad, pequeñas colinas con pequeños arboles en el tope, la vegetación del suelo de un color amarillo casi dorado contrastando del marrón oscuro del tronco de los árboles y el verde intenso de las perfectamente podadas copas de los árboles. Solo naturaleza hasta donde te llegaran los ojos, faltaba Don Quijote y algunos molinos para completar la vista.

Ya en Sevilla sencillamente nos dejamos llevar por su encanto. Que bella es Sevilla, cada esquina te traslada en el tiempo, con sus callejuelas estrechas y suelos empedrados, las pequeñas lámparas en cada esquina,  los nombres de las calles en azulejos, los arboles con flores y las altas palmeras. Me sentía como si realmente viajé en el tiempo y estaba por los años 1500. El casco histórico de Sevilla es uno de los más grandes de Europa y como dije es de ensueño. Además de perderse en sus calles, en Sevilla hay mucho que ver. De verdad entre casas, museos, iglesias y el magnífico Alcázar, no te aburrirías más bien hay que escoger que hacer y cuando. Yo fui en verano y la temperaturas estaban bien altas, es un calor seco, no húmedo como el de Asia, pero igual había que resguardarse en las horas más fuertes, así que por primera vez entendí el concepto de la “siesta” española, de verdad con ese calor hay que irse de regreso al hotel a descansar y esperar que baje el sol para volver a salir.

Artículo relacionado: “Las 05 cosas que mas disfruté de Madrid”

Empezamos visitando la Real Plaza de Toros de Sevilla y aunque no apoyo las corridas porque me parecen crueles con los toros, tenía una curiosidad especial con esta plaza. En mi ciudad natal (Maracay en Venezuela), hay una réplica de la plaza de toros de Sevilla: la Maestranza Cesar Girón, hecha por uno de los arquitectos más prominentes del país Carlos Raúl Villanueva, fue finalizada en 1933. De este arquitecto les conté cuando escribí sobre la Ciudad Universitaria de Caracas, que es mi campus universitario. Volviendo a la plaza de toros, es uno de los iconos de la ciudad de Maracay y recuerdo como me deslumbraban sus formas arabescas en la fachada, que siempre me intrigaron  y me hacían preguntarme: ¿por qué si era una réplica de una plaza de toros de Sevilla España, tiene acabados árabes? Estaba muy joven para saber la respuesta, que es que sencillamente Sevilla es una mezcla de culturas, de legados únicos entre los moros árabes, judíos sefardís y católicos españoles. Que su historia está ligada con las Américas y que nos muestra el esplendor de lo que fue el poderoso y rico imperio español. La plaza de toros de Sevilla como tal no te cambiara la vida, en el interior puedes ver cuadros, obras de arte relacionadas y los elegantes y especiales trajes de toreros. Yo la disfruté por esta conexión que tengo con ella. Hay que pagar entrada, y si no quieres apoyar las corridas y aunque parezca un poco contradictorio, visitar la plaza ayuda a mantenerla más como un museo y así no necesitan el ingreso de las corridas para mantenerse.

Te puede interesar: Caracas y su Ciudad Universitaria

En Sevilla la comida y la música es  parte importante de encanto, así que disfruta del vino que es tan barato como el agua, de la sangría, de las tapas, que aunque no son gratis como en Madrid, son divinas. Fuimos al mercado Lonja de Barranco que tienes las clásicas tapas con algunas añadiduras más contemporáneas. Ese mercado queda muy cerca de uno de los puentes que pasa sobre el rio Guadalquivir y es también un placer cruzarlo y caminar por esa parte del pueblo. Como si fuera poco, nuestra visita coincidió con la luna llena y eso le termino de dar el toque mágico y romántico a la estancia, yo me sentía como de la realeza caminando por esas calles con la luna llena.

Para escuchar y ver una presentación de flamenco hay muchas opciones, nosotros fuimos a la Casa de la Memoria, que tiene unos precios accesibles y de verdad no nos decepcionó. Había olvidado que el flamenco puede parecer como una pataleta jaja, tanto zapateo podría ser hecho por un niño malcriado al que no le compraron un dulce, pero no me malinterpreten lo disfruté mucho. Me pareció que el estilo de la presentación de La Casa de la Memoria es como una reunión de amigos que improvisan con la música y el baile,  dando como resultado un espectáculo natural y único.

