Las 05 cosas que más disfruté de Madrid

IMG_2067

España es uno de los primeros países que los sudamericanos visitan, porque está Europa y relativamente cerca geográfica y culturalmente. Y a pesar de que siempre había querido ir, España se convirtió en el país n° 20 que conocí (sin contar una escala de 7 horas en Madrid donde terminé recorriendo Madrid a media noche por tres horas). Por una cosa y otra no planificaba mi viaje para allá, hasta que a finales del verano pasado logré ir y vaya que valió la pena. Conocí Madrid, Alcalá de Henares, Barcelona y Sevilla en unas dos semanas con un festín de comida y experiencias. Les empezaré a contar sobre Madrid y como sé que muchos ya la conocen y es una ciudad muy fácil de recorrer, además ya la gente tiene muy buena idea de que ver y visitar, me voy a enfocar en enumerar las cosas que más disfruté.

  1. La familiaridad cultural. Disfruté mucho experimentar la cercanía cultural que tenemos con los españoles, empezando por supuesto con el idioma. Se me había olvidado que mis oídos están siempre abiertos porque en Asia aunque escuchaba todo, muy poco era lo que entendía. Durante mis primeros días en Madrid sentía que mis oídos era como parabólicas que captaban cada dialogo que pasaba a mi alrededor, a veces me daba vergüenza el estado de híper receptividad en la que andaba porque hasta escuché conversaciones privadas sin quererlo. La pasión por la fiesta en España solo se puede comparar con la que existe por lo mismo en Latinoamérica, rumbear y festejar como no hubiera mañana, sin importar la edad. Mientras estuve allá estaba el Festival de la Virgen de la Paloma y a pesar del alcohol y de la música alta, era un evento para toda la familia, se veían niños dormidos en sillas y en sus coches, algo impensable en Asia o en Estados Unidos, pero muy normal en España y de donde yo vengo, me recordó todas esas dormidas que pasé de niña entre dos sillas. También reconocí mucha comida con la que crecí y que siempre me pareció normal o mejor dicho venezolana, para descubrir que también se consumen normalmente en España.
  2. El arte y los museos. Los museos de arte es sin duda una de los deleites en Madrid. En el Museo Reina Sofía por supuesto “el Guernica” de Picasso se lleva el premio, por su tamaño, por lo poderoso del mensaje y su contexto. Disfruté también de los cuadros de Dalí con sus loqueras surrealistas. En el Museo del Prado, tengo que confesar, que los cuadros de Velázquez no me impresionaron tanto, me gustaron mucho más los del Greco con la explosión de luz que les ponía. También los cuadros de Goya me impactaban, me encanta lo multifacético que pueden ser sus obras, cuando pintaba el estilo clásico ya empezaba a desfigurar sus personajes casi hasta de forma burlona. Su época negra es terrorífica y excitante a la vez, como el cuadro de “Saturno devorando a un hijo”

Sigue leyendo

El islam y su arte. Museo de Arte Islámico en Kuala Lumpur

IMG_0935

Vivir en Asia me enseñó muchas cosas, me ayudó a comprender el mundo de diferentes perspectivas. Me enamoré definitivamente y de por vida del té y del yoga, antes había un romance pero ahora hay amor profundo. Entre otras cosas que aprendí a amar Asia y a su gente. Una de las cosas que aprendí allá fue a entender más las religiones que no se encuentran muy comúnmente en Latino América, como el hinduismo, el budismo y el islam. Las dos primeras llegan a nuestro continente a través de su filosofía pero el islam cuando llega, llega desvirtuado con malas noticias y fanatismo. Como por principio creo que no todo puede ser malo y que lo malo es el fanatismo vengan de donde vengan, me encantó conocer más del incomprendido islam.

Ya mientras estaba en Sri Lanka realice una meditación con unos Derviches Giradores, los cuales forman parte de los Sufíes la rama mística del islam. Ellos practican el “whirling” o vueltas, una meditación activa para acercarse a Dios. Durante la meditación giras con la tierra y los planetas de nuestro sistema solar para pedir amor para la humanidad y los seres vivos. Una experiencia hermosa y única, que llenó mi corazón de amor, compasión y felicidad. Pero fue Malasia el primer país musulmán que he visitado. Un país desarrollado con una vibrante capital e islámico. Ya por ahí se van cayendo algunas de las concepciones que tenemos con esa religión. Para conocer más nos fuimos al Museo de Arte Islámico en Kuala Lumpur ¿Qué mejor manera para entender mejor un sistema de creencias que a través de su arte?

