Las sonrisas del Templo Bayón en Angkor Thom

Las caras del templo Bayon tridimensional Angkor Thom Camboya Ruinas Angkor
Las caras del templo Bayon tridimensional

Angkor Thom o la “Gran Ciudad” como señala su traducción literal, es una ciudad amurallada  dentro de Siem Riep y es la última capital del imperio Jemer. Lo que hace fácil reconocer Angkor Thom es la sonriente cara del Emperador Jayavarman VII. Pero la sonrisa, es una media sonrisa, serena, tranquila, acompañada con los ojos cerrados del emperador. Una media sonrisa que lo ha hecho acreedor del nombre la Mona Lisa de Asia. Su cara esculpida en altas torres y entradas te imparte la misma serenidad que emana de la cara de la mayoría de las estatuas de Buda.

Dentro de la ciudad amurallada se encuentra mi templo favorito de la ciudad (sí más que Angkor Wat), el templo Bayón. Lo visitamos muy temprano en la mañana en nuestro segundo día en las ruinas de Angkor, después de ver el amanecer. Cuando normalmente la gente se va a Angkor Wat, nosotros nos fuimos a Bayón y tuve la suerte de recorrerlo y disfrutarlo con solo tres personas más en él, incluyendo a mi esposo. La calidad de los grabados y relieves es impresionante, las historias que cuentan, historias budistas que tienen su origen en la mitología hindú.

Articulo relacionado: “Las Ruinas de Angkor en Camboya, más que solo Angkor Wat”

Caminar dentro del templo Bayón fue como estar en otro planeta, las 24 torres y 200 rostros del emperador mas la disposición circular me desorientó un poco, lo circulé tantas veces que al final no pude reconocer por donde entramos o por donde debíamos salir. Me encantó estar ahí, sentir su paz, sentir la serenidad que emanaba de los rostros, a pesar de que la idea de tener 200 rostros observándote podría ser horripilante, en este caso era todo lo contrario. Había una serenidad infinita, ayudada por el clima refrescante de la mañana y la solitud del sitio, tanta que me dio el espacio y el tiempo para meditar un poco entre las ruinas y sentir la maravillosa energía centenaria del lugar.

Las entradas de la ciudad amurallada de Angkor Thom son igualmente espectaculares, la entrada principal o entrada sur está en un puente majestuosamente decorado por 108 estatuas de Devas  y Asuras, 54 estatuas de cada uno. Las primeras son seres supernaturales divinos o dioses y las segundas son demonios. Puedes ver su naturaleza benévola o maligna en sus expresivas caras, mientras jalan a Naga, el dios Serpiente. Todos ellos forman parte de la mitología Hindú y de la historia que cuenta como los demonios y dioses se pusieron de acuerdo para extraer el néctar de la inmortalidad del océano de leche utilizando a Naga para cortar la cima del monte Mandara y colocarlo sobre el tortuga Kurma, que era un avatar del Dios Visnú, el cual estaba ayudando a los dioses. Esta historia es una de las fundamentales del hinduismo, porque se lleva a cabo en el inicio de los tiempos,  cuenta como los dioses ganaron la inmortalidad al beber el néctar, logrando así echar los demonios del mundo. También como Shiva (Dios hindú) salvo el mundo tragándose un veneno que amenazaba con destruirlo, luego que fue soltado del océano de leche y como se liberaron de este océano mágicas creaturas y dioses incluyendo la diosa Laksmi (diosa de la belleza y la fortuna) y las Apsaras, las ninfas que decoran los templos en Siem Riep y que forman parte fundamental de la cultura camboyana como les contaba en el artículo anterior.

Articulo relacionado: “Ficha: Camboya”

La entrada sur me pareció particularmente bonita no solo por las estatuas mitológicas sino también porque me mostró lo viva que todavía está Siem Riep y estas ruinas. Los camboyanos de los alrededores cruzaban por la ciudad amurallada para llegar a la escuela y a sus trabajos. Mi imagen preferida fue ver a los niños yendo a la escuela o regresando de ella en sus bicis o caminando. Hay cuatro entradas a la ciudad amurallada en cada punto cardinal, recórrelas todas, toca la piedra del Templo Bayón y sonríele a la vida con la serenidad del emperador Jayavarman VII, mientras paseas por el más espectacular templo de Siem Riep en Camboya.

Datos útiles: Angkor Thom es grande, si decides visitarlo en su totalidad y necesitarías al menos medio día. La mejor hora para visitar el templo Bayón es muy temprano en la mañana cuando todo el mundo esta Angkor Wat.

Que ver: en Angkor Thom se encuentra el majestuoso templo Bayón, la terraza de elefantes  y el templo Preah Palilay de los que hablé en el artículo anterior, entre otros monumentos y ruinas.

