Útimos días en Sri Lanka y la isla Trapobane

image
Isla Trapobane Sri Lanka

Mientras me preparaba para mis últimas semanas en Sri Lanka hice algunas cosas que había querido hacer por mucho tiempo, pero que seguía postergando porque sentía que tenía todo el tiempo del mundo. Y bueno para no dejar que la nostalgia me agarrara por mucho tiempo, me mantuve bien ocupada durante los últimos meses. Noté que las emociones cuando llegué por primera vez a Sri Lanka eran parecidas a la de mis últimos días, apreciaba cada detalle, cada sabor, cada caminata, cada saludo como si fuera la primera vez, aunque posiblemente eran la última vez que recorría, probaba, recibía  y miraba cosas. Y corroboré algo que en teoría sabía: la temporalidad de las cosas siempre te hace apreciarlas más, como cuando estas enamorada, los primeros encuentros están llenos de magia porque no sabes si la emoción va a durar, va a florecer y crecer o no. Así sentía Colombo y Sri Lanka las últimas semanas, sintiendo toda su belleza, con nostalgia ya de todo lo que iba a extrañar y lo que no iba a extrañar ni lo pensaba. Lo que más me impresiona es que pasé dos años en este país que no conocía, en el que nunca había estado antes, lo hice mi hogar, lo disfruté, lo entendí y lo malentendí por dos años, que ya llegaron a su fin y solo puedo pensar que todo pasó muy rápido. Entre la nostalgia y despedidas de mis amigos y de mis lugares y actividades favoritas, aproveché para hacer cosas nuevas.

Empecé por atreverme y comer un poco de comida rápida callejera que previamente me daba un poco de miedo, pero después de dos años y de algunas indigestiones y virus estomacales me atreví, me sentía fuerte y preparada. Lo primero que hice fue ir a comer Kottu Roti uno de los puesticos frente al mar en le Galle Face Green. Después de caminar con la brisa marina y de darnos cuenta que hay dos puestos de comida con nombres igualitos nos decidimos por el primero, extrañamente los meseros pelearon en Cingalés por nosotros, creo que reciben comisión por atraer clientes. Después de pasar la incomodidad del momento, nos sentamos y ordenamos. El kottu rotti es como un arroz frito con vegetales o carnes, pero en vez de arroz tiene pedazos cortados de Roti que es un tipo de pan. Lo cortan en una plancha con utensilios de metal y al hacerlo casi parecen que estuvieran haciendo música, suena como unos tambores. El pan queda tan delgado que por mucho tiempo pensé que que era un tipo de tallarines. Ir a comer Kotu Rotti en el Galle Face Green es una de las cosas populares que hacer en Colombo en cuanto a comida callejera.

Te puede interesar: “Una tarde local en Colombo: Galle Face Green

Sigue leyendo

Las Tierras de Té en Sri Lanka

Plantaciones de té Sri Lanka Hill Country
Plantaciones de té en Sri Lanka

Sé que salir de Colombo en carro va a hacer un camino largo. Poco a poco voy dejando atrás los edificios altos, las calles no se ponen necesariamente más amplias, el tráfico no baja, pero sé que voy  saliendo de la ciudad porque el paisaje se va ampliando, los árboles empiezan aparecer más seguido, árboles frutales con el rojo/fucsia del rambután colgando de ellos y todo se ve más rural, empiezan a aparecer los animales de la carretera: perros y vacas. Sigo, sigo, de repente se pone todo más caótico otra vez, gente por todos lados, tienditas, vendedores en las aceras, más carros, mas tuk tuks, ¿volvimos a Colombo? No, estamos pasando por pequeñas ciudades caminos a la Tierra del Té de Sri Lanka. Sigo, los caminos se ponen más angostos, la carretera tiene muchas curvas, una tras otra, me mareo. El paisaje empieza a cambiar otra vez,  vamos subiendo, hace más frío, los árboles altos frutales son reemplazados por pequeños arbustos plantados en las colinas formando terrazas, sigo mareada, veo colores: una explosión de verdes ante mis ojos, tantas tonalidades distintas como nunca había visto y lo supe. Esos colores me daban la bienvenida a la Tierra del Té, donde se cultiva uno de los mejores tés del mundo, en el país que fue primer exportador de Té hasta el año pasado y ahora es el segundo.