También visitamos la Catedral y la Torre Giralda. La Catedral tiene detalles increíbles pero como les he contado varias veces, hay pocas iglesias católicas que me sorprendan últimamente, me parecen similares y muchas veces me siento como en un mercado y no como en un lugar sagrado. Esta catedral tenía una energía más solemne, por supuesto los detalles y acabados eran más espectaculares que cualquier iglesia. Adentro tienen la tumba de Cristóbal Colon, indiferentemente la posición que tengan hacia él, fue interesante ver los restos del hombre que para bien o para mal, cambio nuestro mundo para siempre. La catedral fue construida en los espacios que quedaron luego de la demolición de una mezquita y parte de la Giralda fue también el Alminar o torre de la mezquita de la ciudad, ambos son Patrimonio Cultural de la Humanidad. En la torre La Giralda me gustaron las vistas de la ciudad, con sus techos rojos, edificios no muy altos y el ambiente medieval. Aunque estaba muy llena y había que esperar por turnos para ver un poco. Este es otro detalle sobre Sevilla que me pareció interesante, es un pueblito netamente turístico, por lo tanto a veces hay mucha gente, así que toma las previsiones, compra entradas con antelación o levántate temprano para que esperes en colas para entrar. A pesar de eso, me parece que Sevilla tiene mucho carácter. Hay sitios que se han vuelto tan turísticos que pierden su encanto, eso no me parece que pasa con Sevilla. Así haya un montón de turistas, el lugar guarda su alma.

Lo que si vale la pena totalmente es la Casa de Pilatos. Esta casa es privada, es decir el estado no el dueño sino una familia real perteneciente al Ducado de Medinaceli. Este palacio juega con tus percepciones, porque tiene la combinación del estilo y arte mudéjar que es un estilo de arte islámico que se desarrolló en la península ibérica, mezclado con arte y decoración renacentista. Es una unión de cosas que normalmente tienes separadas en tu cabeza y aquí se unen para darte belleza opulenta y extravagante. Uno de los primeros dueños de este palacio se trajo muchas estatuas de mármol romanas que se juntan con los azulejos y acabados de yeso árabe (yeserías), una obra de arte en cada esquina. Tiene un patio típico andaluz con una fuente en el centro de la casa y la galería alrededor del patio está decorado con bustos de emperadores romanos y españoles. En la parte de arriba, en la que no se puede tomar fotos, ves los salones y cuartos de esta casa real, con grandes y gruesas cortinas y alfombras, cuadros y utensilios de lujo. Uno de mis lugares favoritos en Sevilla, después del  Alcázar,  que fue tan especial que les contaré en detalle en la próxima entrada.

Para culminar nuestros días en Sevilla fuimos a los baños árabes. Los baños Aire de Sevilla están en una antigua casa dentro del casco histórico y tiene baños subterráneos. Tiene diferentes piscinas con diferentes temperaturas y hasta piscina salada donde flotas inmediatamente. Pagas un pase por hora y media, tienen diferentes paquetes y algunos incluyen masajes. Nosotros hicimos el pase más barato que incluía un masaje por 15 minutos y fue bastante rápido, además había mucha gente alrededor así que no fue tan relajante, pero los baños sí. Como fuimos en nuestro último día pude observar algunos detalles que tomaron del Alcázar para decorar, como los techos en forma de Domo Estrellado para recordarnos nuestra unión con el cosmos y Dios, y si quieren saber más pendientes del próximo articulo donde les contare sobre el espectacular Alcázar.

Te puede interesar: “Barcelona cautivadora”

Datos Útiles

Estadía: Nos quedamos en AirBnB en un apartamento bellísimo dentro del Casco Histórico. Puedes usar mi código de promoción para que obtengas un descuento, sigue el siguiente link:

https://www.airbnb.es/c/rebecab1017

Precio de entradas a lugares e información

La Catedral y la Giralda: La entrada cuesta 9€. Más información: http://www.catedraldesevilla.es/

El mercado Lonja del Barranco http://www.mercadolonjadelbarranco.com

La Real Plaza de Toros de Sevilla: la entrada cuesta 8€, más información: http://www.realmaestranza.com/

La casa de la Memoria: una presentación cuesta 18€ por adulto. Te recomiendo que compres las entradas online con antelación. Más información:  https://www.casadelamemoria.es/

Casa de Pilatos: el ticket es 8€ por la planta baja y 10 € incluyendo la parte de arriba. Más información: http://www.fundacionmedinaceli.org/monumentos/pilatos/

Baños árabes, fuimos Aire de Sevilla y los precios varían empezando desde 33 Euros. Más información:

http://www.airedesevilla.com/tratamientos/servicios-y-tarifas/

Te gustó el artículo? Conéctate con nosotras en wordpress, en nuestras redes (Facebook , Instagram y Pinterest) para que conozcas más de nosotras y de nuestro blog, y comparte este artículo con tus amigos! Gracias por ser parte de Desarrollo Peregrino

Pin it! Pineálo!

