El islam y su arte. Museo de Arte Islámico en Kuala Lumpur

IMG_0935

Vivir en Asia me enseñó muchas cosas, me ayudó a comprender el mundo de diferentes perspectivas. Me enamoré definitivamente y de por vida del té y del yoga, antes había un romance pero ahora hay amor profundo. Entre otras cosas que aprendí a amar Asia y a su gente. Una de las cosas que aprendí allá fue a entender más las religiones que no se encuentran muy comúnmente en Latino América, como el hinduismo, el budismo y el islam. Las dos primeras llegan a nuestro continente a través de su filosofía pero el islam cuando llega, llega desvirtuado con malas noticias y fanatismo. Como por principio creo que no todo puede ser malo y que lo malo es el fanatismo vengan de donde vengan, me encantó conocer más del incomprendido islam.

Ya mientras estaba en Sri Lanka realice una meditación con unos Derviches Giradores, los cuales forman parte de los Sufíes la rama mística del islam. Ellos practican el “whirling” o vueltas, una meditación activa para acercarse a Dios. Durante la meditación giras con la tierra y los planetas de nuestro sistema solar para pedir amor para la humanidad y los seres vivos. Una experiencia hermosa y única, que llenó mi corazón de amor, compasión y felicidad. Pero fue Malasia el primer país musulmán que he visitado. Un país desarrollado con una vibrante capital e islámico. Ya por ahí se van cayendo algunas de las concepciones que tenemos con esa religión. Para conocer más nos fuimos al Museo de Arte Islámico en Kuala Lumpur ¿Qué mejor manera para entender mejor un sistema de creencias que a través de su arte?

Artículo relacionado: “Al fin Kuala Lumpur”

Sigue leyendo

Escalando una montaña sagrada: Adam’s Peak

Escalando una montaña Sagrada Adams Peak

 -Waking call (tres golpes a la puerta)

-ah? Qué hora es?

-la 1:20 AM, la alarma no sonó

-Tenemos 10 minutos para estar listos?

-Si!

-Genial….

Así empezó mi día, de noche a las 01:20AM. Tuve que estar lista en 10 minutos para subir una montaña sagrada El Adam’s Peak (el Pico de Adam en español) o Siri Pada, como es conocido localmente. Esta montaña es una de las atracciones más famosas de Sri Lanka y cuando digo atracción, estoy siendo irrespetuosa porque como les dije es una montaña sagrada para 4 grandes religiones, el Budismo, Hinduismo, Cristianismo e Islam. En el tope de la montaña hay una huella, que los budistas creen que es de Buda, los hinduistas de Shiva (Dios principal como Zeus o Apolo), los cristianos de San Tomás que fue el que introdujo el cristianismo en India y los musulmanes de Adán cuando fue echado del paraíso.

La idea era subir y ver el amanecer sobre las montañas, que prometía realmente ser un espectáculo. Todos decían (amigos, guías, bloggers, entre otros) que la escalada es retadora, yo pensé que este es el momento de mi vida en que más en forma estoy, así que era mejor hacerlo pronto. Aproveché la primera oportunidad que se me presentó para ir y no desanimarme. Pues el recorrido estuvo lleno de muchas sorpresas y fue una aventura única en mi vida, esta es la mi historia en el Pico de Adán.

Sigue leyendo

Estambul Mágico!

Por Ana Gabriela Ruiz.

Cuando me propuse escribir sobre mi último viaje no lo hice porque yo sea escritora, lo hice para recordar la maravilla que fue conocer esta ciudad y compartir con amigos y extraños la experiencia que viví en un lugar lleno de magia, porque para mí esa es la palabra que la define. Estambul, como dice Antonio Gala en su libro “Pasión Turca”, es la capital de muchas cosas menos de Turquía, ya que ha sido capital de imperios como el Bizantino y el Otomano, pero actualmente la capital del país es la ciudad de Ankara. Lleva dentro de sí una marca de historia que la hace única y no solo es la historia la que lo dice, es que es la única ciudad en el mundo que está en dos continentes: Europa y Asia, por eso es tan magnífica.

Mi estadía transcurrió en el barrio de Sultanahmet, el que tiene los lugares más turísticos a donde todos quieren llegar. Es muy conveniente quedarse allí, hay mucha oferta hotelera y puedes caminar a todos lados sin necesidad de usar transporte público. En sus calles, algunas muy estrechas, se ven comúnmente tienditas de souvenirs típicos donde consigues unas lámparas maravillosas (como las del genio) y regalitos. Pero las tienditas que más me gustaron son las de dulces, se les llama blaklava y delicias turcas o turkish delight, éstas están en todas partes. Se pueden degustar estos dulces hechos en base a miel y que llevan generalmente pistachos, maní o nueces.

Sigue leyendo