Seis cosas inesperadas sobre Uganda

Ankole Watusi raza bovina de Uganda- African Ankole Cattle

En el artículo anterior les conté sobre algunas cosas que me sorprendieron del país apenas llegué, pájaros gigantes volando por la ciudad, predicadores cristianos predicando a los carros en uno de los numerosos atascos de la ciudad, venta de insectos como meriendas en esos mismos atascos y los alegres y extrovertidos que son los ugandeses. Pues después de unas cuantas semanas en el país y de haber salido de Kampala les puedo contar más sorprendentes e inesperadas cosas sobre sobre Uganda:

Artículo relacionado: Bienvenidos a África, Uganda.

  1. Uganda es una República pero reconoce por ley Reyes tribales, cuatro en total que aunque no tienen soberanía absoluta de sus reinos, tienen influencia política. Para algunos ugandeses, los reyes son más importantes en cuanto a prestigio y depositarios de respeto que el mismo presidente. Este respeto a los reyes, que por supuesto son vitalicios, tal vez explique porque el presidente actual tiene más de 30 años de mandato.
  2. Tiendas al aire libre. Cuando recorres la ciudad y el interior, ves como venden de todo en las aceras. Las aceras no son para los peatones solamente, a veces son una extensión de las tiendas una vitrina al aire libre. Muebles, plantas, electrodomésticos, ropa, lo que sea lo encuentras al lado de la calle. La que me ha llamado más la atención son los que venden muebles de madera, al parecer no hay una tienda especifica en la cercanía, es solo vendedores ambulantes que tienen su mercancía en la calle porque no pueden cargar una cama o gabinete en la cabeza, entonces lo dejan a un lado de la calle. Entiendo que cuando llueve lo cubren con plástico y hasta pasan la noche ahí, porque mover tantos muebles cada noche no valdría la pena. Entonces no solo es una tienda al aire libre, es un depósito y taller al mismo tiempo porque hasta puedes ver de vez en cuando como construyen los muebles o los barnizan a plena luz del día. ¿A Alguien le provoca conocer esta tienda?

img_3281

Sigue leyendo

Lo mejor del 2016: Entrenamiento para ser Profesora de Yoga, lo esperado y lo que no.

yoga

Se va el 2016 y todo el mundo se prepara para hacer su análisis de que estuvo mejor o peor en sus vidas y/o en el mundo, se empiezan a hacer metas para cumplir los sueños y anhelos del año que viene. Yo no podía dejar de pasar este año sin contarles lo que lo mejor que me pasó este 2016: hacer mi Certificación para ser Instructora de Yoga. Y aunque tenía unas ideas de que podría esperarme, siempre vienen sus sorpresas porque si la mente pudiera predecir todo, esta vida sería muy aburrida. Aquí mi historia.

Desde que supe que me iba a mudar a Sri Lanka quise hacer el entrenamiento para ser instructora de yoga, era una oportunidad única en la vida poder vivir en Oriente y tan cerca de la fuente (India), debía aprovecharlo. Y aunque me fui adentrando más en la práctica de yoga, el primer año se me pasó rapidito, el año y un mes, el año y dos meses y llegué al año y cuatro meses viviendo en Sri Lanka y aún no había hecho el curso. Así que para el 2015 por estas fechas me planteé la meta de hacerlo para el 2016. Primero  me documenté al respecto, precios, modalidades, lugares, etc. Encontré que los lugares más reconocidos para hacer el enteramiento  son India, Indonesia (Bali), Tailandia (en las islas) y Estados Unidos (sobre todo California). Hay entrenamientos avalados internacionalmente por la Yoga Alliance de 200 horas y de 500 horas y por lo general son intensivos, tienes que pasar un mes  para el de 200 horas y un par de meses para completar el de 500. Con toda esa información me sentía más cerca de hacerlo y lo dejé así unos meses hasta que llegó febrero del 2016. Mi contrato en USAID se venció y el proceso de renovación podría durar un mes. Y así mientras escuchaba esa explicación sentada en la oficina de mi jefe un chispa me llegó a  mi mente y entendí que esa era mi oportunidad para ir a hacer el curso, me quedaban solo 6 meses en Sri Lanka y en Asia, por lo que en menos de tres días, encontré el curso, hable con mis jefes de que me iba del país por un mes mientras renovaban el contrato, reserve el ticket de avión, encontré que una amiga me prestara un bolso de mochilera, pagué el curso y me fui a Koh Phangan Tailandia, a la escuela Samma Karuna a hacer mi entrenamiento de 200 horas para ser Instructora de Yoga.