El aire es fresco, es más frío. Que alegría es poder dejar de sudar por un rato. En Colombo sudo por la humedad y la temperatura como nunca antes, en sombra o bajo el sol, ni en mi país caribeño sudé tanto. Aquí la brisa es templada, no demasiado sino lo suficiente para disfrutarlo. Mientras disfruto de las vistas  y los colores sigo pensando que quiero llegar pronto las vueltas y vueltas del camino me marean. De repente recibo algo más para mis sentidos, empiezo a ver puntos de colores brillantes entre la marea verde de las plantaciones, sigo, vueltas y vueltas, quiero ver de cerca. Me acerco más y compruebo que, son las recolectoras de té. Las famosas recolectoras de té que son descendientes de Tamiles de la India que los británicos trajeron hace mucho tiempo. Visten sus saris multicolores, tienen su Bindi, el punto que colocan las hindúes entre sus cejas que significa el centro del universo, el centro de la creación donde empieza el Mandala de la vida, donde todo se une,  dónde está el Anja Chakra, el chakra del tercer ojo. Sonríen y recogen rápido el Té, tan rápido que casi no puedes ver sus manos moviéndose. Son bellas.

Te puede interesar: “Las Mejores Playas de Sri Lanka Parte I

Sigue leyendo

El reino perdido de Polonnaruwa

Buda del Vatadage de Polonnaruwa Sri Lanka

Polonnaruwa es la antigua capital del Reino Cingalés del Siglo XI. Pero lo que queda no son las ruinas de una ciudad, creo que la descripción más apropiada es que son las ruinas de un complejo espiritual budista. Los reyes quisieron  mostrar su devoción a sus subalternos y vivir para siempre a través de sus obras, por lo que construyeron hermosas Estupas y hermosas estatuas. Las ruinas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1982 y yo tuve la oportunidad de visitarla a principios de este año con unos amigos que me visitaron desde Caracas.

La visita a las ruinas empezó con lo que yo llamo el Mandala de Budas. Los mándalas son formaciones circulares con diversos patrones o niveles que se repiten hasta formar un círculo y que significan distintas cosas dependiendo a qué religión le preguntes, pero en general está relacionado con simbología espiritual, significa el universo, la relación del ser con lo divino. Esta  estructura en  Polonnaruwa empieza dándote la bienvenida con la famosa Piedra Lunar (Moon-stone o Sandakada Pahana) típica de la arquitectura cingalés de Sri Lanka y es básicamente un medio mándala. Es hecho de piedra tallada y cada semicírculo tiene un significado, representaciones simbólicas de animales que representan los deseos de la vida, las etapas de la misma que se pueden ir superando una a una hasta llegar a la flor de loto, a la iluminación, al nirvana. Tanto la Piedra Lunar como los Muragalas o Guardias de Piedra, eran parte de la decoración espiritual típica de la época que se colocaban en las entradas de los recintos y aun se pueden ver versiones de estos en casas y en templos modernos.

Te puede interesar “Descubriendo las Cuevas de Dambulla y el arte budista”

La primera etapa de la estructura tiene una primera pared y la Piedra Lunar, pasamos a la segunda plataforma o lo queda de esta etapa que contiene columnas, luego viene la tercera con otro muro y otra Piedra Lunar. Este muro si es circular y está también custodiada por Muragalas.  Subimos los escalones y nos encontramos adentro con el siguiente nivel: los mismísimos budas sentados con sus manos en posición de descanso sobre sus muslos y sus ojos cerrados en meditación. Hay cuatro de ellos,  uno por cada entrada que están orientadas por los puntos cardinales. Estos Budas tienen las mejillas un poco más abultadas que otros que he visto, están un poco más rellenos,  varían dependiendo del artista. Esta maravillosa estructura es el Vatadage de Polonnaruwa. Se dice que fue creada para resguardar la Reliquia del Diente de Buda, el objeto mas venerado de Sri Lanka. Sigue leyendo

Qué hacer en verano en Varsovia

Conciertos de verano de piano en Varsovia

Ya les he contado sobre mis impresiones sobre Varsovia y los sentimientos que me despertó la ciudad, también les di datos históricos sobre qué deben saber antes de visitar este país, por lo que esta semana les quiero contar lo que pueden hacer  por en Varsovia en verano, por si quieren aprovechar e ir. Como sabrán esta temporada están llenas de eventos especiales en las capitales de Europa, porque el clima frío da un descanso y el sol brilla llenando de alegría el entorno. Para mí que nunca he vivido en un país con las cuatro estaciones, porque de la caribeña Venezuela me mudé a la tropical isla de Sri Lanka, a veces doy por sentado lo maravilloso que es tener el sol brillando por todo el año.

