Comprendiendo la práctica de Yin Yoga

 

IMG_7302Para los que siguen la cuenta de Deregrino en Instagram, sabrán que estuve un mes en Tailandia el mes pasado certificándome como profesora de yoga, para los que no sabían aprovecho para contarles la buena nueva: Soy profesora de yoga 🙂 :). Por aquí por Desarrollo Peregrino les he contado un poco sobre mi amor por el yoga y de mi experiencia con esta práctica milenaria. Pues ahora tengo tantas cosas que contarles al respecto después del curso que no sabría ni por dónde empezar. Un mes intensivo de yoga transformó mi vida, mi cuerpo y mi espíritu, además de certificar lo complejo y extenso que puede llegar a ser el estudio del yoga. En fin, que después de tres semanas de deliberaciones conmigo misma sobre qué escribir,  he decidido retomar está muy personal columna donde la dejé: en los artículos que tenía pendiente de escribir previo el entrenamiento. Ahora que tengo con un poco más de experiencia con este estilo, les voy a contar sobre un tipo de yoga que probé hace unos meses en Colombo Sri Lanka y luego en Tailandia: el Yin Yoga.

Articulo relacionado: “El regreso del Yogui”

Uno de los centros de yoga en Colombo promocionó a finales del año pasado un taller de un fin de semana con este estilo de yoga del que no había oído.  Revisé un poco y se trataba de un yoga un poco más lento y restaurativo. Bueno no mucho mi estilo, me gustaba más el yoga activo vinyasa que te hace sudar mientras te mueves entre las posiciones rápidamente. Pero bueno a pesar de las dudas pensé que podría ser interesante y que era mejor probar todos estos diferentes tipos de yoga no comunes ahora que estoy en oriente, así que me apunté.

En la primera sesión tuve un episodio gracioso por andar haciendo estos cursos en un idioma que no es mi lengua nativa. El profesor explicó brevemente de qué se trataba este tipo de yoga y preguntó: ¿alguien aquí es cristiano?, a mí me pareció un poco fuera de lugar la pregunta porque no estábamos hablando de religión, pero bueno “estamos en Sri Lanka” pensé, la religión es un gran tema aquí y yo digo: Yo (más raro que la pregunta es que yo haya levantado la mano diciendo que soy cristiana, la única en la clase) y él dijo ¿si?, yo callada y confundida no entendía porque hacía una pregunta y después que le respondía no decía nada. De repente alguien al lado mío me dice: “¿tú tienes alguna pregunta? Eso es lo que él preguntó”, y yo: “Oh no, disculpa malentendi”. Todos se rieron en la clase, el profesor se disculpó por su acento neozelandés (un poco difícil para mí de entender evidentemente) y yo me disculpe porque el inglés no es mi lengua nativa. Para los curiosos, su pregunta fue: “does anybody have a question?” Y yo entendí: “does anybody here is a Christian?” Si una súper malinterpretada).

Te puede interesar: “Las 06 cosas que he aprendido viviendo en Asia por un ano” 

En fin que esa primera clase empezó al atardecer y a medida que la luz natural se iba yendo, las luz de las velas era apenas suficiente para ver la silueta del profesor mientras explicaba las poses (Asanas) que debíamos hacer, básicamente era posiciones sencillas que ya conocía de otras prácticas de yoga. Ah pero sencillas no quiere decir fácil de hacer. La dificultad con estas posiciones era que había que mantenerlas por varios minutos, dejando la gravedad hacer su trabajo. La idea era que estuviera cómoda, así que usé cojines y mi toalla de playa,  otras personas usaron almohadas. En fin que usamos todo lo necesario para estar acolchonados y cómodos.

Sigue leyendo

Paisajes

Mientras nuestra autora Amelie anda de vacación en Francia, les proponemos descubrir su blog personal donde comparte fotografías de sus viajes así como algunos tips que aprendió con su cámara. Este es uno de sus artículos, lean más en https://amelielelarge.wordpress.com/ y regresan pronto a nuestro blog para más artículos sobre el sur de Francia y Paris.