Artículo relacionado: “El regreso del yogui”

Sabía que me venía un mes intenso, la muestra de calendario así me lo anunciaba. Las clases eran de lunes a sábado de 7 am a 7 pm con dos descansos. Empezamos a las 7 de la mañana con una hora de Meditación Vipassana (si una hora entera), dos clases de yoga durante el día, una de dos horas y media y la otra de hora y media, y tres clases teóricas.  Además  el menú durante el mes seria Vegano, que era chistosamente lo que más me asustaba porque nunca había hecho una dieta siquiera vegetariana por tanto tiempo y lo de comer vegano hizo que hiperventilara por un ratito. Pero bueno eso no me iba a impedir ir, todo se había alineado para yo poder hacer el curso y me lancé. Mi vuelo fue  Colombo-Bangkok-Koh Samui, de Koh Samui en ferry hasta Koh Phangan, la isla de la Luna Llena. Llegué al fin, luego tuve que andar en una moto por media hora,  con mi equipaje en una carreta anexada a la moto. Llegué la hermosa escuela, frente al mar. Me registré me dieron mi cabaña con vista al mar y así el mes más intenso e impactante de mi vida había comenzado.

Sigue leyendo

Comprendiendo la práctica de Yin Yoga

 

IMG_7302Para los que siguen la cuenta de Deregrino en Instagram, sabrán que estuve un mes en Tailandia el mes pasado certificándome como profesora de yoga, para los que no sabían aprovecho para contarles la buena nueva: Soy profesora de yoga 🙂 :). Por aquí por Desarrollo Peregrino les he contado un poco sobre mi amor por el yoga y de mi experiencia con esta práctica milenaria. Pues ahora tengo tantas cosas que contarles al respecto después del curso que no sabría ni por dónde empezar. Un mes intensivo de yoga transformó mi vida, mi cuerpo y mi espíritu, además de certificar lo complejo y extenso que puede llegar a ser el estudio del yoga. En fin, que después de tres semanas de deliberaciones conmigo misma sobre qué escribir,  he decidido retomar está muy personal columna donde la dejé: en los artículos que tenía pendiente de escribir previo el entrenamiento. Ahora que tengo con un poco más de experiencia con este estilo, les voy a contar sobre un tipo de yoga que probé hace unos meses en Colombo Sri Lanka y luego en Tailandia: el Yin Yoga.

Articulo relacionado: “El regreso del Yogui”

Uno de los centros de yoga en Colombo promocionó a finales del año pasado un taller de un fin de semana con este estilo de yoga del que no había oído.  Revisé un poco y se trataba de un yoga un poco más lento y restaurativo. Bueno no mucho mi estilo, me gustaba más el yoga activo vinyasa que te hace sudar mientras te mueves entre las posiciones rápidamente. Pero bueno a pesar de las dudas pensé que podría ser interesante y que era mejor probar todos estos diferentes tipos de yoga no comunes ahora que estoy en oriente, así que me apunté.

En la primera sesión tuve un episodio gracioso por andar haciendo estos cursos en un idioma que no es mi lengua nativa. El profesor explicó brevemente de qué se trataba este tipo de yoga y preguntó: ¿alguien aquí es cristiano?, a mí me pareció un poco fuera de lugar la pregunta porque no estábamos hablando de religión, pero bueno “estamos en Sri Lanka” pensé, la religión es un gran tema aquí y yo digo: Yo (más raro que la pregunta es que yo haya levantado la mano diciendo que soy cristiana, la única en la clase) y él dijo ¿si?, yo callada y confundida no entendía porque hacía una pregunta y después que le respondía no decía nada. De repente alguien al lado mío me dice: “¿tú tienes alguna pregunta? Eso es lo que él preguntó”, y yo: “Oh no, disculpa malentendi”. Todos se rieron en la clase, el profesor se disculpó por su acento neozelandés (un poco difícil para mí de entender evidentemente) y yo me disculpe porque el inglés no es mi lengua nativa. Para los curiosos, su pregunta fue: “does anybody have a question?” Y yo entendí: “does anybody here is a Christian?” Si una súper malinterpretada).