Artículo relacionado: “05 Cosas que debes saber sobre Polonia”

En fin, Varsovia en Verano es probablemente la mejor época para visitar la ciudad y les cuento las mejores atracciones:

Visitar Parque Łazienki y disfrutar de los conciertos de piano bajo la estatua de Chopin

Varsovia tiene el Parque Łazienki el cual es el  parque más grande de la ciudad y que además tiene palacios y distintas edificaciones que sirvieron a los reyes del país en el siglo XVIII. Pasear por el parque es algo que disfruté mucho con su verdor, con sus canales y hasta animales sueltos alrededor. Visitar el parque en verano es algo que probablemente quieres hacer, pero lo que no debes perderte es ir a los conciertos que hacen bajo la estatua de Chopin. Ya previamente les conté como me encantó esta estatua porque tiene mucho movimiento y es sin duda una estatua para un artista. Pues en verano todos los domingos al mediodía y a las 4:00 PM hacen conciertos de piano allí, una experiencia bellísima donde la música, el verdor de los alrededores, el reflejo de la luz en el pequeño estanque y el movimiento de la estatua te envuelven para llevarte a un lugar mágico donde solo la música clásica puede llevarte.

Los conciertos se realizan desde mayo hasta septiembre, con grandes músicos y lo mejor de todo: ¡es gratis! Revisen aqui el calendario de este año.

Sigue leyendo

5 Cosas que debes saber sobre Polonia

IMG_6150
Palacio de la Cultura y la Ciencia Varsovia

Polonia era un país que quería visitar desde hace tiempo, y no necesariamente para ver las cicatrices que dejó la Segunda Guerra Mundial o la época Comunista. Al contrario, quería conocer Polonia por lo que es hoy, por su arte, por su gastronomía, por su cultura y claro un poco también por la historia pero no necesariamente la historia fea y triste. Tuve la oportunidad de trabajar con la Embajada de Polonia en Caracas por casi dos años y tuve una inmersión en su cultura, que me llenó de curiosidad y admiración, además de muchas amigas.

Les quiero contar 06 cosas que deben saber sobre Polonia antes de visitarla para que entiendan mucho mejor la cultura, o para que conozcan estos datos (si no lo sabían) como cultura general o para sembrarles la curiosidad y quieran conocer más de este país.

 Este artículo es una antesala a mis artículos sobre la visita a este país, y aunque siempre les cuento con una ficha del país, esta vez les quiero contar un poco más porque este país me parece fascinante y tenía más conocimiento previo antes de ir a visitarlo por primera vez, por lo que comprendí muchas cosas que pasaban alrededor durante mi visita. Empecemos entonces:

Artículo relacionado: “Ficha Polonia”

  1.      Sufrieron lo peor de todo lo que pasó en el Siglo XX. Está lo que más se conoce de Polonia, la Alemania Nazi los invadió en 1939 y con eso se desató la Segunda Guerra Mundial. Polonia sufrió con fuerza la época de los nazis, incluyendo lo más horroroso como lo fue los campos de exterminio. El infame campo de Auschwitz está en Polonia. Como si fuera poco luego cayeron detrás de la cortina de hierro en la Guerra Fría convirtiéndose en un estado satélite de la Unión Soviética. Lo que trajo restricciones políticas, problemas económicos y represión.
  2.      Son un pueblo comprometido con su libertad. A pesar de su poca suerte en el Siglo XX, pocas personas saben que se levantaron contra la ocupación nazi en 1944, manteniendo el control de la ciudad por 63 días, es un episodio conocido como: El Alzamiento de Varsovia (ahora en Varsovia hay un museo dedicado al evento). Todo esto en un esfuerzo de conseguir su libertad antes que la Unión Soviética los rescatara  y fueran sometidos completamente por esta. Lamentablemente no tuvieron éxito a pesar de sus esfuerzos, y se convirtieron en un Estado Satélite de la Unión Soviética. En 1989 después de años de resistencia, huelgas y protestas, el gobierno comunista se sentó con la oposición, representada por el movimiento Solidaridad (que tenían como líder al ganador del Premio Nobel de la Paz Lech Walesa), para negociar. El resultado de las negociaciones trajeron una transición pacífica hacia la democracia, convirtiéndose en el primer país del comunista en lograrlo.
    IMG_6097
    Afiche en el Museo del Levantamiento de Varsovia

     

