Una tarde local en Colombo: Galle Face Green

Galle Face Green queda muy cerca del centro financiero de la ciudad, donde están las torres al fondo de esta foto.

Una de mis cosas preferidas de Sri Lanka, es que es un paraíso turístico aún desconocido por las grandes masas de turistas. Las cifras de turismo, aunque van en aumento cada año, no compiten con otros países de la zona como Tailandia o Indonesia. Y eso es un regalo,  porque  entonces vas por el país y puedes ver la autenticidad de las costumbres todavía, puedes ver la naturalidad de cómo viven sus habitantes, sin poses, sin actuaciones para los turistas y sin millones de ellos en cada esquina.

Sin embargo esto que la hace tan especial puede cambiar un poco en la capital, donde las diferencias entre las clases sociales pueden ser abismales. Cuando quieres ir a restaurante posiblemente no van a haber muchos locales comiendo ahí, verás más expatriados que locales. Ya que la gran mayoría de la población no tiene la misma capacidad adquisitiva para ir a un restaurante y los que lo tienen son muy pocos. La clase media es muy pequeña haciendo que las otras dos clases estén muy separadas.  Entonces si te ves en la capital por una tarde y no quieres necesariamente ir a un lounge o un bar estilo occidental ve al Galle Face Green.

El Galle Face Green es un espacio abierto frente al Mar Indio en Colombo, es un parque urbano. Donde hay una acera para caminar, entre el mar y un campo verde con arena. Fue inaugurado en 1859 en el periodo británico como parque, pero el espacio sin construcción se remota al periodo en que los Holandeses dominaban la isla. Fue usado como hipódromo,campo de golf, campo de rugby y crickett. Es uno de los lugares predilectos de los locales de Colombo, tanto así que aunque su espacio se ha reducido en relación al espacio que era antes, es uno de los pocos  lugares donde las vías del tren se desvían y no pasan por toda la costa.

El espacio se llena los fines de semana y en las tardes después de las horas de trabajo, donde los residentes de la capital van a ver el atardecer en el mar, pasear y refrescarse del calor húmedo hundiendo sus pies en la arena mojada por el mar. Verán familias, algunos turistas, grupos de amigos y hasta enamorados que van a tener un poco de intimidad debajo de una sombrilla o una tarde romántica frente al mar.

Sigue leyendo

Navidades Budistas

Navidades budistas en Sri Lanka

Quienes lean el título creerán que estoy loca porque hablar de navidades budistas es una contradicción en sí, porque los budistas no celebran la navidad por supuesto. Sin embargo diciembre es un mes de celebraciones en muchas religiones y culturas, algunas empiezan desde noviembre otras en diciembre, otras dependen de otros calendarios como por ejemplo el Janucá del Judaísmo. Los budistas por su parte celebran el Bodhi Day o Rohatsu, donde conmemoran la iluminación del Buda histórico Siddhartha Gautauma, quién entendió el significado de la vida a través de la meditación. Pero los budistas no están de acuerdo en cuando celebrar la iluminación del Buda. Para el Budismo Mahayana que se practica en China, Japón y Corea principalmente, el Buda llegó a la iluminación el octavo día del doceavo mes según el Calendario Lunar Chino, por lo que la fecha exacta varía cada año. Cuando Japón empezó a utilizar el calendario gregoriano, este día se celebra el ocho de Diciembre. Pero para el Budismo Theraveda, el nacimiento, la iluminación y la muerte del Buda pasó el mismo día en diferentes años. A esa celebración la llaman Wesak o Vesak. Este tipo de budismo es el que se practica en la mayoría de los países del Sudeste Asiático y Sri Lanka, donde la mayoría de la población es budista. En Diciembre en Sri Lanka celebran la luna llena como todos los meses y a la celebración se le conoce como Poya. Este mes se celebra el Poya Unduvap y este año se celebró el sábado 06 de diciembre.