Te puede interesar: “Las 06 cosas que he aprendido viviendo en Asia por un ano” 

En fin que esa primera clase empezó al atardecer y a medida que la luz natural se iba yendo, las luz de las velas era apenas suficiente para ver la silueta del profesor mientras explicaba las poses (Asanas) que debíamos hacer, básicamente era posiciones sencillas que ya conocía de otras prácticas de yoga. Ah pero sencillas no quiere decir fácil de hacer. La dificultad con estas posiciones era que había que mantenerlas por varios minutos, dejando la gravedad hacer su trabajo. La idea era que estuviera cómoda, así que usé cojines y mi toalla de playa,  otras personas usaron almohadas. En fin que usamos todo lo necesario para estar acolchonados y cómodos.

Sigue leyendo

Las 06 cosas que he aprendido viviendo un año en Asia

IMG_7697
Mandala en un templo Hindú en India

Depués de unas vacaciones muy especiales que tome en California en el mes de noviembre, he vuelto a Desarrollo Peregrino! Ya tenemos un año con este blog y hemos aprendido mucho en este viaje juntos con nuestros lectores. Este blog lo empecé cuando salí de mi querida Venezuela a emprender una aventura que me ha llevado a 08 países (en Asia contaríamos con 05 países: Sri Lanka, Tailandia, Corea del Sur, Maldivas, e India) y a vivir más de un año en la isla de Sri Lanka en el subcontinente indio, la que es ahora mi hogar. Mientras estuve en Estados Unidos reflexioné sobre algunas cosas que ya venían revoloteando en mi cabeza desde que visité Venezuela en junio de este año. Al estar en contacto con mis raíces en Venezuela y en contacto con la cultura occidental en general cuando visité Estados Unidos, me di cuenta de algunas cosas que he aprendido y desaprendido en este peregrinaje. Como siempre, uno a veces tiene que salir del entorno para observar detenidamente los cambios y las diferencias. En esta oportunidad fue el contraste con la cultura occidental lo que me hizo darme cuenta lo que me ha cambiado Asia. Mucho podría decir acerca de tolerancia, paciencia, salir de la zona de confort y des-configurar nuevamente tu cerebro, porque lo que creías que era normal, no necesariamente lo es en Asia. Pero hoy les quiero hablar de pequeños hábitos y rutinas del día a día que he cambiado y algunos consejos para que puedan sobrellevar esos pequeños choques culturales. Empecemos con estos seis:

Te puede interesar: “El largo camino a casa” y “Impresiones de Venezuela y la historia del Iphone en el inodoro

1. Está bien caminar descalza. Mi familia sabe que caminar descalza en casa para mí es un hábito, me gané los regaños de mi madre y las angustias de mis abuelas. Y de verdad intentaba caminar con sandalias dentro de la casa pero a veces las dejaba en el sofá, en la mesa o en cualquier lado hasta que se amontonaban todas en un solo sitio. En Asia soy normal, andar sin zapatos en la casa es la costumbre. Principalmente porque los zapatos están considerados como algo sucio (sin duda) y por eso tienes que quitarlos, incluso en los templos. Cualquier persona cuando entra en una casa de visita se quita los zapatos en la entrada, en algunas tiendas también se hace. Por lo general en los sitios religiosos muy turísticos hay un lugar donde pagas para que te cuiden los zapatos, o podrías meterlos en una bolsa si tienes. De verdad es satisfactorio saber que por lo que era regañada en casa aquí es normal, como que tengo mi corazón asiático después de todo. Ahora caminar descalza fuera de casa fue en terreno nuevo para mí, donde hay q superar un poco el asco y entregarse a hacerlo, porque por supuesto no quieres ofender a nadie. Por eso creo que en Sri Lanka y en India, muchas personas optan por estar en sandalias, primero por el calor y segundo imagino que es más cómodo si tienes que quitarte siempre los zapatos. Consejo: Si eres de los que no pueden caminar descalzos, llévate unas medias, en muchos sitios te dejan entrar con medias puestas. Si puedes caminar descalzo pero luego ponerte los zapatos con los pies sucios te vuelve loco (a mí me pasa), llévate toallitas húmedas para limpiar tus pies.

IMG_7499
Vemos en un India como en el complejo de cuevas de Mahabalipuram en el estado Tamil Nadu, para una procesión los sacerdotes caminan descalzos.