Quelques mots et des images

Des glaciers de Patagonie aux plages des tropiques en passant par les salines de Mediterannée et les randonnées en Colombie, voici quelques paysages qui ont marqué mes voyages. / From Patagonian glaciers to tropical beaches, going through the Mediterranean salines and hiking trails in Colombia, here are some landscapes that marked my travels.

salines de Malte salines de Malte/ Malta salines

Cape Cod Cape Cod

Barbade Barbade/Barbados

Patagonie Patagonie/Patagonia

El Peñol - West of Medellin

Barichara - Guane

Vous trouverez plus de contributions sur ce thème ici./ More landscape pictures here.

Ver la entrada original

Mi París en citas

Mi relación con París es muy especial: viví allá sola y muy joven para estudiar y no se me hizo una ciudad muy acogedora al principio. Mis amigas de la escuela venían de “la provincia” como yo y no nos sentíamos muy integradas con el resto de los alumnos parisinos. De hecho este término de “provincia” me parecía muy raro y peyorativa en esa época. Lo percibía como una manera de distinguirse y de valorarse del resto de Francia y no se me hacia muy justo. Como les conté antes, Francia es muy diversa y vale la pena que recorren otros lugares además de  su capital. Encontrarán otros artículos sobre mi país natal aquí. Ahora es cierto que tuve la suerte de vivir en el centro de Paris y que no podía dejar de admirar a edificios como la catedral de Notre Dame, la Basílica del Sagrado Corazón o la torre Eiffel, pero sentía que me faltaba todavía mucho para conocer la ciudad mejor.

Ahora, cuando empecé a trabajar en  París, algunos años después de esa primera experiencia es que empecé a disfrutarla. Primero como pasante, conocí a gente que vivían en París sin venir de allá y también a gente de París que habían vivido afuera y todos estaban más abiertos hacia los extranjeros. Era verano y me parecía lindo que me llevarán en motocicleta alrededor de la ciudad, hacer picnics en los numerosos parques y sobre los bordes de la Sena, descubrir barrios para relajar y tomar copas sin que sea tan caro.

« Dios inventó a los parisinos para que los extranjeros no entendieran nada de los franceses » Alexandre Dumas – escritor francés del siglo 19

Luego, cuando tuve un trabajo más fijo con un presupuesto más alto, se me hizo más facil todo y me empezó a encantar la ciudad de las luces (parece que así la llamamos porque se supone que fue en Paris que se inventó la iluminación pública con gas, aunque hoy el término se utiliza más bien para describir la belleza de la ciudad). Conocí más lugares para salir de noche como Bastille, la rue Mouffetard, el canal San Martín o el barrio latino. Disfruté de poder hacer shopping e ir a museos. Vi que la ciudad era diversa y que hay que darle tiempo para conocerla.

« Añaden dos letras en París: es el Paraíso »

Jules Renard – escritor francés

Sigue leyendo

Dulce France

Hasta ahora me parecía difícil escribir sobre viajar en Francia porque 1- es mi país natal donde viví por más de 20 años y 2- es un país muy turístico cual mucha gente conoce físicamente o por referencia. Por lo cual quería esperar hasta que lo visitara con mi novio que no conocía Francia,  y así observar con un ojo externo mi país. Este viaje lo hicimos la última semana del mes de diciembre 2014 y la primera semana del mes de enero 2015 en Normandía, Picardía (mi región natal) y París.

Pero hoy me parece todavía más complejo hablarles de Francia ya que mi país está viviendo una tragedia que no terminamos de entender aunque la prensa nacional e internacional lo ha relatado extensivamente: en París unos yihadistas franceses realizaron un atentado en un periódico satírico y mataron a 12 personas allá y luego a una policía y a 4 ciudadanos de confesión judía que se encontraban en un supermercado kosher. Atacaron a muchos símbolos nacionales y universales entre otros nuestra libertad de expresión, nuestra seguridad y nuestra fraternidad. Estas amenazas las recibimos desde afuera y adentro por mucho tiempo, pero frente a esta barbaridad la gente en Francia y alrededor del mundo se movilizó y expresó su tristeza y su enojo. Quizás no será suficiente para eliminar el odio y las amalgamas entre la religión y el fanatismo, que siguen desarrollándose internacionalmente, pero es un momento importante para nosotros y espero se prolongará con una reflexión y unas acciones para que nuestras diferencias no sean la causa de tanta violencia sino la ocasión de un enriquecimiento social y cultural.

