Comprendiendo la práctica de Yin Yoga

 

IMG_7302Para los que siguen la cuenta de Deregrino en Instagram, sabrán que estuve un mes en Tailandia el mes pasado certificándome como profesora de yoga, para los que no sabían aprovecho para contarles la buena nueva: Soy profesora de yoga 🙂 :). Por aquí por Desarrollo Peregrino les he contado un poco sobre mi amor por el yoga y de mi experiencia con esta práctica milenaria. Pues ahora tengo tantas cosas que contarles al respecto después del curso que no sabría ni por dónde empezar. Un mes intensivo de yoga transformó mi vida, mi cuerpo y mi espíritu, además de certificar lo complejo y extenso que puede llegar a ser el estudio del yoga. En fin, que después de tres semanas de deliberaciones conmigo misma sobre qué escribir,  he decidido retomar está muy personal columna donde la dejé: en los artículos que tenía pendiente de escribir previo el entrenamiento. Ahora que tengo con un poco más de experiencia con este estilo, les voy a contar sobre un tipo de yoga que probé hace unos meses en Colombo Sri Lanka y luego en Tailandia: el Yin Yoga.

Articulo relacionado: “El regreso del Yogui”

Uno de los centros de yoga en Colombo promocionó a finales del año pasado un taller de un fin de semana con este estilo de yoga del que no había oído.  Revisé un poco y se trataba de un yoga un poco más lento y restaurativo. Bueno no mucho mi estilo, me gustaba más el yoga activo vinyasa que te hace sudar mientras te mueves entre las posiciones rápidamente. Pero bueno a pesar de las dudas pensé que podría ser interesante y que era mejor probar todos estos diferentes tipos de yoga no comunes ahora que estoy en oriente, así que me apunté.

En la primera sesión tuve un episodio gracioso por andar haciendo estos cursos en un idioma que no es mi lengua nativa. El profesor explicó brevemente de qué se trataba este tipo de yoga y preguntó: ¿alguien aquí es cristiano?, a mí me pareció un poco fuera de lugar la pregunta porque no estábamos hablando de religión, pero bueno “estamos en Sri Lanka” pensé, la religión es un gran tema aquí y yo digo: Yo (más raro que la pregunta es que yo haya levantado la mano diciendo que soy cristiana, la única en la clase) y él dijo ¿si?, yo callada y confundida no entendía porque hacía una pregunta y después que le respondía no decía nada. De repente alguien al lado mío me dice: “¿tú tienes alguna pregunta? Eso es lo que él preguntó”, y yo: “Oh no, disculpa malentendi”. Todos se rieron en la clase, el profesor se disculpó por su acento neozelandés (un poco difícil para mí de entender evidentemente) y yo me disculpe porque el inglés no es mi lengua nativa. Para los curiosos, su pregunta fue: “does anybody have a question?” Y yo entendí: “does anybody here is a Christian?” Si una súper malinterpretada).

Te puede interesar: “Las 06 cosas que he aprendido viviendo en Asia por un ano” 

En fin que esa primera clase empezó al atardecer y a medida que la luz natural se iba yendo, las luz de las velas era apenas suficiente para ver la silueta del profesor mientras explicaba las poses (Asanas) que debíamos hacer, básicamente era posiciones sencillas que ya conocía de otras prácticas de yoga. Ah pero sencillas no quiere decir fácil de hacer. La dificultad con estas posiciones era que había que mantenerlas por varios minutos, dejando la gravedad hacer su trabajo. La idea era que estuviera cómoda, así que usé cojines y mi toalla de playa,  otras personas usaron almohadas. En fin que usamos todo lo necesario para estar acolchonados y cómodos.

Sigue leyendo

Aprendiendo a volar con Acroyoga

Aprendiendo a Volar con Acroyoga. Posición Pájaro de frente
Posición Pájaro de frente

Después de unos cuantos meses sin escribir en esta columna, quiero retomarla con un deporte muy divertido el Acroyoga. Mi exploración con los diferentes tipos de yoga no se ha parado desde que les conté la última vez sobre mi experiencia retomando el yoga y como es la práctica en Sri Lanka. He probado últimamente el Sattvic Vinyasa Yoga, Kripalu Vinyansa y el Ying Yang Yoga, pero hoy les voy a contar de Accroyoga, que a pesar de que no era desconocido para mí, nunca antes lo había practicado.

El Acroyoga combina técnicas de yoga, acrobacia y masaje tailandés. Es una creación reciente. A pesar de una pequeña controversia entre dos escuelas acerca quién es la creadora, el término se utilizó por primera vez en 1999. La mejor manera de practicar Acroyoga, es por supuesto con un profesor y al menos tres personas, uno que será la Base que estará abajo en el piso, el segundo participante será el Volador y el tercero será el observador/atajador, que estará ahí para proteger al que está “Volando” y corregir las posiciones si es necesario. Aunque en las fotos promocionales nunca se ve al observador/atajador, es necesario que esté y créanme que cuando estén volando van a querer tener a alguien al lado “por si acaso”.

Vemos dos observadores en esta posicion porque era un poco más dificil
Vemos dos observadores en esta posicion porque era un poco más dificil

Sigue leyendo

El regreso del Yogui

El Regreso del Yogui 2

Empecé a practicar yoga cuando tenía 21 años, en el momento que más lo necesitaba. Estaba en  esa transición de ser estudiante universitaria a ser profesional, cuando los años de alimentación universitaria estaban cobrándole a mi estómago y con otras situaciones personales que complicaban el panorama, pero que hicieron que mi práctica del yoga fuera tan fundamental en mis semanas. Cuando las cosas fueron mejorando y debido a que me mudé lejos del lugar donde entrenaba paré el yoga por cuatro años. Hasta que me mudé de mi natal Venezuela y retomé el yoga que tanto me gusta, por eso este artículo se llama “el regreso del yogui” (“the return of the yogui” para los nerds que entienden el chiste). Desde entonces he practicado yoga en Estados Unidos y Sri Lanka, dos países con diferentes perspectivas de esta anciana práctica. En este artículo les contaré las diferencias de la práctica del yoga en estos tres países y con que me quedo de cada una.

Sigue leyendo

24 horas y más en East village

Mi estancia en Nueva York me ha llevado poco a poco a vivir en el área que llaman East Village. Se ubica en Manhattan entre el East river (el río que separa Manhattan de Brooklyn), Broadway, Houston street y la calle 14. Para ser más precisa, cuando estoy en Nueva York, vivo ahora en Alphabet City que debe su nombre a la denominación de sus avenidas (Av A al oeste y D al este).

Por qué East Village? Si van de noche, se darán cuenta que esta área de Nueva York atrae a la juventud neoyorquina, sobretodo la que se quiere emborrachar hasta muy tarde. Se vuelve muy fiestero y los residuos de las fiestas nocturnas se acumulan como basura en la calle. Y la verdad es que hasta que viví aquí no entendía muy bien su encanto. Aquí descubrí una vida de barrio que no es tan común en Nueva York. Sigue leyendo