Sigue leyendo

Viajes y listas

El mes pasado, Deregrino celebró su primer año!

12 meses dedicados a 12 países: Alemania, Bolivia, Colombia, Corea, Estados Unidos, Francia, Grecia, Líbano, el Reino Unido, Sri Lanka, Turquía, Venezuela. También aprovechamos para publicar los cuentos de 4 autoras invitadas y les hablamos de nuestras fuentes de inspiraciones viajeras sean coloridas, culturales, naturales, urbanas o sabrosas; premios y deportes

Nuestros queridos lectores nos visitaron de 80 países y les queríamos agradecer por su curiosidad y interés.

Después de algunos meses de silencio debido a un cambio profesional, me da mucho orgullo publicar el artículo 85 😉

Aprovecho la oportunidad para compartir con ustedes una bella y importante noticia Deregrino: nuestra autora, Rebeca, se casó en Santa Cruz, California este mes!!Fue un momento de amor, de amistad y de mucha alegría que tuve la suerte de compartir. Si quieren saber más sobre Santa Cruz, les recuerdo los artículos de Rebeca aquí!

Sigue leyendo

Aprendiendo a volar con Acroyoga

Aprendiendo a Volar con Acroyoga. Posición Pájaro de frente
Posición Pájaro de frente

Después de unos cuantos meses sin escribir en esta columna, quiero retomarla con un deporte muy divertido el Acroyoga. Mi exploración con los diferentes tipos de yoga no se ha parado desde que les conté la última vez sobre mi experiencia retomando el yoga y como es la práctica en Sri Lanka. He probado últimamente el Sattvic Vinyasa Yoga, Kripalu Vinyansa y el Ying Yang Yoga, pero hoy les voy a contar de Accroyoga, que a pesar de que no era desconocido para mí, nunca antes lo había practicado.

El Acroyoga combina técnicas de yoga, acrobacia y masaje tailandés. Es una creación reciente. A pesar de una pequeña controversia entre dos escuelas acerca quién es la creadora, el término se utilizó por primera vez en 1999. La mejor manera de practicar Acroyoga, es por supuesto con un profesor y al menos tres personas, uno que será la Base que estará abajo en el piso, el segundo participante será el Volador y el tercero será el observador/atajador, que estará ahí para proteger al que está “Volando” y corregir las posiciones si es necesario. Aunque en las fotos promocionales nunca se ve al observador/atajador, es necesario que esté y créanme que cuando estén volando van a querer tener a alguien al lado “por si acaso”.

Vemos dos observadores en esta posicion porque era un poco más dificil
Vemos dos observadores en esta posicion porque era un poco más dificil

Sigue leyendo

Mi receta de sangría blanca

Les dejo mi receta de sangría blanca que he ido mejorando desde que probé una hace 2 años en Miami y me encanto ya que antes nada más conocía la sangría roja.
Les recomiendo esta bebida para el verano ya que es muy refrescante y perfecta para un grupo grande.

sangria blanca

Ingredientes para 20 vasos:
3 botellas de vino blanco seco (Chardonnay o Sauvignon)
150 gramos de azúcar

Las especias

sangría blanca especias1 canela en rama
1 vaina de vainilla
un poco de gingembre fresco
1 cuchara de pimienta blanca
5 clavos

Las frutas

sangria blanca frutas

Sigue leyendo

Paisajes

Mientras nuestra autora Amelie anda de vacación en Francia, les proponemos descubrir su blog personal donde comparte fotografías de sus viajes así como algunos tips que aprendió con su cámara. Este es uno de sus artículos, lean más en https://amelielelarge.wordpress.com/ y regresan pronto a nuestro blog para más artículos sobre el sur de Francia y Paris.

Quelques mots et des images

Des glaciers de Patagonie aux plages des tropiques en passant par les salines de Mediterannée et les randonnées en Colombie, voici quelques paysages qui ont marqué mes voyages. / From Patagonian glaciers to tropical beaches, going through the Mediterranean salines and hiking trails in Colombia, here are some landscapes that marked my travels.

salines de Malte salines de Malte/ Malta salines

Cape Cod Cape Cod

Barbade Barbade/Barbados

Patagonie Patagonie/Patagonia

El Peñol - West of Medellin

Barichara - Guane

Vous trouverez plus de contributions sur ce thème ici./ More landscape pictures here.

Ver la entrada original