Artículo relacionado: “Al fin Kuala Lumpur”

Sigue leyendo

Qué hacer en verano en Varsovia

Conciertos de verano de piano en Varsovia

Ya les he contado sobre mis impresiones sobre Varsovia y los sentimientos que me despertó la ciudad, también les di datos históricos sobre qué deben saber antes de visitar este país, por lo que esta semana les quiero contar lo que pueden hacer  por en Varsovia en verano, por si quieren aprovechar e ir. Como sabrán esta temporada están llenas de eventos especiales en las capitales de Europa, porque el clima frío da un descanso y el sol brilla llenando de alegría el entorno. Para mí que nunca he vivido en un país con las cuatro estaciones, porque de la caribeña Venezuela me mudé a la tropical isla de Sri Lanka, a veces doy por sentado lo maravilloso que es tener el sol brillando por todo el año.

Artículo relacionado: “05 Cosas que debes saber sobre Polonia”

En fin, Varsovia en Verano es probablemente la mejor época para visitar la ciudad y les cuento las mejores atracciones:

Visitar Parque Łazienki y disfrutar de los conciertos de piano bajo la estatua de Chopin

Varsovia tiene el Parque Łazienki el cual es el  parque más grande de la ciudad y que además tiene palacios y distintas edificaciones que sirvieron a los reyes del país en el siglo XVIII. Pasear por el parque es algo que disfruté mucho con su verdor, con sus canales y hasta animales sueltos alrededor. Visitar el parque en verano es algo que probablemente quieres hacer, pero lo que no debes perderte es ir a los conciertos que hacen bajo la estatua de Chopin. Ya previamente les conté como me encantó esta estatua porque tiene mucho movimiento y es sin duda una estatua para un artista. Pues en verano todos los domingos al mediodía y a las 4:00 PM hacen conciertos de piano allí, una experiencia bellísima donde la música, el verdor de los alrededores, el reflejo de la luz en el pequeño estanque y el movimiento de la estatua te envuelven para llevarte a un lugar mágico donde solo la música clásica puede llevarte.

Los conciertos se realizan desde mayo hasta septiembre, con grandes músicos y lo mejor de todo: ¡es gratis! Revisen aqui el calendario de este año.

Sigue leyendo

Beirut, 5 días llenos de sorpresas!

Vista de la Mezquita Mohamed al-Amin y de la Plaza del Reloj desde una calle en el Centro
Vista de la Mezquita Mohamed al-Amin y de la Plaza del Reloj desde una calle en el Centro

Por Inés Hernández

Mientras recordaba algunos momentos de mi maravilloso viaje al Líbano, me detuve a leer las entradas de este blog y entendí porqué surgió la idea de compartir mis experiencias por este medio, y es que una de mis pasiones al viajar, es conocer sobre las bondades y realidades de los lugares que visito, cómo vive su gente, sus costumbres y cultura, es así como desde hace seis años me encuentro en un desarrollo peregrino tratando de descubrir todos los rincones de este maravilloso mundo.

Medio Oriente siempre me ha atraído, quizás porque desde pequeña he estado en contacto con la cultura árabe, debido a su influencia en Venezuela producto de las grandes migraciones de libaneses, sirios, palestinos y marroquíes, que dejaron su huella con sus costumbres, bailes, religiones y en especial, con su comida. ¿Qué venezolano no ha disfrutado de un Shawarma, una ración de falafel o se ha degustado una crema de garbanzos o unos tabaquitos? Debo reconocer que quizá, siempre estuve más interesada en este tema que otros, por tanto me introduje un poco más en esta cultura. Una de las cosas más interesantes, es que los países del mundo árabe son tan similares y diversos como lo somos los Latinoamericanos entre sí, por lo que la cultura, comida, tradiciones e idioma varían un poco de país en país.

Las sorpresas en este viaje empezaron en la sala de espera del aeropuerto. Preparada para tomar el vuelo desde Roma a Beirut, recordaba comentarios sobre lo abierto que era el Líbano en comparación con otros países árabes, pero lo que no esperaba era encontrar en la sala de espera, libanesas que vistieran con vestidos pegados y cortos que de solo verlas me daba frío. En contraste, otras vestían tradicionalmente y se cubrían el cabello con el velo. Tenía un vuelo con muchas escalas y Beirut sería una de ellas, por lo que no revisé en que asiento me tocaba y justo antes de abordar me di cuenta que tenía el 28C. Cansada y con ganas de dormir, pensé que el vuelo estaba lleno y que me tocaría “en la cocina” como decimos los venezolanos. Una vez  que abordé el avión, descubrí que las filas empezaban por el número 30 y terminaban en el 1 por lo que estaba en la tercera fila, sabía que se leía y escribía al contrario de occidente pero ¿Numerar de atrás para delante? no me lo esperaba. Un lindo atardecer nos acompañó durante el vuelo, mientras nos acercábamos al destino se ponía la noche. Al anunciar que nos preparáramos para el aterrizaje, yo no entendía nada, no veía luces por la ventana, no había nada, todo estaba negro y me preguntaba ¿Dónde está el aeropuerto? Unos quince minutos más tarde apareció, ahí estaba con muchas luces una Ciudad lindísima, resulta que sobrevolábamos el mediterráneo y por eso no se veía nada hasta que allí de la nada como “un gran nacimiento” estaba Beirut.