La gente que ha visitado  Francia, no nada más a París, sabe que es un país muy diverso y bello que vale la pena recorrer, conocer y disfrutar. Antes de hablarles más sobre aquello, les dejo esta ficha introductoria en acuerdo con el modelo que creamos para familiarizarles con cada nuevo país a los cuales les introducimos.

Sigue leyendo

Viajar leyendo: 12 libros para el 2015

Un buen libro siempre te transporta a otros mundos, historias y culturas. Te hace viajar en el tiempo o en la galaxia. Y a veces es la chispa que te empuja a hacer tus maletas y recorrer el mundo.

Fue difícil seleccionar 12 de estos libros que me hicieron viajar, 12 como el número de meses que nos esperan en el 2015 y para que vayan preparando sus escapes del nuevo año. No quise escribir reseñas ni objetivas ni completas, sino transmitirles un breve recuerdo de mis encuentros con estos libros que seguro serán experiencias diferentes para ustedes.

Algunas de estas lecturas provocaron en mí sensaciones confusas de rechazo o de tentación, un primer encuentro con un mundo extraño que me ayudó a entenderlo mejor. Sigue leyendo

Bon voyage: el uso y desuso de las postales

Hace poco recibí una tarjeta postal de una amiga que me había visitado en Nueva York y conocía mi dirección de correo. Ella estaba viajando por Perú y me dio mucho gusto recibir este mensaje personal e imprevisto  en vez de solo ver sus fotos en Facebook como cualquiera de sus amigos. Así que añadí su tarjeta a las que me mandó mi papa cuando fue a la Guyana francesa por el trabajo. En mi familia guardamos el hábito de mandar postales cada vez que viajamos pero hacía mucho que no recibía una postal de un amigo. Desde niña me encanta escribir y recibir postales y lamento que hoy en día ya nadie hace el esfuerzo aunque la gente está viajando más.

Postal, sobre y sello de la Guyana francesa
Postal, sobre y sello de la Guyana francesa

Gracias a las bondades de la tecnología, enseñamos fotos directo por email o mensaje, las compartimos por redes sociales y perdimos el gusto de contar nuestros viajes por escrito.

Una buena razón para seguir escribiendo postales, es que nuestros amigos y familiares pueden leer y releer estas historias cuando gusten. También pueden ser muy bonitas y embellecer nuestra casa.

Sigue leyendo

Nominadas al Premio Liebster y nuestro primer mes!

liebster awardAl momento de cumplir nuestro primer mes en WordPress, nos dio mucha alegría recibir al mismo tiempo el Premio Liebster. Agradecemos a Carme del blog “La Viajera Incansable” por pensar en nosotras y nominarnos, nos encanta como la comunidad de wordpress es tan cercana, somos una familia. De verdad este mes ha sido increíble para nosotras, compartir nuestras experiencias y nuestras fotos, es dejar un poco de tí en cada publicación. El fantástico apoyo de nuestros amigos, familiares y de los demás bloggers, nos inspira a seguir adelante.

Así que para continuar con la tradición del Premio Liebster y motivar a nuevos blogueros, encontrarán abajo nuestras respuestas al cuestionario y a los blogueros que elegimos. Para que nos cuenten 11 cosas sobre ellos y que sigan con la cadena de nominaciones a otros blogueros. Esperamos que a ellos también les de una razón más para seguir escribiendo, seguir compartiendo y seguir disfrutando bloguear. Sigue leyendo

Colores y viajes

Hace poco escribí un artículo sobre el color rojo. Un bello color llamativo, que conlleva muchas emociones, como a la pasión y el peligro. Lo ilustre con fotos de Venezuela, Quebec, Brasil y Nueva York. Ahora y gracias a este desafío de colores lanzado por la viajera Ailsa, les quiero llevar a otros lugares, con otros colores explorando lo que transmiten o sus significados.

El color en sí expresa algo, debía declarar. Vincent Van Gogh

Cuando pienso al color rosa, no me atrae mucho porque automáticamente lo asocio con los juguetes y ropas de una pequeña niña, con lo cual ya no me identifico. Pero cuando veo a estas imágenes y otras fotos en rosa, se me hace como el color más hermoso, artístico y romántico sean en ciudades nuevas, como Nueva York o coloniales como Morelia y Valladolid en México.

Sigue leyendo