Más artículos sobre sitios religiosos aquí

Más artículos sobre Patrimonios de la Humanidad aquí

Te gustó el artículo? Conéctate con nosotras en wordpress, en nuestras redes (Facebook , Instagram y Pinterest) para que conozcas más de nosotras y de nuestro blog, y comparte este artículo con tus amigos! Gracias por ser parte de Desarrollo Peregrino

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Pin it! Pineálo!

Templo Bayón

Las ruinas de Angkor en Camboya, más que solo Angkor Wat.

IMG_1144

Las ruinas de Angkor son mundialmente famosas y siempre despertaron en mí  sueños aventureros de ir a visitarlas. Una de las cosas que aprendí con mi visita es que Angkor Wat es el complejo religioso más grande del mundo, pero muchos asumimos que todas esas espectaculares ruinas en Camboya, donde la naturaleza reconquistó su espacio, y nos hace pensar en aventuras antropológicos al estilo Indiana Jones, son Angkor Wat y no es así. Todo el espacio que contiene decenas de ruinas y templos se llama Parque Arqueológico Angkor o Ruinas de Angkor y quedan en la ciudad de Siem Reap (o en español Siem Riep) en Camboya. Y aunque por supuesto que hay que visitar Angkor Wat porque es el templo mejor conservado, hay mucho más en este pedacito de Camboya que ese templo.

Mi primer día en las ruinas sentí que entré en un portal del tiempo,  me deje llevar a un mundo de fantasía donde la belleza de la naturaleza y la obra del hombre se unían en una danza sensual donde ninguno quería dejarse dominar por el otro completamente. Los altos árboles abrazan, besan y acarician las edificaciones, las cuales por su parte se dejan llevar, luego se enfurecen, se van, se escapan de los brazos de las naturaleza y colapsan…  La naturaleza en la búsqueda de recursos, a veces circunda las ruinas, otras veces no tiene la paciencia y le dan arrebatos de furia e impone sus poderosas ramas y raíces a la estructura…  En algunos casos estos amantes llegan a un acuerdo de mutua convivencia que se ve magnifico, único y majestuoso. Esta danza erótica se puede ver en pleno esplendor en el templo Ta Phrom, hecho famoso por la película Thomb Rider. El balance perfecto que permite a la naturaleza sobrevivir en armonía con las estructuras se ha mantenido gracias a que los esfuerzos de restauración y mantenimiento de las ruinas que quieren preservar esa danza intensa de amor y odio, que presenciaron los que re-descubrieron los templos a finales del siglo XIX,  como parte de la experiencia del mundo perdido.

“Artículo relacionado: Ficha Camboya”

Sigue leyendo

Ficha: Camboya

Yo en la ruinas de Angkor

Nombre oficial: Reino de Camboya

Otros nombres antiguos: Kattigara, Imperio jemer, Reino de Kambuya, entre otros.

Ubicación: Península de Indochina, sudeste asiático. Limita al norte y al oeste con Tailandia, con Laos al noreste, y con Vietnam al este y al sudeste. Tiene al sur y sureste una línea costera en el golfo de Tailandia.

Religión: 96.6 % de la población es budista, musulmanes 1.9%, otros 0.9%.

Idiomas: Jemer 96.3%, otros 3.7%

Población: 15 957 223 habitantes. Camboya es una sociedad bastante homogénea, el grupo étnico Jemer tiene un 97.6% de la población, el grupo étnico Cham (en su mayoría musulmanes) cuenta con el 1.2% de la población,  Chinos 0.1%, Vietnamitas 0.1%, otros 0.9%

Sigue leyendo

Historias e hinduismo en las ruinas Mahabalipuram en India

img_7561
Historias mitológicas del hinduismo en relieve de piedra tallada

Cuando fui a Chennai en el Estado de Tamil Nadu había algunos lugares que conocer cerca de la ciudad pero casi sin pensarlo mucho me decidí ir a las ruinas de Mahabalipuram que están ricas de historia y simbolismo. Mahabalipuram  también conocida como Mamallapuram, fue una ciudad puerto que vio su esplendor en el Siglo VII y VIII bajo la dinastía de los Pallavas. Durante la visita disfruté mucho del lugar, pero después que aprendí más sobre hinduismo y pude recordar y entender muchos de los simbolismos y leyendas escondidas en estos milenarios tallados de piedra.

