El pueblo de roca o del rock: Stone Town Zanzíbar

Mi primera razón para visitar Zanzíbar era ir a la playa, pero de tantas playas e islas que hay en la Costa Este africana tengo que admitir que el hecho de ir al lugarde nacimiento de Freddie Mercury hizo que me inclinará más por ir a esta isla que a otros sitios. Después de varios días disfrutando del sol, la playa y la arena, decidimos irnos a caminarpor Stone Town.

Stone Town es un sitio que te recuerda cualquier pueblo costero con casco histórico, pero a la vez es un lugar que no se parece a nada que hayas visto nunca. Mi primera impresión es que todo se ve un poco descuidado. Podría ser un lugar más bonito si estuviera renovado o mejor cuidado. También ésta primera impresión pudo estar manchada por el fastidio que tenia de estar parada entráfico por casi una hora en una misma cuadra. Stone Town, como todo cascohistórico, tiene las calles muy pequeñas y el tráfico puede ser muy intenso.

Después de esa impresión inicial, decidí hacer lo que más me interesaba en el pueblo: buscar pistas de la vida del legendario Freddie Mercury y su infancia allí. Desde muy joven he sido fan empedernida de Queen. Recuerdo que hace algun tiempo en mí dormitorio en la universidad busqué información sobre él y me sorprendió ver el lugar de nacimiento: Stone Town, Zanzíbar en Tanzania. Tal vez por tener un lugar tan exótico de nacimiento o seruna mezcla de culturas con padres de la India, de origen parsi, nacido en África, emigrado a India y luego a Reino Unido,  es que él fue un gran genio musical. Pero claro que es difícil explicar su genialidad. En fin, nunca me imaginé que estaría caminando por ese exótico lugar con siete meses de embarazo un par de años después.

Regresando a mi día en Stone Town, busqué en Google Maps la casa donde nació Farrokh Bulsara (su nombre de nacimiento) y me fui caminando con una amiga por allá. La casa estaba a menos de dos cuadras del restaurante donde estábamos. Era en pleno corazón del pueblo, una casa sencilla de dos pisos pero para mi gran y decepcionante sorpresa, la casa no se puede visitar. No se puede subir a ver cómo Mercury veía el mar desde su ventana, como entraba la brisa marina, como se oía desde ahí las olas… Solo había unas fotos suyas descoloradas en la entrada. Con un poco de negación, me quedé por ahí, pregunté en la casa, en los alrededores, revisé mi guía pero nada. No había más nada por ver o hacer para honrar la memoria de uno de los más increíbles genios musicales del siglo XX. Fui a ahogar mis penas y decepción en un plato de mariscos en un humilde restaurante con vista al mar.

Artículo relacionado: Ficha Zanzíbar 

Es muy cierto que el mar tiene una dulce forma de animarte, ya sea con su brisa, su olor o su alimento. Y después de tener todas las anteriores por un rato, decidí darle otra oportunidad a Stone Town.  Empezamos a caminar por sus callejuelas, disfrutando de sus famosas puertas de madera tallada. El pueblo es antiguo pero su arquitectura es única, con toques arabescos. La gente es también diferente, si bien son africanos su tez no estan oscura como en otras partes, tienen facciones árabes y claro el hecho quese vistan con trajes típicos musulmanes lo hacen ver más arabescos. Los colores brillantes de su ropa contrastaban con el gris de la infraestructura, y como siempre que he visitado lugares con una mayoría musulmana, me preocupaba el calor que deben estar pasando con tanta tela encima, imagino que es cuestión de costumbre.

Entre las callejuelas puedes ver algunas tiendas de recuerdos, de arte pero no tantas. El pueblo está más al servicio de los locales que de los turistas y está porsupuesto el mercado de Darajani Market. En el mercado puedes comprar pescado y mariscos frescos o secos asi como especias como los famosos clavitos de Zanzíbar. Los olores eran muy fuertespara mi olfato, no aguanté mucho adentro, pero eso no era sorpresa, con el embarazo todos los olores eran más fuertes.

 

Sorpresivamente, en Zanzíbar le tenían mucho amor a Obama, porque habían muchas fotos de él, de su campaña y apoyándolo, si bien Obama tiene lazos África, su familia está es en Kenia. Las típicas y famosas puertas talladas si eran unos tesoros, habían unas inmensas, bellas, barnizadas y bien cuidadas. Habían otras bastante descuidadas pero a pesar del polvo y las grietas salía su belleza. 

