Compras Locales: Capítulo Tres Bangkok

IMG_4160

Bangkok es conocida por sus grandes centros comerciales y por ser un destino para compras, por sus súper baratos precios y variedad. Los centros comerciales están posiblemente entre los más grandes del mundo. Tailandia es una economía pujante y las compras no se limitan a los centros comerciales, en las calles puedes comprar desde ropa, hasta simples baterías y comida. Hay mercados especiales y famosos como el mercado flotante (al que no fui por cierto) y el de Chatuchak, y otros no tan famosos pero igual interesantes.   En esta nueva edición de esta columna, les voy a contar sobre los mercados a los que fui con visitas planificadas o no en la ciudad de Bangkok.

Te puede interesar: “Compras locales capítulo uno: Budapest y la Paz

El mercado mayorista por Wat Pho

No me sé el nombre porque me lo encontré al salir de conocer el famoso Templo de Wat Pho del que les conté en el artículo anterior sobre Tailandia. Mientras caminábamos nos encontramos en el medio de un mercado, cuando buscábamos la salida de la zona. Era un mercado como de mayoristas donde vendían más que todo comida  y dulces. Me encantó ver todo el movimiento detrás de una de mis atracciones favoritas de Bangkok, la comida. En un espacio de techos altos y muy amplios, ves muchos stands con vegetales, frutas  y personas con carretas moviendo comida, cajas de té, cajas de leche condesada, dulces empacados y pare de contar. Me encantó por supuesto el lado humano, la gente detrás de las carretas o durmiendo en la carretas jaja. Es que cuando pasamos por el mercado era mediodía y  entramos sorpresivamente a una dimensión de intimidad con los tailandeses que no había experimentado. Era gracioso ver como el calor tenia a las personas atontadas, vi más de uno durmiendo la siesta, otros viendo las novelas del mediodía (si los tailandeses aman sus novelas) como en cualquier lugar de Latinoamérica y a un bello niño tomando un baño en una ponchera. Y también me encantó ver como tenían de mascotas y posiblemente de guardián anti-plagas a gatos, más de una vez me pare a darles cariño y tomarles fotos. El hambre nos agarró por la hora así que decidimos buscar un sitio para comer y por supuesto que el mercado tenía donde comer también y la comida no decepcionó. Este mercado fue uno de mis favoritos por el elemento no planificado y por el vistazo que me dio de  la clase trabajadora tailandesa.

Artículo relacionado: “Tailandia y los Budas Dorados”

Sigue leyendo

Compras locales, capítulo dos: Seúl

Compras locales capitulo dos Seul

Como les había contado en la primera edición de esta columna de “Mercados Locales”, ir a los mercados de campesinos, mercados municipales o mercados callejeros en distintas ciudades y países me encanta. Pues a pesar de que es un gusto muy personal, en Asia es un “Must”: lo tienes que hacer. Los mercados asiáticos siempre te sorprenderán, porque tienen cosas que seguramente en tu vida has probado, visto u olido. Además muy seguramente encontrarás cosas que creías comunes pero que aquí las usan para otros fines o tienen otras formas.

Artículo relacionado: Ficha Corea

En fin que entre las cosas que más promocionan en Seúl son los mercados y por supuesto que fui, les contaré sobre dos mercados que visité:

El Mercado Gwangjang es el mercado más antiguo de Seúl y era conocido previamente como Dongdaemun Market. Es techado por lo que fue muy conveniente en pleno otoño, donde la lluvia y el frío no paraban. Es por supuesto muy grande y puedes encontrar de todo, ropa típica coreana en el piso superior, telas, zapatos, souvenir, comida fresca como frutas y vegetales, y muy fresca como pescados aún vivos esperando que los compren o por el contrario pescado seco, el cual es muy muy oloroso. Yo disfruté caminando dentro de este mercado, que nuevamente gracias al clima, su interior era oscuro y lleno de muchas cosas todas nuevas y curiosas para mí.