  3.      Canalizaron todo lo que sufrieron a través de sus artes. Desde la época del pianista y compositor Frederic Chopin el arte polaco empezó a ser una ventana de las luchas del pueblo polaco. Chopin compuso muchas canciones para acompañar el baile polaco La Polonesa, que también es un estilo de música folclórica. Esta música se dio a conocer en toda Europa gracias a él y además inspiró a muchos grupos independentistas que buscaban una Polonia independiente, ya que para ese tiempo Polonia estaba dominada por otros poderes imperiales de Europa. Se puede decir que los polacos han tenido siempre representaciones artísticas muy hermosas e intensas. Me gusta su teatro y su cine, por la intensidad de las actuaciones y de las emociones que demuestran. El arte polaco me hechizó desde el primer momento. Por ejemplo, el cine polaco es muy reconocido y galardonado, por ser un cine de autor intenso y complejo. Tienen cine que cuenta las historias no contadas de su pasado doloroso, una vertiente de “Realismo Socialista” en la época comunista y un cine de “Ansiedad Moral” para nombrar algunas vertientes. Entre los directores polacos más renombrados, son conocidos Andrzej Wajda (sus recientes películas incluyen “Walesa un hombre del pueblo”, “Katyn” y entre las más famosas están el “Hombre de Hierro” y el “Hombre de Mármol”), el controversial Roman Polański (director de “El Pianista”, “Macbeth”, “La Semilla Del Diablo” y “El Escritor”, entre muchas otras) y Krzysztof Kieslowski (director de la trilogía Tres Colores: “Azul”, “Blanco” y “Rojo”, el “Decálogo” y “La Doble Vida de Verónica”, por nombrar algunas). Si quieren empezar a conocer más sobre cine polaco, con algo más reciente les recomiendo la película “Ida” de Pawel Pawlikowski, la cual ganó el Oscar a mejor película de habla extranjera y a mejor fotografía en 2014. Si les gusta el arte tanto como a mí, de verdad no pierdan la oportunidad de disfrutar un concierto, una obra de teatro y/o una película polaca (Si quieres saber más del cine polaco puedes revisar este artículo en inglés).  Si les gusta la poesía, los polacos también tienen mucho que ofrecer en este campo. La manera como entregan el mensaje es espectacular, porque lo hacen rodeado de belleza, con pocas palabras, con emoción, así pues con arte puro.

Sigue leyendo

Mejores playas de Sri Lanka parte I

IMG_5870

Sri Lanka como isla tropical tiene muchísimas playas para tu disfrute. Cuando llegué mis expectativas estaban controladas porque viniendo del Caribe es difícil sorprenderse. Esto suena muy engreído lo sé, pero tranquilos, por supuesto que me he equivocado muchísimas veces aunque tenga esta percepción fijada en mi cabeza. Cada playa tiene su encanto bien sean las playas con piedritas  en vez de arena y agua cristalina de la isla de Rodas en Grecia o los grandes riscos que acompañan las playas en el norte de California en Estados Unidos. Es que en general en el “mar la vida es más sabrosa” como dice el dicho. Ahora después de ser justa y admitir que las playas de todo el mundo pueden sorprenderme positivamente, hay unas que tienen más encantos que otras. Para mí no basta con que el agua sea cristalina y la arena blanca, me gusta que tengan palmeras o vegetación alrededor (al menos que sea un archipiélago como los Roques en Venezuela, mi única excepción), importa cuanta gente hay en la playa y los servicios a los que tienen acceso, y por supuesto el clima, si es frío o la agua es fría va a ser problemático para mi que soy super friolenta. Yo amo la playa, crecí muy cerca de ella y me fascina.

Artículo relacionado “Mejores Playas de Sri Lanka parte II”

En Sri Lanka lo que más me ha sorprendido  es que el agua es más caliente que la del caribe, lo que es impresionante. Puedo de una vez meterme al agua, no necesito aclimatarme mucho.  Para visitar las playas esrilanquesas les recomiendo que tomen en cuenta la temporada del monzón. El sur de la isla tiene las mejores playas y la mejor infraestructura, pero es mejor visitar la zona entre noviembre y abril, que es en general la mejor época para visitar la costa oeste y el sur. Y de abril a septiembre es la mejor temporada para visitar la costa este.

Hoy quiero empezar la lista de las playas que más me han gustado en Sri Lanka en orden ascendiente, empezando por la número 10. Aunque algunas no quisiera recomendar necesariamente que las vayas a visitar, las incluyo para que tengas una idea de qué esperar y decidir si ir o no, no todos tenemos los mismos gustos!