Stone Town podría estar un poco sobrevalorado, pero no por falta de riqueza cultural e histórica sino por elestado de su infraestructura. La historia de la isla es interesante, fue parte del sultanato de Omán, luego un protectorado del Imperio británico, paí sindependiente y en la actualidad parte de Tanzania. Tristemente fue el corazóndel mercado de esclavos en el océano Índico pero tiene el privilegio de ser ellugar de nacimiento de Freddie Mercury. La cultura es muy distinta de la Tanzania continental, las personas oriundas de ahí vienen de siglos de mezclas entre árabes, africanos e indios. Si puedes recordar todo esto y palpar la importancia histórica del pueblo y no solo su fachada, puede que lo disfrutes y valores mucho más, por algo es Patrimonio Mundial de la Humanidad según la UNESCO.

 

Más artículos sobre África aquí

Más artículos sobre lugares que son Patrimonio de la Humanidad aquí 

Te gustó el artículo? Conéctate con nosotras en wordpress, en nuestras redes (Facebook , Instagram y Pinterest) para que conozcas más de nosotras y de nuestro blog, y comparte este artículo con tus amigos! Gracias por ser parte de Desarrollo Peregrino

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Barcelona: Cautivadora.

SF 2

Por Ana Gabriela Ruiz H.

Para mi esta ciudad verdaderamente es cautivadora e impresionante, muchas palabras la pueden describir porque es una metrópolis que te deja la boca abierta, literalmente porque me sucedió la primera vez que vi de cerca  la Sagrada Familia.
Barcelona es la capital de Cataluña, una provincia que últimamente ha estado en boga por sus intenciones de separación de España y los movimientos  independentistas  que lograron se llevara a cabo un primer referéndum consultivo en el 2014. Además es la segunda ciudad más grande de España y un destino turístico muy importante para millones de personas. Personalmente la he visitado ya tres veces, contando con una muy querida amiga como guía turística, y con su esposo que es Catalán aprendí mucho más sobre su cultura y costumbres, aunque siempre es poco tiempo para realmente entender la diversidad que existe entre las comunidades autónomas españolas.

Sigue leyendo

Compras Locales: Capítulo Tres Bangkok

IMG_4160

Bangkok es conocida por sus grandes centros comerciales y por ser un destino para compras, por sus súper baratos precios y variedad. Los centros comerciales están posiblemente entre los más grandes del mundo. Tailandia es una economía pujante y las compras no se limitan a los centros comerciales, en las calles puedes comprar desde ropa, hasta simples baterías y comida. Hay mercados especiales y famosos como el mercado flotante (al que no fui por cierto) y el de Chatuchak, y otros no tan famosos pero igual interesantes.   En esta nueva edición de esta columna, les voy a contar sobre los mercados a los que fui con visitas planificadas o no en la ciudad de Bangkok.

Te puede interesar: “Compras locales capítulo uno: Budapest y la Paz

El mercado mayorista por Wat Pho

No me sé el nombre porque me lo encontré al salir de conocer el famoso Templo de Wat Pho del que les conté en el artículo anterior sobre Tailandia. Mientras caminábamos nos encontramos en el medio de un mercado, cuando buscábamos la salida de la zona. Era un mercado como de mayoristas donde vendían más que todo comida  y dulces. Me encantó ver todo el movimiento detrás de una de mis atracciones favoritas de Bangkok, la comida. En un espacio de techos altos y muy amplios, ves muchos stands con vegetales, frutas  y personas con carretas moviendo comida, cajas de té, cajas de leche condesada, dulces empacados y pare de contar. Me encantó por supuesto el lado humano, la gente detrás de las carretas o durmiendo en la carretas jaja. Es que cuando pasamos por el mercado era mediodía y  entramos sorpresivamente a una dimensión de intimidad con los tailandeses que no había experimentado. Era gracioso ver como el calor tenia a las personas atontadas, vi más de uno durmiendo la siesta, otros viendo las novelas del mediodía (si los tailandeses aman sus novelas) como en cualquier lugar de Latinoamérica y a un bello niño tomando un baño en una ponchera. Y también me encantó ver como tenían de mascotas y posiblemente de guardián anti-plagas a gatos, más de una vez me pare a darles cariño y tomarles fotos. El hambre nos agarró por la hora así que decidimos buscar un sitio para comer y por supuesto que el mercado tenía donde comer también y la comida no decepcionó. Este mercado fue uno de mis favoritos por el elemento no planificado y por el vistazo que me dio de  la clase trabajadora tailandesa.

Artículo relacionado: “Tailandia y los Budas Dorados”

Sigue leyendo

Compras locales, capítulo dos: Seúl

Compras locales capitulo dos Seul

Como les había contado en la primera edición de esta columna de “Mercados Locales”, ir a los mercados de campesinos, mercados municipales o mercados callejeros en distintas ciudades y países me encanta. Pues a pesar de que es un gusto muy personal, en Asia es un “Must”: lo tienes que hacer. Los mercados asiáticos siempre te sorprenderán, porque tienen cosas que seguramente en tu vida has probado, visto u olido. Además muy seguramente encontrarás cosas que creías comunes pero que aquí las usan para otros fines o tienen otras formas.