Artículo Relacionado: “Ficha Beirut”

Los venezolanos necesitamos visa para entrar al Líbano, es un mero trámite que realizas al llegar pero toma algunos minutos, los cuales me sirvieron para maravillarme con el aspecto de las personas, y es que siempre he pensado -me disculpan los que no estén de acuerdo-, que los árabes hombres y mujeres poseen rasgos muy atractivos en especial los ojos, y bueno tal como lo pensé era así. Unos minutos más tarde una muy querida amiga me dio la bienvenida en su país y así empezó la aventura. Cinco noches en Beirut y mucho por descubrir. Sigue leyendo

Viaje a Tennessee (parte 2) : Nashville

Como les contaba en mi último artículo sobre mis peregrinaciones por EEUU, me encantó ir a Tennessee y la visita a los Great Smoky Mountains me dejó con muchas ganas de regresar en la región.  La segunda parte del viaje la dedicamos a Nashville donde les recomiendo ir para un fin de semana o como una etapa para ir a otras partes de Tennessee.

Ahora cuando llegamos a Nashville nos moríamos de hambre por haber manejado 4 horas a la hora del almuerzo. Y ya que nuestro hotel quedaba en la parte norte del centro de la ciudad, decidimos ir al mercado local (el “Nashville Farmer Market”) que quedaba cerca. El hotel nos recomendó tomar un taxi hasta allá o que me pareció raro porque ademas el camino se veía muy seguro. Es verdad que no es la parte la más animada de la ciudad entonces quizás de noche es buen consejo pero de día no tuvimos ningún problema cuando regresamos a pie. Bueno me decepcionó un poquito el mercado quizás porque llegamos tarde y habían muchos restaurantes tipo fast food pero al final si encontramos un puesto con arepas muy ricas y una tienda con plantas muy bellas 🙂 y luego descubrimos los alrededores que son muy lindos. Al norte, queda el área de Germantown que tiene un toque hippy con sus cafés, bares y casitas bajas. Y al sur queda un parque muy bonito, el Bicentennial Capitol Mall State Park que cuenta con varios memoriales y áreas recreativas. Este parque sube hasta el Capitolio del Estado de Tennessee que acoge la sede de la legislatura del Estado y la oficina del gobernador. Como pueden ver, me tarde bastante tiempo por esta área tomando fotografías y disfrutando del buen clima 🙂

Ahora bien Nashville es famosa por su escena musical, la llaman la capital de la música country, y entonces decidimos dedicarle una buena parte de la noche del domingo. Si bien el lunes siguiente era feriado me sorprendió ver tanta gente festejando esta noche. Nashville por su fama de ser una ciudad musical también se volvió un punto de encuentro para festejar y en cada bar de la calle principal que se llama Broadway se escuchaba música en vivo y el ruido de la gente tomando y hablando. La cualidad de estos bares es muy variable. Uno que nos gusto mucho fue el Acme Feed & Seed. Este bar/restaurante da sobre el río y es muy bello y espacioso. Tiene 3 pisos y un rooftop y música en vivo en los dos primeros pisos. Sirven cervezas locales y la comida se veía riquísima. Pero nosotros decidimos cenar después de haber ido a otros bares en la calle y terminamos a un lugar que nos recomendó el hotel y que pertenece al mismo dueño que Acme: The Southern. El menú les va a gustar a los carnívoros pero también tienen un plato vegetariano que cambia cada día. Allá descubrimos edificios más clásicos como el espacio de sinfonía y luego cuando nos alejamos un poco del centro es que vimos iglesias bonitas y arquitectura más impresionante. Nuestra última parada del día fue al Station Inn donde había escuchado que tienen sesión jam de bluegrass. Allá vimos a un grupo de personas de toda edad tocando juntos, algunos conociéndose, otros nada más juntándose para el placer de tocar. Fue una muy buena experiencia aunque me quede con ganas de conocer más sobre esta zona porque como queda un poco aislada y más silenciosa, no vimos más este día.