Estas ruinas quedan a un poco más de 50 Km de Chennai y a una hora y media de camino desde la ciudad. Nosotros fuimos con un chófer privado que contratamos desde el hotel. En India los monarcas regionales peleaban entre sí por poder, dominio regional y el favor de los Dioses, y una de las formas de ganar todo esto era construyendo mejores y majestuosas estructuras religiosas y templos. No sé si la majestuosidad de las estructuras les ayudaba a encontrar más adeptos, o si les ayudaba a recibir las bendiciones de los Dioses, lo que si estoy segura es que ayudaba a innovar en las artes y arquitectura, lo que hoy en día agradecemos porque aún podemos apreciar estas estructuras a pesar de los años.

Artículo relacionado: “Mi primera entrada a India: Chennai”

Sigue leyendo

El reino perdido de Polonnaruwa

Buda del Vatadage de Polonnaruwa Sri Lanka

Polonnaruwa es la antigua capital del Reino Cingalés del Siglo XI. Pero lo que queda no son las ruinas de una ciudad, creo que la descripción más apropiada es que son las ruinas de un complejo espiritual budista. Los reyes quisieron  mostrar su devoción a sus subalternos y vivir para siempre a través de sus obras, por lo que construyeron hermosas Estupas y hermosas estatuas. Las ruinas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1982 y yo tuve la oportunidad de visitarla a principios de este año con unos amigos que me visitaron desde Caracas.

La visita a las ruinas empezó con lo que yo llamo el Mandala de Budas. Los mándalas son formaciones circulares con diversos patrones o niveles que se repiten hasta formar un círculo y que significan distintas cosas dependiendo a qué religión le preguntes, pero en general está relacionado con simbología espiritual, significa el universo, la relación del ser con lo divino. Esta  estructura en  Polonnaruwa empieza dándote la bienvenida con la famosa Piedra Lunar (Moon-stone o Sandakada Pahana) típica de la arquitectura cingalés de Sri Lanka y es básicamente un medio mándala. Es hecho de piedra tallada y cada semicírculo tiene un significado, representaciones simbólicas de animales que representan los deseos de la vida, las etapas de la misma que se pueden ir superando una a una hasta llegar a la flor de loto, a la iluminación, al nirvana. Tanto la Piedra Lunar como los Muragalas o Guardias de Piedra, eran parte de la decoración espiritual típica de la época que se colocaban en las entradas de los recintos y aun se pueden ver versiones de estos en casas y en templos modernos.

Te puede interesar “Descubriendo las Cuevas de Dambulla y el arte budista”

La primera etapa de la estructura tiene una primera pared y la Piedra Lunar, pasamos a la segunda plataforma o lo queda de esta etapa que contiene columnas, luego viene la tercera con otro muro y otra Piedra Lunar. Este muro si es circular y está también custodiada por Muragalas.  Subimos los escalones y nos encontramos adentro con el siguiente nivel: los mismísimos budas sentados con sus manos en posición de descanso sobre sus muslos y sus ojos cerrados en meditación. Hay cuatro de ellos,  uno por cada entrada que están orientadas por los puntos cardinales. Estos Budas tienen las mejillas un poco más abultadas que otros que he visto, están un poco más rellenos,  varían dependiendo del artista. Esta maravillosa estructura es el Vatadage de Polonnaruwa. Se dice que fue creada para resguardar la Reliquia del Diente de Buda, el objeto mas venerado de Sri Lanka. Sigue leyendo

Caracas y su ciudad universitaria

DSCN5314

De mi visita a Venezuela hace casi un año, dejé un artículo pendiente porque no encontraba las fotos del viaje,  pero al fin las encontré y puedo contarles mi historia! Quería hablarles del único LUGAR que hizo mi corazón saltar de emoción, amor, nostalgia, orgullo y tristeza a la vez. Y no fue mi encuentro con el Mar Caribe que siempre me saca una sonrisa en el alma, no fue ver la montaña del Ávila que decora Caracas con diferentes tonalidades de verde, marrón y hasta azul dependiendo de la hora del día y tampoco fue el verdor de mi ciudad natal Maracay, conocida como la Ciudad Jardín de Venezuela. Y no me malinterpreten, todos estos sitios me hicieron suspirar, porque me recibían en casa. Pero la que más emociones creo en mi fue la visita a la Ciudad Universitaria de Caracas (CUC), la sede de la Universidad Central de Venezuela (UCV) donde estudié mi pregrado, posgrado y obtuve mi primer trabajo profesional.

Artículo relacionado: “El largo camino de regreso a casa”

Para mis lectores no venezolanos, les voy a explicar porque sentí todo esto y aunque casi cualquier persona puede sentir muchas emociones cuando visita su Campus Universitario, el caso de la Ciudad Universitaria de Caracas es especial. Empecemos por lo más obvio, este campus fue declarado Patrimonio de la Humanidad en  el año 2000 por la Unesco y su belleza la hace digna de visitar por lo que la incluyo en este blog, además de las emociones que me despertó cuando fui un día muy temprano en la mañana y una brisa fría y con esencia entre cemento y aroma de plantas  me recibieron nuevamente.