Sigue leyendo

Descubriendo Seúl 

Vista de Seúl desde Gangnam
Vista de Seúl desde Gangnam

A finales del año pasado me salió un viaje a Corea casi que de sorpresa. Tengo que aclarar que todo el Planeta Tierra está en mi lista para visitar o bucket list, digamos que Corea no estaba en el top 10, así que las ideas que tenía sobre el país y la ciudad eran un poco generales, me leí unos cuantos blogs para buscar información (nuestro amigo Iván tiene un blog en Español sobre Corea), hice mi maleta y me fui a pasar cinco días en la capital.  En el camino del aeropuerto a la ciudad, íbamos en una súper carretera y a  mi mano derecha vi un campo de tierra gris y con un follaje rojo intenso, algo como de una película de ciencia ficción cuando te presentan otros planetas. En el aeropuerto es fácil encontrar un taxi con taxímetro, lo importante es que sepa a dónde vas porque no todos hablan español. En el camino del aeropuerto al sector donde nos íbamos a hosperadar, que era por mera casualidad en el sector de Gangnam, la ciudad se veía bien grande con edificios por todos lados, aunque no tan sobresaturada como he visto fotos de Tokio. Seúl tiene un largo río largo que la atraviesa y le da un poco de sabor a naturaleza.

 Aunque me imagino que los coreanos deben odiar a extranjeros posando frente al cartel con el nombre del sector de Gangnam y bailar el Gangnam style, de la mundialmente famosa estrella del KPOP (korean Pop): Psy, yo igual estaba buscando este cartel pero no lo encontré.

Articulo relacionado Castillos reales de Corea: un paseo por el Palacio de Gyeonbokgung”

Sigue leyendo

Dónde hacer shopping en París ?

Cuando vivía en París, mi apartamento se encontraba en un hogar para “joven trabajadoras” y como lo hubiera podido prever, varias de mis compañeras de piso trabajaban en el sector de la moda. La verdad no fue hasta este momento que me di cuenta que París realmente pudiera ser llamada la “capital de la moda”. Este título, lo debe a su peso en la historia y en los desfiles de alta costura. Si como yo, no conocen mucho de este mundo, les recomiendo ver la película autobiográfica sobre el diseñador de moda Yves Saint Laurent, es muy conmovedora y dicen que está por ganar los Premios César (equivalente francés de los Oscars). También pueden ir al Museo de la Moda y del Diseño que queda en el distrito 13, al sureste de París, es una de las visitas que me recomendaron hacer.

Ya que a mi nunca me atrajeron los artículos de esta gama, no me atrevería a hablar más de ese tema aquí. Ahora algo que sí me gusta es ir de shopping en París, para comprar ropas y zapatos en general. Si bien muchas de las tiendas a las cuales voy también se pueden encontrar en otras ciudades, 1/ tienen tamaños que me quedan mejor que las de América del Norte (tallas grandes) y del Sur (tallas cortas) y 2/ están ubicadas en áreas de la ciudad que me gustan, son de estas de las cuales les quiero hablar hoy. Y ya se están terminando las rebajas de invierno este martes, es muy buen momento para ir. Pero recuerden que en Francia no se trabaja los domingos y es algo que mucha gente quiere defender, así que no encontraran muchos comercios abiertos ese día.

Ya les hablé previamente de un libro de Emile Zola que me gusta mucho: el Paraíso de las damas, que habla de las repercusiones de la inauguración de uno de esos grandes almacenes con que cuenta París desde final del siglo XIX. El “Bon marché” y La Samaritaine (que hoy está cerrado) quedan en el centro de la ciudad mientras Le Printemps y las Galerías Lafayette ocupan toda una parte de los grandes bulevares cerca de la Opera. Y obviamente, están “Les Halles”  que antes de ser un centro comercial subterráneo, fue un mercado hasta los años 60. Si les interesa esta época, pueden buscar las fotografías de Robert Doisneau sobre la vida del mercado. Fue el primer área de París donde vivi y a pesar de la impresión moderada que me dejo la ciudad en ese entonces (les cuento más en mi artículo previo), guardo muy buen recuerdo de esta zona. En les Halles, hay muchas tiendas de moda pero también de decoración así que es ideal si buscan algo para ofrecer. Pero de manera general, debo aclarar que los almacenes no me gustan mucho. Hay demasiada gente y siempre me desubicó en cuanto a las tiendas que ya vi y las que no. Puedo entender el punto: tener todo en un mismo lugar, disfrutar de estar en un templo de la moda… Así que si andan por allá, a lo menos necesitarán relajar, y aquí les puedo ayudar 😉

Sigue leyendo

Compras locales, capítulo uno: Budapest y La Paz

mercados locales capítulo unoAcuérdate de ir  al mercado principal si vas de visita a una ciudad visita, venden la mejor comida típica.-