Sigue leyendo

20 museos y exposiciones parisinos para este verano

Hace poco en nuestras redes, les hablemos de la noche europea de los museos. Yo lamenté no estar en París en este momento porque en los 3 años que viví allá, visitar los museos de la capital y sus exposiciones temporales fue algo esencial en mi desarrollo personal. Además  que siendo menor de 26 años de edad y ciudadana de la Unión Europea no me tocaba pagar nada para eso. Fueron tantas las visitas, que rellené un cuaderno de imagenes, postales, leaflets, tickets, etc … en relación con estas exposiciones. Lamento no  tenerlo conmigo para contarles más sobre mis memorias

-> En mi primer artículo sobre París, les cuento más sobre lo que más disfruté viviendo en Paris.

Ahora que estoy ayudando a los amigos estadounidenses del museo de Orsay en recaudar fondos en EEUU, comprobé que el apego a la cultura francesa también se comparte en el extranjero y ya que este verano voy a estar en Paris pensé que una bucket list de las exposiciones parisinas temporales me podría servir así como a ustedes 😉

Sigue leyendo

Entre las nubes del Golden Gate, una guía poco común para San Francisco.

Entre las Nubes del Golden Gate
Promocionar una ciudad como San Francisco puede ser muy fácil porque es una ciudad fantástica y muchos quieren ir o los que han ido siempre quieren volver. Pero también podría ser difícil porque: ¿que no se ha escrito de San Francisco? Hay muchas recomendaciones en la web, imagínense que es la cuarta opción en google cuando preguntas en ingles “que hacer en” (What to do in…). Por lo tanto les quiero ofrecer una guía no tan común y me voy a concentrar en las cosas que más me gustaron.

  • Ve a ver el Puente Golden Gate… Mejor no paras ahí sino que vas y caminas sobre el puente.

Es obvio que el Puente Golden Gate es uno de los grandes emblemas de la ciudad. Y cuando lo ves te das cuenta porque, es un puente muy largo y alto. Además su construcción no fue nada fácil porque en donde está ubicado es una de las partes más profundas de la bahía. Es toda una obra de arte de la ingeniería moderna. Si quieres tus fotos portadas podrías ir Fort Point ahí puedes quedarte un rato admirando el gran puente mientras disfrutas la tranquilidad que proporciona la vista al mar. Pero les advierto ahí llegan unos vientos un poco helados. Como les contaba en uno de mis artículos anteriores sobre California, el norte no se parece al sur y una de las grandes diferencias es el clima. En San Francisco hay mucho viento y neblina, así que llévense un suéter o chamarra por si acaso. En ese mismo sitio pueden aprender sobre la historia del Puente, su construcción y porqué es tan especial.

Pero lo mejor es caminar sobre el puente, porque de verdad fue una experiencia alucinante. Si el viento pega en el Fort Point, sobre el puente puede ser mucho más fuerte. Como yo soy baja de estatura me preocupaba un poco que un viento fuerte me llevara y cuando veía hacia el mar azul profundo se volvió todo un poco más terrorífico, porque me di cuenta lo alto que está sobre el mar. Ves el mar con toda su potencia chocando sus corrientes sobre las bases del puente y  sientes como el piso y la baranda del puente vibra y se mueve. Los carros creo que son una de las razones aparte del mar por las cuales el puente vibra, éstos pasan muy rápido y hacen un sonido muy particular entre las yuntas del pavimento, es casi como si estuvieran hablando entre ellos en un murmullo.

Si quieres tener una experiencia más extrema agarra una de las guayas verticales que conectan las torres con el piso del puente, siente la vibración tan intensa de como tienen un movimiento propio y ahora ve hacia arriba, hacia las nubes que siempre se depositan en el tope del puente. Con las nubes que se mueven rápido, más la vibración del puente va a hacer que pierdas un poco el equilibrio y que te marees (aunque como ya les he contado yo me mareo fácilmente). De verdad que es una experiencia única, cuando pasas la incomodidad de ver anuncios para evitar suicidios y el teléfono gratis para ofrecer consejos para evitarlo, puedes disfrutar la vista, el viento, la altura, ver alcatraz, la ciudad y admirar a los valientes que se atreven a andar en bicicleta con carros de un lado y el mar del otro.

Sigue leyendo

Washington D.C. es sexy

Río Potomac
Río Potomac

Washington D.C puede que no sea la primera opción del que desee visitar los Estados Unidos si el viaje es de placer. Sin embargo, después haber pasado dos meses en D.C. me di cuenta que D.C. tiene su sex-appel, D.C .es sexy. No solo por las razones obvias, como que es la ciudad capital, o es donde se supone que pasa toda la trama de la serie “House of Cards”, sino porque tiene un encanto más allá de lo obvio y aquí les contaré sobre lo que más me gustó de esta capital. Sigue leyendo