Sigue leyendo

La antigua y maravillosa Biblos

La antigua y Maravillosa Biblos
La antigua y Maravillosa Biblos

Por Inés Hernández

He tardado mucho tiempo en escribir este artículo, pero mi experiencia en Biblos fue tan maravillosa que realmente vale la pena compartirla. Mi viaje al Líbano fue corto, pero intenso. Luego de pasar días increíbles en Beirut, decidimos visitar la ciudad de Biblos (en árabe Jbayl). La ciudad se encuentra a unos 30 km de Beirut, por lo que tomamos un taxi desde el centro y en una hora estábamos en el lugar. En el camino, pudimos apreciar otros lugares turísticos cercanos a Beirut, que desafortunadamente no tuve la oportunidad de visitar, pero que sin duda lo haré cuando la tenga.  El primer lugar que atrajo mi atención fue Jounieh, una ciudad portuaria ubicada a unos 20 km de distancia de Beirut, donde a través de un teleférico o de una carretera muy estrecha se puede acceder a una estatua monumental de la Virgen María, también llamada Nuestra Señora del Líbano que se puede observar desde la autopista. Continuando el camino, entre cuentos e historias que me hacían mis amigas y el conductor, hablamos de los árboles de Cedro, los cuales son un símbolo muy importante del Líbano, por ejemplo, la bandera del país contiene la silueta de uno. Los Cedros de Dios (Horsh Arz Al Rab, en árabe) son el vestigio de los bosques que cubrían antiguamente las laderas del monte Líbano. Su madera era explotada por los babilonios, los persas y los fenicios entre otros, para la construcción de templos y palacios. Este maravilloso lugar, considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad está en mi lista para una próxima visita.

Artículo Relacionado Beruit, 05 días  llenos de sorpresas”

Una vez llegamos a Biblos, caminamos un poco para ver los atractivos turísticos, el día nos regaló un clima maravilloso que nos permitió disfrutar de lo mejor de esta ciudad. Situada en una colina, al norte del país, Biblos es reconocida como la ciudad más antigua del mundo habitada de manera ininterrumpida. En la actualidad, es un lugar lleno de historia alrededor de un puerto medieval con bares y restaurantes. Sitios perfectos para disfrutar de la hermosa vista que parece como una pintura enmarcada, con embarcaciones de pesca que son movidas suavemente por las olas del mar, mientras que disfrutas de la deliciosa gastronomía del lugar. Según la biblia, se cree que su fundación ocurrió alrededor del año 5,000 AC con el nombre de Gebal, mientras que otras fuentes indican que fue una antigua ciudad fenicia, denominada Gubla.

“Biblos es reconocida como la ciudad más antigua del mundo habitada de manera ininterrumpida”

Sigue leyendo

La Roca, el León y el Castillo: Sigiriya

La roca, el león y el castillo:Sigiriya Sri Lanka

Apenas llegué a Sri Lanka cada vez que tenía la oportunidad de conocer a un esrilanqués le preguntaba inmediatamente cuál era su lugar preferido en el país. La gran mayoría me respondía: Sigiriya. Mi curiosidad y expectativa fue creciendo exponencialmente sobre este lugar y en la primera oportunidad que tuve, ósea cuando tuve más de dos días disponibles para viajar en el país, aproveche para visitarla.

Sigiriya es un fuerte, un castillo y una montaña al mismo tiempo, si parece una historia salida de Narnia. Su construcción se remonta al siglo V y cuenta la historia que el hijo ilegitimo del Rey de Anuradhapura (antigua capital de Sri Lanka) lo asesinó para tomar el reino y se fue de la ciudad para crear su propia capital en la Roca que hoy conocemos como Sigiriya, donde no solo creo arte y un ostentoso castillo, sino que lo fortificó con trampas y soldados para evitar que su hermano y heredero legitimo lo atacara. Toda una telenovela ceilanesa de tiempos antiguos.  Esta montaña queda en el centro de la isla de Sri Lanka, en lo que es conocido como el Triángulo Cultural. En medio del virgen verdor selvático, de la nada aparece una formación rocosa poco común por estos lares. Una montaña con roca expuesta y no cubierta de verde, con una peculiar forma casi cuadrada. Su ubicación y forma rocosa es solo la antesala de lo que te espera por conocer del sitio y de la historia.

Te puede interesar “Descubriendo las cuevas de Dambulla y el Arte Budista”

Sigue leyendo