Este fue el consejo que mi papá me dio un consejo cuando era más joven. Cuando dijo mercados principales se refería a los mercados de campesinos de las ciudades. Y aparte de que tienen la mejor comida típica, también puedes encontrar a veces opciones más baratas, perfecto cuando uno anda de turista. Recuerdo que era una práctica que hacia mi abuelo materno también, para comprar comida más fresca. Entonces empecé a practicarla, la primera ciudad en lo que lo hice fue en Budapest, Hungría  cuando fui en diciembre del 2010. Llegué al Mercado Central (Central Market Hall o Great Market Hall). Primero porque el mercado es muy antiguo tiene más de cien años, es muy bello y es un “must” de la ciudad. Recuerdo sus altos techos de metal que además me sirvieron de refugio de la nieve, era mi primer invierno en la vida así que como caribeña lo agradecí mucho. Ahí me comí un Gulash espectacular, éste es el plato típico húngaro por excelencia, es un estofado/guisado de carne con salsa roja y vegetales, estaba caliente y bien condimentado, la carne estaba muy suave casi se derretía en la boca.  El mercado hasta encontré souvenirs un poco más baratos que en el resto de la ciudad, así que aproveche de comprar regalos para mi regreso, sobre todo la especia Paprika.  Y también encontré casitas de pan de jengibre, como las  que te imaginas cuando escuchas la historia de Hansel y Gretel.

Con esta primera visita entendí que ir a estos mercados te da un buen input acerca de la ciudad y la cultura. Ves que compran los locales, conoces las frutas y vegetales de esa tierra, seguramente te encontrarás con alguna que no habías visto y/o probado nunca. Además puedes encontrar comida típica como hecha en casa y fresca; también puedes conocer si donde estás los campesinos tienen prácticas de comida orgánica por ejemplo. Es una degustación para todos los sentidos, les recomiendo ir con la glándula de la curiosidad activada  para mejor disfrute de la experiencia. Esta es la primera entrega de una serie de artículos referentes a las visitas que realice a los mercados locales.

Sigue leyendo

Escapadas de Nueva York (Parte 2)

Pocos meses después de haber llegado a Nueva York, cuando empezó la época del otoño, escuché hablar de estas huertas que quedan a las afueras de la ciudad, donde la gente va a agarrar manzanas en los árboles para después comprarlas. Al principio me pareció un poco raro hacer todo este viaje para eso, ya que donde crecí yo bastaba con salir de mi casa para agarrar manzanas en el jardín. Además Nueva York tiene muchos mercados locales que te las llevan a la ciudad. Pero no puedo negar que estos cuentos despertaron mi curiosidad. Ademas que la manzana es mi fruta favorita y que es el simbolo de Nueva York (“la gran manzana”), así que para el siguiente otoño, me lancé en esa escapada con unas amigas.

Mapa Hudson Valley
Mapa Hudson Valley

Sigue leyendo

Bogotá etc

Ya les he hablado de la zona cafetera y de Medellín, ya que fueron las dos visitas que más me impactaron en Colombia. Ahora es cierto que allá, estaba viajando sola y que no se disfrutan de las mismas cosas con amigos o pareja.

En Bogotá, yo llegué bajo la lluvia y el frío, cansada por haber tomado un vuelo muy temprano  y con ansiedad de empezar mi primer viaje sola en un país que no conocía. Tuve la suerte de ser acogida por amigos de amigos, que me guiaron en ésta capital y sus alrededores, durante mis primeros días. Después de descubrir los placeres de viajar sola, visitando todo lo que quería a mi ritmo y conociendo a nueva gente cada día, mis amigos me alcanzaron en Bogotá y también la pasamos muy bien.

Sigue leyendo

24 horas y más en East village

Mi estancia en Nueva York me ha llevado poco a poco a vivir en el área que llaman East Village. Se ubica en Manhattan entre el East river (el río que separa Manhattan de Brooklyn), Broadway, Houston street y la calle 14. Para ser más precisa, cuando estoy en Nueva York, vivo ahora en Alphabet City que debe su nombre a la denominación de sus avenidas (Av A al oeste y D al este).

Por qué East Village? Si van de noche, se darán cuenta que esta área de Nueva York atrae a la juventud neoyorquina, sobretodo la que se quiere emborrachar hasta muy tarde. Se vuelve muy fiestero y los residuos de las fiestas nocturnas se acumulan como basura en la calle. Y la verdad es que hasta que viví aquí no entendía muy bien su encanto. Aquí descubrí una vida de barrio que no es tan común en Nueva York. Sigue leyendo