Artículo relacionado “El Vesak y las luces en Sri Lanka, unos días de iluminación”

Aunque en Sri Lanka hay cristianos, no son la mayoría, ni la segunda, ni tercera minoría, sino la cuarta con más o menos el 7% de la población. Por lo que no tenía muchas expectativas de una navidad muy festiva ni colorida. No podía estar más equivocada. Resulta que a los esrilanqueses, cristianos o no, les encanta las navidades. A tal punto, que puedes encontrar decoraciones de navidad en todas las tiendas de hogar y decoración, arbolitos, pesebres, Santa Claus, etc. Los adornos navideños desbordan los centros comerciales, hoteles y restaurantes. Algunas familias esrilanquesas cambian la decoración completa del hogar, para tener todo de motivo navideño, incluyendo los vasos, la vajilla y manteles. La música de navidad en inglés te persigue por todos lados, desde villancicos clásicos hasta hits de los años ’80 interpretados por George Michael cuando tenía su grupo “Glam” o por Mariah CareyNunca había escuchado tantas canciones de navidad en inglés y seguidas en mi vida. Lo único en español que he escuchado es el “Feliz Navidad” de José Feliciano, que es famoso en todo el mundo.

Santa Claus está presente en eventos y fiestas, dando regalos a los niños. Uno en particular me llamó mucho la atención, porque “El Santa” tenía puesto una máscara y guantes para ocultar la piel morena. Esto tampoco lo había visto, en Venezuela se ponen una barba blanca y ya, no importaba mucho si no tenía los ojos azules o la piel blanca como la nieve. El Santa era un poco terrorífico con esa máscara de plástico, pero al parecer era normal porque la alegría de los niños no disminuyó con eso.

Artículo relacionado: “Tailandia y los Budas Dorados”

Sigue leyendo

El Gran Viraje: mi llegada a Sri Lanka

tuk tuk en colombo

En septiembre de este año viajé por primera vez a Asia. Yo soy de las que quiero conocer y recorrer todo el mundo, pero Asia siempre está en la fantasía de la mayoría de los viajeros, por todas las historias de la diversidad, de los sabores y colores. Y yo no era la excepción, quería viajar a Asia enloquecidamente, lo que no me imaginé hace dos años, ni hace diez, ni lo imagine por un segundo antes, es que vendría a vivir en esta parte del mundo. Aunque había viajado, nunca había vivido fuera de mi natal Venezuela y pues venir a Asia a vivir, específicamente a Sri Lanka, es para mí toda una aventura que voy escribiendo cada día. Y ya tres meses después, no me arrepiento de esta decisión ni un poquito.

Partí desde San Francisco, por lo que iba en dirección contraria de la línea del día y salí un lunes y llegué un miércoles. El martes prácticamente ni lo viví, fue un día perdido literalmente, por cruzar la línea internacional de la hora. Salir desde San Francisco me hizo tener el peor Jet Lag en la historia de mi vida, porque la diferencia de horario entre la Costa Oeste de Estados Unidos y Sri Lanka son 13 horas y media. Pero los detalles del Jet Lag les contaré en otro artículo, mientras les doy algunos consejos para sobrellevarlo. El viaje tuvo: 2 escalas, más de 18 horas de vuelo (sin contar el tiempo en los aeropuertos), 2 aviones diferentes y mucha comida. Cuando finalmente llegamos, sentí tanta la inmensidad del mundo, que me hizo sentir muy muy pequeña. Este sentimiento me acompaña todavía en ocasiones, porque viajé por mucho tiempo y llegué a un sitio tan lejano, al otro lado del mundo, tan diferente y similar a la vez, que te das cuenta que el planeta tierra es ridículamente grande y que cada pedacito vale mucho la pena. Sigue leyendo

Ficha: Sri Lanka

niñas Sri Lankesas Green Galle Face

Nombre anterior: Ceilán

Otros nombres populares: Lágrima de la India

Ubicación: Sudeste Asiático,  Golfo de Bengala,  norte del Mar Indio

Capital: Colombo

Religión: Budista, Hindú, Cristiana e Islámica

Idiomas: Inglés, Cingalés, Tamil

Un Sabor: Milkrice. La textura cremosa de la leche de coco, se combina con la firmeza que le dan los granos de arroz, que están cocinados al dente.

Especialidad: Té y gemas

Tiempo de estadía: indefinido

Transporte que más uso: Tuk tuk

Sensación: el aroma de una especie de mango en particular. No puedes percibirlo, ni olerlo antes, solo lo sientes cuando ya te lo estas comiendo y es cómo si ese aroma subiera desde tu paladar, hasta la parte interna de tus fosas nasales y ahí es cuando lo notas.

Foto: niñas en Galle Face Road en Colombo, que me llamaron y me preguntaron de dónde era, mi nombre y si era bailarina (?).

En mi próximo artículo del viernes, les contaré más sobre este exótico país.