Singapur, más que un país desarrollado

singapur1

Singapur es un país desarrollado sin lugar a dudas. Sin embargo, estando allá me di cuenta que debía haber otro adjetivo para calificarlo, porque su desarrollo va más allá de lo que he visto en Europa Occidental y Estados Unidos, es más que un país desarrollado y aún no tenemos una definición que se adapte a este. La pulcritud en sus calles y la tecnología que acompañaba cada lugar al que fui me hizo sentir que estaba en el futuro, no en el 2016. Empezando por el aeropuerto, en el que el proceso de migración no fue más de 5 minutos y al terminar había una tableta preguntándome si me había gustado el servicio, no le podía dar las 100 estrellas que quería.

El primer día me fui al Garden by the Bay o Jardines de la Bahía, a disfrutar de toda la tecnología y el futurismo que ofrece este parque donde han construido edificaciones gigantes que tienen follaje por fuera y parecen  súper árboles que se iluminan en medio de la noche. Dentro del parque hay un invernadero que es un ecosistema de Bosque Nuboso. Tiene por nombre la Selva Lluviosa o Selva De Nubes (con la traducción exacta) y a pesar del calor húmedo del que siempre me quejo que existe en el sureste asiático y en el subcontinente, dentro de la Selva de las Nubes sentí como la temperatura bajó de inmediato como si estuviera en cualquier Parque Nacional de Selva Lluviosa en Venezuela. Las flores estaban bellísimas y por supuesto que lo que más me impresionaba era saber que era algo hecho por el hombre y que tenía un motivo ecológico, apaciguar el cambio climático con la siembra de más árboles y plantas. Por la misma zona se encuentra el centro financiero de este país-ciudad-estado, que es la vista más fotografiada en el Marina Bay. Y como no va a ser lo más fotografiado si hay un lago rodeado de rascacielos, con vidrios que reflejan el agua y el cielo. Si esto te parece poco pues puedes apreciar el Resort Marina Bay Sands que no  solo  es un resort -hotel de lujo con casino incluido, sino que tiene: ¡un barco en el tope de sus tres edificaciones!!!

Sigue leyendo

Entre las nubes del Golden Gate, una guía poco común para San Francisco.

Entre las Nubes del Golden Gate
Promocionar una ciudad como San Francisco puede ser muy fácil porque es una ciudad fantástica y muchos quieren ir o los que han ido siempre quieren volver. Pero también podría ser difícil porque: ¿que no se ha escrito de San Francisco? Hay muchas recomendaciones en la web, imagínense que es la cuarta opción en google cuando preguntas en ingles “que hacer en” (What to do in…). Por lo tanto les quiero ofrecer una guía no tan común y me voy a concentrar en las cosas que más me gustaron.

  • Ve a ver el Puente Golden Gate… Mejor no paras ahí sino que vas y caminas sobre el puente.

Es obvio que el Puente Golden Gate es uno de los grandes emblemas de la ciudad. Y cuando lo ves te das cuenta porque, es un puente muy largo y alto. Además su construcción no fue nada fácil porque en donde está ubicado es una de las partes más profundas de la bahía. Es toda una obra de arte de la ingeniería moderna. Si quieres tus fotos portadas podrías ir Fort Point ahí puedes quedarte un rato admirando el gran puente mientras disfrutas la tranquilidad que proporciona la vista al mar. Pero les advierto ahí llegan unos vientos un poco helados. Como les contaba en uno de mis artículos anteriores sobre California, el norte no se parece al sur y una de las grandes diferencias es el clima. En San Francisco hay mucho viento y neblina, así que llévense un suéter o chamarra por si acaso. En ese mismo sitio pueden aprender sobre la historia del Puente, su construcción y porqué es tan especial.

Pero lo mejor es caminar sobre el puente, porque de verdad fue una experiencia alucinante. Si el viento pega en el Fort Point, sobre el puente puede ser mucho más fuerte. Como yo soy baja de estatura me preocupaba un poco que un viento fuerte me llevara y cuando veía hacia el mar azul profundo se volvió todo un poco más terrorífico, porque me di cuenta lo alto que está sobre el mar. Ves el mar con toda su potencia chocando sus corrientes sobre las bases del puente y  sientes como el piso y la baranda del puente vibra y se mueve. Los carros creo que son una de las razones aparte del mar por las cuales el puente vibra, éstos pasan muy rápido y hacen un sonido muy particular entre las yuntas del pavimento, es casi como si estuvieran hablando entre ellos en un murmullo.

Si quieres tener una experiencia más extrema agarra una de las guayas verticales que conectan las torres con el piso del puente, siente la vibración tan intensa de como tienen un movimiento propio y ahora ve hacia arriba, hacia las nubes que siempre se depositan en el tope del puente. Con las nubes que se mueven rápido, más la vibración del puente va a hacer que pierdas un poco el equilibrio y que te marees (aunque como ya les he contado yo me mareo fácilmente). De verdad que es una experiencia única, cuando pasas la incomodidad de ver anuncios para evitar suicidios y el teléfono gratis para ofrecer consejos para evitarlo, puedes disfrutar la vista, el viento, la altura, ver alcatraz, la ciudad y admirar a los valientes que se atreven a andar en bicicleta con carros de un lado y el mar del otro.

Sigue leyendo