Mejores playas Sri Lanka parte 1
En esta mapa pueden ver las playas de las que les cuento en este artículo. Mapa de India Odessey Tours

Empezamos con el número 10 en la lista Negombo:

Sigue leyendo

Tailandia y los Budas Dorados

Tailandia y losBudas dorados

Tailandia fue mi segundo país budista que visité y no pude dejar de notar las diferencias entre el culto y la simbología en este país y el de Sri Lanka. Lo que salta a la vista es las diferencias de los colores del Buda y de las Estupas (edificaciones que conservan reliquias de Buda y que se encuentran en los templos). En  Sri Lanka, en su mayoría, las estupas son Blancas y los Budas son blancos o tienen diferentes colores (Como en las Cuevas de Dambulla) o tienen el color del material que estén hechas, bien sea de bronce o piedra. Es hermoso estar en algún viaje por tren o carretera en Sri Lanka y observar en las montañas envueltas en verdor  y de repente sobresale un alto y estilizado Buda blanco o una puntiaguda estupa que se vuelve redonda.

Te puede interesar: “Descubriendo las Cuevas de Dambulla y el arte Budista”

 En Tailandia,  el color es el dorado para las estatuas de Buda y para las estupas. Les voy a contar de tres templos dorados de Tailandia, empezando por mi favorito, el más antiguo, el menos turístico y ya no particularmente dorado.

Sigue leyendo

Las Maldivas y yo

image

Las islas Maldivas es sin duda un destino famoso en el mundo, se le asocia con playas vírgenes de agua turquesa y arena blanca, restaurantes bajo el agua, lujo, lunas de miel y más. Por estar tan cerca de Sri Lanka es un destino más común por estos lados que por los lados de Latinoamérica, donde es un destino muy exótico, lejano, romántico y súper lujoso. Pero este país es más complejo de lo que imaginaba, incluyendo su poco estable situación política, pero con eso no los voy a aburrir.

Primero les digo que yo no sabía que Maldivas tiene miles de islas y que tienen más de 70 resorts a lo largo de su territorio, por lo general es un resort por isla. Hay muchos lugares a los que ir y las hermosas fotos de ese restaurante bajo el agua es solo uno, y está en uno en las decenas de resorts y por supuesto es uno de los más caros. Las bellas cabañas sobre el agua es otra de las fotos idílicas de las Maldivas, eso sí ha sido más copiado por varios resorts, pero de nuevo bien caro.

Segundo no sabía que la religión de las Maldivas es el Islam, no combina una isla paradisiaca con mujeres en Burkas ¿verdad? Pues el acuerdo es que en los resorts y hoteles por el turismo, hay una flexibilización y se vende alcohol y puedes andar con tu mini bikini y disfrutar del sol. En la capital del país Malé no hay esa flexibilización y aun en el aeropuerto cuando vienes con un micro short lista para saltar al agua, podrás ver a las mujeres locales con el hiyab. En las islas también verás mujeres con burka bajo el sol, lo que realmente me parece una pena.

Articulo relacionado: Ficha Maldivas

Otra cosa que nadie menciona es precisamente Malé, la Capital. Esta isla que se ve desde el aeropuerto es increíble. Es lo más cercano a una ciudad sacada de un libro de ciencia ficción que he visto en vida real. Cuando tu mirada se pierde en las aguas turquesas de la orilla del aeropuerto, después del suspiro de felicidad que provoca ver el mar (al menos a mí), giras un poco tu cabeza y en una isla pequeña, que ves de comienzo a fin, con la tierra o más bien la arena blanca que sirve de piso bien delgada y plana, se descubre una ciudad atrapada en una pequeña islita. La verdad no sé cómo aguanta la cantidad de edificios que tienen encima. Malé es la isla más poblada de las Maldivas y es una de las ciudades más densamente pobladas del mundo. Eso fue unas de las cosas que más me impresionó de este país, después de todo eso precisamente no lo tenemos en el Caribe.

Ahora hablemos de la playa, lo que todos quieren escuchar de las Maldivas. Pues sí, todo es cierto: el agua es turquesa y no solo de un turquesa: es una gama de turquesas, de azules, verde azulados, etc. La arena es perfectamente blanca de esa que no se recalienta y es tan fina que no se te queda pegada en la piel. El sol brilla, hay palmeras y de verdad que hay un encanto en esa sensación de serenidad, relajación y escape que te da estar en una isla remota. Los días me pasaron con tranquilidad, los atardeceres ponían tonos rosas, naranjas y dorados en la gama de turquesas.

Sigue leyendo