Artículo relacionado: Ficha Corea

En fin que entre las cosas que más promocionan en Seúl son los mercados y por supuesto que fui, les contaré sobre dos mercados que visité:

El Mercado Gwangjang es el mercado más antiguo de Seúl y era conocido previamente como Dongdaemun Market. Es techado por lo que fue muy conveniente en pleno otoño, donde la lluvia y el frío no paraban. Es por supuesto muy grande y puedes encontrar de todo, ropa típica coreana en el piso superior, telas, zapatos, souvenir, comida fresca como frutas y vegetales, y muy fresca como pescados aún vivos esperando que los compren o por el contrario pescado seco, el cual es muy muy oloroso. Yo disfruté caminando dentro de este mercado, que nuevamente gracias al clima, su interior era oscuro y lleno de muchas cosas todas nuevas y curiosas para mí.

Sigue leyendo

Compras locales, capítulo uno: Budapest y La Paz

mercados locales capítulo unoAcuérdate de ir  al mercado principal si vas de visita a una ciudad visita, venden la mejor comida típica.-

Este fue el consejo que mi papá me dio un consejo cuando era más joven. Cuando dijo mercados principales se refería a los mercados de campesinos de las ciudades. Y aparte de que tienen la mejor comida típica, también puedes encontrar a veces opciones más baratas, perfecto cuando uno anda de turista. Recuerdo que era una práctica que hacia mi abuelo materno también, para comprar comida más fresca. Entonces empecé a practicarla, la primera ciudad en lo que lo hice fue en Budapest, Hungría  cuando fui en diciembre del 2010. Llegué al Mercado Central (Central Market Hall o Great Market Hall). Primero porque el mercado es muy antiguo tiene más de cien años, es muy bello y es un “must” de la ciudad. Recuerdo sus altos techos de metal que además me sirvieron de refugio de la nieve, era mi primer invierno en la vida así que como caribeña lo agradecí mucho. Ahí me comí un Gulash espectacular, éste es el plato típico húngaro por excelencia, es un estofado/guisado de carne con salsa roja y vegetales, estaba caliente y bien condimentado, la carne estaba muy suave casi se derretía en la boca.  El mercado hasta encontré souvenirs un poco más baratos que en el resto de la ciudad, así que aproveche de comprar regalos para mi regreso, sobre todo la especia Paprika.  Y también encontré casitas de pan de jengibre, como las  que te imaginas cuando escuchas la historia de Hansel y Gretel.

Con esta primera visita entendí que ir a estos mercados te da un buen input acerca de la ciudad y la cultura. Ves que compran los locales, conoces las frutas y vegetales de esa tierra, seguramente te encontrarás con alguna que no habías visto y/o probado nunca. Además puedes encontrar comida típica como hecha en casa y fresca; también puedes conocer si donde estás los campesinos tienen prácticas de comida orgánica por ejemplo. Es una degustación para todos los sentidos, les recomiendo ir con la glándula de la curiosidad activada  para mejor disfrute de la experiencia. Esta es la primera entrega de una serie de artículos referentes a las visitas que realice a los mercados locales.

Sigue leyendo

Estambul Mágico!

Por Ana Gabriela Ruiz.

Cuando me propuse escribir sobre mi último viaje no lo hice porque yo sea escritora, lo hice para recordar la maravilla que fue conocer esta ciudad y compartir con amigos y extraños la experiencia que viví en un lugar lleno de magia, porque para mí esa es la palabra que la define. Estambul, como dice Antonio Gala en su libro “Pasión Turca”, es la capital de muchas cosas menos de Turquía, ya que ha sido capital de imperios como el Bizantino y el Otomano, pero actualmente la capital del país es la ciudad de Ankara. Lleva dentro de sí una marca de historia que la hace única y no solo es la historia la que lo dice, es que es la única ciudad en el mundo que está en dos continentes: Europa y Asia, por eso es tan magnífica.

Mi estadía transcurrió en el barrio de Sultanahmet, el que tiene los lugares más turísticos a donde todos quieren llegar. Es muy conveniente quedarse allí, hay mucha oferta hotelera y puedes caminar a todos lados sin necesidad de usar transporte público. En sus calles, algunas muy estrechas, se ven comúnmente tienditas de souvenirs típicos donde consigues unas lámparas maravillosas (como las del genio) y regalitos. Pero las tienditas que más me gustaron son las de dulces, se les llama blaklava y delicias turcas o turkish delight, éstas están en todas partes. Se pueden degustar estos dulces hechos en base a miel y que llevan generalmente pistachos, maní o nueces.

Sigue leyendo