Días de ensueño en Sevilla

Más artículos sobre España aquí

Más artículos sobre Patrimonio Mundial de la Humanidad aquí

 

Barcelona: Cautivadora.

SF 2

Por Ana Gabriela Ruiz H.

Para mi esta ciudad verdaderamente es cautivadora e impresionante, muchas palabras la pueden describir porque es una metrópolis que te deja la boca abierta, literalmente porque me sucedió la primera vez que vi de cerca  la Sagrada Familia.
Barcelona es la capital de Cataluña, una provincia que últimamente ha estado en boga por sus intenciones de separación de España y los movimientos  independentistas  que lograron se llevara a cabo un primer referéndum consultivo en el 2014. Además es la segunda ciudad más grande de España y un destino turístico muy importante para millones de personas. Personalmente la he visitado ya tres veces, contando con una muy querida amiga como guía turística, y con su esposo que es Catalán aprendí mucho más sobre su cultura y costumbres, aunque siempre es poco tiempo para realmente entender la diversidad que existe entre las comunidades autónomas españolas.

Sigue leyendo

Las 05 cosas que más disfruté de Madrid

IMG_2067

España es uno de los primeros países que los sudamericanos visitan, porque está Europa y relativamente cerca geográfica y culturalmente. Y a pesar de que siempre había querido ir, España se convirtió en el país n° 20 que conocí (sin contar una escala de 7 horas en Madrid donde terminé recorriendo Madrid a media noche por tres horas). Por una cosa y otra no planificaba mi viaje para allá, hasta que a finales del verano pasado logré ir y vaya que valió la pena. Conocí Madrid, Alcalá de Henares, Barcelona y Sevilla en unas dos semanas con un festín de comida y experiencias. Les empezaré a contar sobre Madrid y como sé que muchos ya la conocen y es una ciudad muy fácil de recorrer, además ya la gente tiene muy buena idea de que ver y visitar, me voy a enfocar en enumerar las cosas que más disfruté.

  1. La familiaridad cultural. Disfruté mucho experimentar la cercanía cultural que tenemos con los españoles, empezando por supuesto con el idioma. Se me había olvidado que mis oídos están siempre abiertos porque en Asia aunque escuchaba todo, muy poco era lo que entendía. Durante mis primeros días en Madrid sentía que mis oídos era como parabólicas que captaban cada dialogo que pasaba a mi alrededor, a veces me daba vergüenza el estado de híper receptividad en la que andaba porque hasta escuché conversaciones privadas sin quererlo. La pasión por la fiesta en España solo se puede comparar con la que existe por lo mismo en Latinoamérica, rumbear y festejar como no hubiera mañana, sin importar la edad. Mientras estuve allá estaba el Festival de la Virgen de la Paloma y a pesar del alcohol y de la música alta, era un evento para toda la familia, se veían niños dormidos en sillas y en sus coches, algo impensable en Asia o en Estados Unidos, pero muy normal en España y de donde yo vengo, me recordó todas esas dormidas que pasé de niña entre dos sillas. También reconocí mucha comida con la que crecí y que siempre me pareció normal o mejor dicho venezolana, para descubrir que también se consumen normalmente en España.
  2. El arte y los museos. Los museos de arte es sin duda una de los deleites en Madrid. En el Museo Reina Sofía por supuesto “el Guernica” de Picasso se lleva el premio, por su tamaño, por lo poderoso del mensaje y su contexto. Disfruté también de los cuadros de Dalí con sus loqueras surrealistas. En el Museo del Prado, tengo que confesar, que los cuadros de Velázquez no me impresionaron tanto, me gustaron mucho más los del Greco con la explosión de luz que les ponía. También los cuadros de Goya me impactaban, me encanta lo multifacético que pueden ser sus obras, cuando pintaba el estilo clásico ya empezaba a desfigurar sus personajes casi hasta de forma burlona. Su época negra es terrorífica y excitante a la vez, como el cuadro de “Saturno devorando a un hijo”

Sigue leyendo